Trovador

Based in the article “trovador” from wikipedia

Este anexiono o sección no cita ninguna fuente o referencia (desde mayo de 2010).
Ayude a mejorar este artículo providenciando fuentes fiables e independientes, insertándolas en el cuerpo del texto o en notas de rodapé. Encuentre fuentes: Googlenoticias, libros, académicoScirus

Owain Phyfe, unm moderno trovador, actuando en una feria renascentista en 2003.

Trovador, en la lírica medieval, era el artista de origen noble del sur de la Francia que, generalmente acompañado de instrumentos musicales, como el alaúde o la cistre , componía y entonaba cantigas.

Normalmente, los trovadores eran hombres, pero hube trovadoras (en provençal u occitano trobairitz), también nobles. Sus correspondientes en las clases inferiores eran las jogralesas (joglaresses en provençal).

Tabla de contenido

El trovadorismo gallego-portugués

De más antigua manifestación literaria de gallego-portuguesa de que se tiene noticia es “Ora hace ost´el señor de Navarra”, escárneo político del portugués João Suenes de Paiva, datada alrededor de 1196 o 1198 . Al ser esa cantiga de más antigua registrada, la crítica fecha de estos años el comienzo de la lírica medieval gallego-portuguesa, aunque ya hace algún tiempo fuera cultivada. Se dan como fechas simbólicas de la muerte abrupta de esta estética ora 1350, año de la redacción del testamento del Conde de Barcelos, ora 1354, año en que muere este último mecenas. Después de esta época de esplendor se dio una etapa de transición decadente conocida como la Escuela gallego-castellana, que tiene su representación en numerosos autores activos entre la segunda mitad del siglo XIV y la primera del XV, recogidos en el Cancioneiro de Baena. Esta época es antesala de los Siglos Oscuros de la Galicia y del Quinhentismo en Portugal.

Esta poesía, de transmisión oral, creó a su redor un verdadero espectáculo trovadoresco (como señaló uno de los especialistas, Resende de Olivo), pues eran cantigas musicadas (el cual suponía un doble acto de creación), y contaban con varios agentes:

  • El trovador, poeta en lengua romance, inculto, creador de pretexto y músical.
  • El jogral, trabajador de procedencia humilde, asalariado pero con formación.
  • El segrel, poeta de la pequeña nobleza que interpretaba sus propias composiciones (y figura algo polémica en la crítica actual).
  • Las soldadeiras, dançarinas de la corte, muchas de las cuales tenían fama de prostitutas.
  • Y un público cortesão, receptor inmediato de los textos.

ES también interesante notar que, los siglos XIII y XIV, tal como resalta José D’Asunción Barros, había una verdadera batalla de designaciones en torno a la palabra “trovador”. Esto porque los poetas-cantantes de origen aristocrático querían reservar esta designación exclusivamente para sí mismos, de ella excluyendo los trovadores de otros orígenes sociales, para los cuales insistían en utilizar las palabras “menestrel” o “jogral”. Los jograis, pero, principalmente entre los trovadores gallego-portugueses, auto-se denominaban “trovadores”. De esta manera, según D’ASUNCIÓN BARROS, se instituía a través de los embates en los saraus trovadorescos una verdadera disputa por el derecho de utilizar la designación “trovador” (2007 Título no llenado, favor añadir)

Las cantigas eran manuscritas y coleccionadas en los llamados cancioneiros (libros manuscritos también, hechos por iniciativa de nobles o, más tarde, humanistas, que reunían gran número de trovas ). Se conocen cuatro grandes cancioneiros, todos aparentados genéticamente. Y de estos, tres son fundamentales: el “Cancioneiro de la Ayuda”, el “Cancioneiro de la Biblioteca Nacional de Lisboa” y el “Cancioneiro de la Vaticana” (este dos últimos son conocidos como los apógrafos italianos). Contamos también con la información que traen seis documentos breves, entre los que cumple destacar la Tavola colocciana, un listado de autores y cantigas, y el Pergaminho Vindel, manuscrito que transmite las mismas siete cantigas de amigo de Martín Codax que constan en los cancioneiros, pero musicadas.

Cultura Brasileña (Sur)

En el Río Grande del Sur, Brasil, “trovador” es el repentista que improvisa en sextilha en el estilo de trova. La mayor referencia de este estilo artístico en el Brasil es Gildo de Freitas.

Después que Luiz Otávio (Gilson de Castro) y J. G. de Araújo Jorge promovieron los “I Juegos Florales de Nueva Friburgo”, Río de Janeiro, Brasil, en 1960, dando proyección nacional al evento, que perdura hasta nuestros días, Trovador también pasó a ser la designación del poeta que hace trova literaria.

Ver también

  • Menestrel
  • Trovadorismo
  • Jogral

Conexiones externas

los cuadros cubistas representan una forma directa para un contexto de muestran el arte como ella podría realmente ser entendí! no sólo el modo q enchergamos el arte y realmente correcta, sin embargo debimos verla con los ojos de la belesa y así poder ver lo que el artista quise decir ,con el arte que viene de dentro de él :

la belesa de una ciudad, en las flores , en las personas y sí en la humanidad.

Obtenida de “”