Judíos

Un artículo de Encydia, la enciclopedia libre.

Artículo detallado : El exilio de Babilonia.

El reino de Samarie ha sido invadido y destruye porAsiria 722 av. J.-C., Que ha hecho una de sus provincias. El reino de Juda survécut hasta su destrucción por las Babyloniens -586 y a la deportación de una parte de su población en Babilonia (sin duda esencialmente la élite). « El VIe siglo av. J.-C. Ha sido decisivo en la historia de los Judíos. De hecho, se puede decir que constituye la verdadera incoación, porque ve operarse una mutación fundamental : el final del tiempo de los Hébreux y del hébraïsme, el nacimiento del tiempo de los Judíos y del judaïsme[42] ». El destino de los Israélites del Sur, particular de la élite déportée en Mesopotamia deviene totalmente diferente de aquel de los Israélites de Norte.

La población instalada en Babilonia parece haber roto de modo definitivo con el polythéisme. Biblia cesa en efecto sus acusaciones regulares sobre este tema. Las formas fundamentales del monothéisme judío parecen estarse definitivamente impuestas en la prueba del exilio.

Los Judíos ya no serán independientes antes la monarquía hasmonéenne, hacia -140. Ya no vivirán exclusivamente Judée, pero se difundirán progresivamente a través de Oriente Medio a marchar de la Babylonie.

Después de la liberación de las exilés por el Emperador perse Ciro II -537, éste les da el permiso de volver en su país de origen y de rebâtir el templo de Jerusalén destruye -586. Las poblaciones del antiguo reino de Samarie proponen entonces su ayuda. Ésta es rechazada[43], y las Samaritains son acusados de no estar de puros Israélites, pero de los inmigrantes de origen assyrienne que imita los Israélites : « El rey de Asiria hizo venir de la gente […] y las establece en las ciudades de Samarie al lugar de los niños de Israel […]. Temían también el Eterno […] y servían al mismo tiempo sus dioses según la costumbre de las naciones de donde se los había transportés[44] ».

El exilio tiene en efecto modificado las identidades ethno-religiosas. Para los ancianos exilés de Babilonia , la tierra de Israel es mal conocida. Los antiguas definiciones son réinterprétées. La cautividad de Babilonia ha creado los Judíos en el sentido actual del término. Las poblaciones que se reclaman ancianos Israélites son repartidas ahora dos grupos que practican religiones cercanas : los Judéens y los Samaritains, todas dos bajo dominio perse, y más tarde séleucide.

Dos elementos parecen marquants en la ruptura :

  • Los Samaritains han ubicado su templo sobre el montGarizim , cuando los Judíos han ubicado lo les a Jerusalén .
  • Los Samaritains son acusados de no ser de ascendance israélite, pero de alegrarse de comportarse como de los Israélites.

Otra acusación judía existe, aquella de practicar el polythéisme. No parece sin embargo pas suficiente a justificar la discrepancia. En efecto, el tratado menor Massekhet Koutim[45] del Talmud de Jerusalén admite que los Samaritains ya no son polythéistes[46]. Pero la acusación de no estar de ascendance israélite subsista. Con la centralité del mont Garizim, aparece pues como central en el vertido.

Es a la vez la religión, la política y la noción de pueblo que funda pues el vertido de los Samaritains y la estructuración de una identidad judía diferente. Es no sólo aquella de monothéistes que siguen Biblia (como las Samaritains), pero que afirman igualmente al menos tres fuertes especificidades : de mejores prácticas religiosas (como la centralité del templo de Jerusalén), una fidelidad política y  nacional » en el reino Judéen[47] y la pertenencia en un pueblo claramente diferenciado por su origen supuesto (los « verdaderos » Israélites).

El tiempo del Talmud

Artículos detallados : Zélotes, Sadducéens, Pharisiens y Talmud .

Los Judíos de Palestina devienen minoritarios en el judaïsme global. Trento por ciento de los Judíos del imperio romain viven en Palestina según un censo que data delemperador Claude, en medio del Ier siglo[48]. De numerosas comunidades que viven en el este del imperio, particular en Mesopotamia y en Persia, la población judía palestina no representa pues probablemente que 25 % del total de las comunidades[48]. Aquellas-si se difunden a través de Oriente Medio y particular en Egipto, donde los Judíos hellénisés prospèrent.

La definición estrictamente nacional del  pueblo Judío » (una lengua, un territorio, una dirección política) se estompe pues. A pesar de algunos principios generales (centralité de Jerusalén [49], Dios Uno y Único, destino particular del pueblo Judío), el judaïsme del Segundo Templo (de -515 a +70) estalla y se dilue en una multitude de corrientes y de sectas. Algunos se reconocen en los Rabbanim[50], otros en los sacerdotes del Templo, algunos aceptan la Torá oral, otros no, algunos aceptan libros de Biblia que otras rechacen (Ver los libros aceptados por la versión griega de la Septante y rechazados por el Tanakh hébraïque, los libros “intertestamentaires”, los libros deutérocanoniques), algunos profesan la eternidad del mundo cuando otros son créationnistes, algunos profesan la inmortalidad del alma (pharisiens) que otras rechacen (sadducéens[51]), algunos se muestran abiertos a los convertidos cuando otros los rechazan, algunos se muestran abiertos a la cultura hellénistique (dominante en Oriente Medio de la época), que otras se hacen un punto de honor de rechazar.

Después de la destrucción del segundo Templo de Jerusalén en el año 70, esto judaïsme estallado pierde su autoridad central. El pueblo judío pierde también progresivamente su Estado, reduce primeramente en el estatus de reino vassal por los Romains, después finalmente suprimido para devenir una mera provincia. Finalmente, una nueva religión aparece, el cristianismo. Salido del judaïsme, cuyo templa las reglas estrictas (respeto del Shabbat, circoncision, prohibidos alimentarios, prohibición de las imágenes[52]…) El cristianismo primitif pone el universalisme en antes. Las referencias en el  pueblo judío » y al  reino de Juda » (cuyo el rétablissement era esperado por los Judíos) desaparecen desde el final de la Ier siglo.

El judaïsme pharisien, que se puede a partir de ahora calificar de ortodoxo (el término no será utilizado que al XIXe siglo), acto paralelamente el final práctico de la dimensión nacional del hecho judío : deviene prohibido, después del final de los Zélotes ( 67-73 EC) después el aplastamiento de la revuelta de Bar Kokhba ( 132-135 EC), de combatir para el rétablissement de un Estado judío[53],[54]. Estas derrotas son interpretadas como una manifestación del rechazo divino de restablecer la soberanía judía sobre la Tierra santa. En teoría la idea nacional es conservada sin embargo, ya que la creación de un nuevo reino de Israel queda esperada para la avènement de los tiempos messianiques.

Sin duda por compensación a esta evolución, el judaïsme ortodoxo ha conservado en cambio e incluso reforzado la definición de los Judíos como pueblo, frenando fuertemente las conversiones al judaïsme, percibidas como un factor de dilución. Bastante numerosas en la antigüedad[55], éstas devienen marginales, reforzando el particularisme étnico.

Privado de centralité religiosa y política, amenazado por el prosélytisme cristiano, el judaïsme va a reestructurarse en profundidad.

La página de guardia del Talmud.

Ante la amenaza de dilución y de olvido de la tradición, las Prudentes pharisiens deciden de poner la Torá oral por escrito, rompiendo así con un tabú antiguo[56]. La Michnah es redactada entonces, al IIe siglo, por los Tannaïtes. Se presenta « como un código de ley, en algún tipo los decretos de aplicación de la legislación bíblica. Es dividida seis partes […] 1. Las leyes agrícolas ; 2. Las fiestas ; 3. La legislación familiar ; 4. El derecho civil y penal ; 5. El culto del templo ; 6. Las leyes de pureza[57] ». Entre el IIe y la V e siglo, cada artículo de la Michnah es comentado detalladamente en la Guemara[58]. « Es en el conjunto Michnah (leyes) y Guemara (comentario de las leyes […]) que se dio el nombre de Talmud[59] », cuyo hay dos versiones : el Talmud de Jerusalén y aquel de Babilonia, salidos de las academias religiosas de estas dos grandes centros de estudio, y acabadas a las IVe y V e siglos.

A la salida de este trabajo, la cara del judaïsme ha cambiado, las discrepancias de interpretaciones entre sectas que parecen pertenecer en el pasado, al beneficio de un sólido corpus de reglas religiosas unificadas.

Fuerte de sus adaptaciones frente a la destrucción estatal judío, es el judaïsme ortodoxo que va a ser la estructuración ideológica principal de las dos miles años de existencia judía puesto-exilique.

De Inglaterra en China

Artículos detallados : Ashkénaze, Sépharade, Falashas, Judíos en China y Judíos en India.

Un Judío en rezo en una Synagogue, en Irán, 1999.

Un Judío de Chişinău (Moldavia), hacia 1900.

Los Judíos se son muy ampliamente difundidos sobre el planeta, de Inglaterra o de Marruecos en China, de Polonia enEtiopía .

No obstante, el esencial de esta dispersión es postérieur al triunfo religioso de los pharisiens, entre los IIe e IVe siglos. A esta fecha, los Judíos eran todavía esencialmente difundidos a Oriente Medio y en el estanque mediterráneo[60].

Cuando la expansión hacia Europa, India o China comienza, las diferentes sectas judías han desaparecido ya en el provecho del judaïsme pharisien, nuevo judaïsme ortodoxo. De este hecho, fuertemente estructurado por los Talmuds, las comunidades cada vez más dispersées no han estallado en grupo religioso rivales, las prácticas que quedan bastante homogènes en el espacio y en el tiempo. Se puede citar la excepción de las Falashas, cuyas ningún no conoce claramente el origen, o aquella de los grupos en el transcurso de asimilación durante su redécouverte por el judaïsme (como los Bene Israel de los Indes), cuya desviación «  » venía más del olvido que de una voluntad de innovación religiosa.

La sola verdadera impugnación interna al judaïsme unificado por los pharisiens será aquella del Karaïsme, un movimiento religioso sobre todo inciden entre los VIIIe y XI e siglos, discutiendo la validez de la Torá oral.

Si las características religiosas de las poblaciones dispersées han quedado bastante estables, sus características étnicos (apariencias físicas) se han modificado sin embargo, por conversión, viol o matrimonios mixtos, pero sin modificar de modo notable la definición tradicional del Judaïsme.

La Haskala , y sus consecuencias

Artículos detallados : Haskala, Judaïsme liberal y Judaïsme conservador.

Moses Mendelssohn, El fundador de la Haskala.

Antes la Haskala.

La cultura de los Judíos fue mucho tiempo aquella del ghetto y de la dhimmitude (estatus de dhimmi ). Los fichas materiales de la política y del culto que ha sido détruits, éstos se estaban desplazados hacia las propiedades del estudio y la religión. Las persecuciones, expulsiones y masacres que alternaban con periodos de calma relativa eran vividas como el cumplimiento de las palabras del Deutéronome « El Eterno te dispersera entre todos los pueblos, de una extremidad de la tierra a la otra […] El Eterno devolverá tu cœur agitado, tus ojos languissants, tu alma souffrante[61] ». El fracaso de las revueltas llevadas por las Zélotes después Bar Kokhba habían reforzado el pueblo en esta percepción de un exilio querido por Dios, y el Mesias hilos de David, de figura política que era, había sido transmué en personaje eschatologique. Los Judíos se veían pues como un  pueblo en el seno de las naciones », mantenido por el judaïsme (que se no llamaba todavía ortodoxo), esperando pacientemente su délivrance de Dios .

La Haskala.

Bajo la influencia de la filosofía de las luces, una corriente intelectual judío aparece al finalizar el XVIIIe siglo. La idea fundamental de la Haskala es la salida del ghetto, la entrada en la modernidad occidental, a través de una educación no exclusivamente religiosa, la iniciación en la economía moderna, y gracias a la mejora de las relaciones entre los Judíos y los pueblos en el seno desquels viven. Esta corriente va a suscitar varias reacciones en el seno de los Judíos, conduciéndolos a veces a modificaciones profundas de la percepción de su identidad.

La reforma del judaïsme

El movimiento reformado apparait en Alemania en la primera mitad del XIXe siglo. Fuertemente influido por la Haskala, ha compuesto de hecho corrientes, considerando el judaïsme como formado de un núcleo moral a conservar, y de una écorce ritual a abroger o a reformar. La noción de « pueblo judío » ella-misma ha limitado, ver discutida, al nombre de una mejor integración en las sociedades occidentales. Los Judíos tienen que comportarse, expresarse, se éduquer y vestirse como sus concitoyens, renunciar a su particularisme cultural, a sus lenguas (como el yiddish), a su ropa tradicional, a sus barrios específicos, y el judaïsme tiene que devenir una religión privada, acorde con la sociedad y sus valores.

El culto es reformado entonces sobre el modelo protestante, la cacheroute (leyes alimentarias judías) es olvidada mayoritariamente y el abandono de las prácticas tradicionales va en ciertos hasta proponer el abandono del chabbat y de la circoncision. La liturgie es simplificada, los libros de rezos (siddour) son redactados alemán y no hébreu, los servicios abreviados, enriquecidos de un sermon y de un acompañamiento musical. De esta redefinición del hecho religioso judío orientado sobre la adhesión a una religión interiorizada, resalta que la dimensión de « pueblo separado » tiene que desaparecer o ser atenuada.

El impacto de la reforma provoca entonces la formación de nuevas corrientes religiosos, favorecedores u opuestos a ésta.

Ella engendre primeramente lo ultra-ortodoxia judía, que recomienda el exacto inverso de los valores de la reforma, que adopta un séparatisme bastante estricto, y que refuerza la práctica del judaïsme al precio de una ruptura con la modernidad.
Es rechazada igualmente por las  ortodoxas modernos », que se dejan sin embargo penetrar por ciertas ideas de la Haskala, conciliando una vida moderna con la tradición, y que están en su juntos claramente menos rebeldes al sionisme que los precedentes.
En reacción en la reforma, pero igualmente al endurecimiento de laortodoxia, nait la crítica positiva-histórica del rabbin Zecharias Frankel que intenta en la segunda mitad del XIXe siglo de conciliar tradición y modernidad. Esta corriente, partidario de una más gran agilidad ritual que las ortodoxas, ha sin embargo una visión del judaïsme bastante similar, sobre todo en su dimensión política. Esta opinión « centriste » se individualiza en Estados Unidos 1902 bajo el nombre de Conservative Judaism.

El nacionalismo

Artículos detallados : Historia del sionisme, Sionisme y Antisemitismo .

La Haskala ha expresado en el origen una voluntad de hacer Judíos de los ciudadanos como los demás. Pero una de sus interpretaciones será en la segunda mitad del XIXe siglo de hacer un pueblo como los demás, es decir dotado de un Estado.

Históricamente, los profetas delexilio a Babilonia (sobre todo Ezéchiel) estuvieron los premiers a expresar la nostalgia de Sion . Bajo su influencia religiosa, un modesto núcleo de Judíos permaneció siempre entierra de Israel, y de los pequeños grupos de judíos religiosos « subían » regularmente Entierra de Israel desde la antigüedad, a menudo después de los accesos de persecuciones anti-judías, sobre todo hacia las ciudades santas de Safed , Tiberiades, Hebrón y Jerusalén . No obstante, la esperanza se resumía el más a menudo a un rezo pronunciado a Pessa’h , « El año próximo en Jerusalén ».

Estos desplazamientos no implicaban ningún proyecto político. El eschatologie judía espera la renaissance del reino de Israel, pero ésta es renvoyée a la venida de un messie, al finalizar los tiempos[62].

El sionisme de los comienzos es de otra naturaleza. Bajo la influencia de la revolución francesa, el nacionalismo moderno se difunde en toda la Europa durante el XIXe siglo, particularmente entre los pueblos sin estado nacional (Polaco, Irlandés o Húngaro ), o divididos en varios Estados (Alemanes, Italianos). La idea nacionalista acaba por tocar los Judíos, privados de Estado, y mismo de territorio. Deviene particularmente popular en Europa del Este, donde los Judíos no son al principio del XXe siglo no todavía émancipés, sometido además a la presión delantisemitismo y de los pogroms. Al finalizar el XIXe siglo, los antiguas temáticas religiosas de « regreso a Sion » se transforman en un proyecto político. La primera organización que se puede calificar de « sioniste », los Amantes de Sion, es fundada 1881.

Theodor Herzl, Creador de laOrganización sioniste mundial, 1897.

El asunto Dreyfus ve el antisemitismo tocar fuertemente Francia de los años 1890, sin embargo el primer país occidental a haber émancipé los Judíos, 1791. La decepción y el choque en los Judíos occidentalisés son de entidad, y catalysent fuertemente el desarrollo de la nueva ideología. La Organización sioniste mundial es creada entonces 1897, por Théodore Herzl.

Esto messianisme laico y político, sin messie personnifié, irrita tanto los Judíos ortodoxos que los partidarios de la asimilación. En regreso, el sionisme aparece como relativamente indiferente al religioso, ciertas corrientes de izquierda (anarcho-sionisme, Poale sion, Hachomer Hatzaïr) estando incluso vigoureusement hostiles. La pequeña corriente ultra-nacionalista cananéen irá todavía más lejos, que se reclama del paganisme, y de una identidad hébraïque no judía[63].

que Se pulsa las ambiciones coloniales británicas a Oriente Medio , el movimiento sioniste obtiene por la declaración Balfour (1917), la conferencia de San Rémo (1920) y el mandato de la Sociedad de las Naciones (1922) un  Hogar nacional judío » en Palestina, contra el parecer de los Árabes palestinos que temen de estar a plazos dépossédés. Palestina es ubicada entonces bajo mandato británico : se habla para este periodo de « Palestina mandatario ».

De 1918 a 1948, la inmigración sioniste es de entidad, y la población judía pasa de 83 000 personas a 650 000. El crecimiento es debida menos en una fuerte natalidad que en una fuerte inmigración, debida al antisemitismo y a los disturbios políticos en Europa.
Esta inmigración sioniste es condenada por las autoridades religiosas, a veces violentamente. El Rav Elchonon Wasserman asimila así los sionistes a descendientes de Amalek, que quiso destruir el pueblo judío, y los devuelve responsables de toda desgracia que agobia los Judíos en tierra de Israel, por castigo divino. Boruch Kaplan, Un superviviente de la masacre de Hebrón de 1929 , entonces estudiante de la Yeshiva ortodoxa de la ciudad, y más tarde rabbin, mantuvo siempre las sionistes para responsables de la masacre. Los Judíos de las antiguas comunidades de Palestina, muy religiosos, no se mezclan en los inmigrantes sionistes.

Sin embargo, la Shoah , destrucción masiva del judaïsme diasporique europeo, modifica fuertemente el curso de las cosas. Durante ésta, el Judío es definido por criterios raciales más que religiosos. Se puede leer en esta tendencia delantisemitismo moderno, por oposición a la antijudaïsme religioso tradicional, la influencia de los nacionalismos europeos nacido al finalizar el XVIIIe siglo, con mucho gusto laicos. A su modo, el antisemitismo es la vertiente radical y hostil de la redefinición nacional y étnica del judaïsme, redefinición común en los nacionalismos europeos, del sionisme al ultranationalisme anti-judío.

Continuación a la Shoah, lo ultra-ortodoxia judía se scinde Agoudat Israel, aceptando el sionisme sin reunirse oficialmente, y la Edah Haredit, rechazando radicalmente el sionisme y el Estado de Israel[64].

La creación estatal de Israel

Artículos detallados : Plan de reparto de Palestina, Guerra de Palestina de 1948, Historia de Israel y Ley del regreso.

David Ben Gourion que pronuncia la declaración de independencia.

El 15 de mayo de 1948 es proclamado el Estado de Israel. La declaración de independencia del 14 de mayo indica « Eretz Israel es el lugar donde nació el pueblo judío. Es allí que se formó su índole espiritual, religioso y nacional. […] Obligado al exilio, el pueblo judío permaneció fiel al país de Israel a través de todas las dispersiones, rezando sin cesa para volver, siempre con la esperanza de restaurar su libertad nacional. […] Es además, el derecho natural del pueblo judío de estar una nación como las demás naciones y de devenir maestro de su destino en su propio Estado soberano. […] El Estado de Israel será abierto enla inmigración de los Judíos de todos los países […] garantizará la llena libertad de conciencia, de culto, de educación y de cultura. […] Confiando en el Eterno todopotente, firmamos esta declaración sobre el suelo de la patria[65] ».

Las referencias en el  pueblo judío » (término utilizado ocho vez en el texto) son hechas esencialmente bajo el ángulo nacional : los términos « nación », « nacional », « país » o « Estado » aplicado en el  pueblo judío » o a la  tierra de Israel » son utilizados 39 vez.

A la inversa, las referencias en la religión judía han limitado en tres pasajes. Está en la salida hecha mención de la  índole espiritual, religioso y nacional » del pueblo judío, que ha hecho « donativo de Biblia al mundo entero ». Es más lejos indicado que « el pueblo judío permaneció fiel al país de Israel a través de todas las dispersiones, rezando sin cesa para volver », pero la noción de rezo puede aquí interpretarse de modo religioso o laico. La última alusión en el religioso es también la más apoyada, ya que indica que las firmantes de la declaración de independencia son « confiants en el Eterno todopotente ».

La declaración de independencia retoma el transcurso que era mayoritariamente aquella del sionisme desde su origen : reforzar fuertemente la dimensión nacional del hecho judío (la noción de pueblo débouchant para los sionistes de modo estrecho sobre la noción de nación), y atenuar su dimensión religiosa, pero sin negarla.

La primera versión de la ley del regreso (1950), precisa que todo Judío tiene derecho a la emigración hacia Israel, pero no precisa este que es un Judío. Los primeras instrucciones ministeriales datos indicaban de en otro lugar que toda persona que se reivindica de buena fe como judía tenía que ser aceptada. El Estado judío negaba a regresar así en una definición religiosa de la judaïté, e insistía más bien sobre una visión más nacionalista : el sentimiento común de pertenencia.
Esta visión es igualmente para una buena parte al origen de la evolución de la ley continuación en el asunto del  hermano Daniel », nacido Oswald Rufeisen, antiguo militante sioniste convertido al catholicisme. Según la Halakha[66], queda Judío independientemente de su religión. Pero el Estado de Israel no quería encontrarse con  Judíos cristianos » o de los  Judíos musulmanes » oficialmente reconocidos. La aplicación estricta de la Halakha habría desembocado paradójicamente en una ruptura total del vínculo entre las nociones de Judíos como pueblo y de judíos como religión, los Judíos que devienen puramente un pueblo. Es en este objetivo que fue votado la enmienda de 1970 que precisa « « un Judío » designa una persona nacida de una madre judía o convertida al judaïsme y que no practica otra religión[67] ».

Desde 1970, el Estado es en conflicto larvé con los ortodoxos en propósitos de esta enmienda, éstos reclamando, sin éxitos, que sea precisado en la ley que solas las conversiones hechas según la Halakha de las ortodoxas son aceptadas. Lo que representaría una ruptura con el potente judaïsme estadounidense, mayoritariamente reformado. Indigne este rechazo, el Estado ha aceptado también de reconocer como Judíos los Samaritains y los Karaïtes, pequeñas comunidades rechazadas por las ortodoxas.

En la tensión antigua entre definición de los Judíos como pueblo/ nación, y aquella de los judíos como religión, el Estado de Israel favorece pues claramente una visión nacional del hecho judío, rechazando a este título la aplicación estricta de las leyes religiosas, pero tomando igualmente bien cura de no romper con la religión judía. Ésta guarda de en otro lugar un estatus oficial : el rabbinat ortodoxo es una institución de Estado, y los rabbins ortodoxos tienen el monopolio del matrimonio de los Judíos que viven en Israel, incluso de los no-creyentes.

Que es Judío : religión judía y pertenencia judía

Hasta la segunda mitad del XVIIIe siglo, los términos  Judíos » y « afiliados al judaïsme » eran prácticamente synonymes[68].

Esta identidad religiosa no era absoluta. Así, según Daniel Boyarin, una interrogación sobre la distinción entre la noción de Judío y de judaïsme existía en la Antigüedad después de Platón en los Judíos hellénisés de Alejandría[69]. Asimismo, la halakha (ley religiosa judía ortodoxa) no impone la práctica religiosa para pertenecer en el pueblo judío, ya que para ella, incluso un Judío convertido en otra religión resto Judío[70].

No obstante, estas ideas quedaban marginales o teóricos. El  pueblo de Israel » que está considerado como haber sido querido por Dios para recibir Sus preceptos, separar ambas nociones no había mucho de sentidos en sociedades tradicionales muy marcadas por la religión. Las formas tomadas por esta religión a través de la historia y el espacio han sido sin embargo diversificadas (judaïsme ortodoxa, karaïsme, Falashas).

A contar del XVIIIe siglo, aparece en Occidente el movimiento de las Luces. Éste, bajo la influencia de las filosofas franceses, pretende fundar un pensamiento político y social despejada del religioso (pero no obligatoriamente anti-religiosa). Desde el final del XVIIIe siglo aparece la vertiente judía de este movimiento, la Haskala . que Recomienda valores profanas, suscita nuevas interrogaciones, en los Judíos y en los no-Judíos, sobre las eventuales definiciones no-religiosas del hecho judío.

Los judíos como religión

Artículos detallados : Corrientes del judaïsme y Conversión al judaïsme.

Rabbins Dirigentes de la dynastie de las Hassidim ultra-ortodoxas de Tchernobyl.

Aunque haya sido mucho tiempo el rasgo considerado como determinante para los Judíos, el judaïsme no es una entidad monolithique, ni incluso unitaire.

Antes el VIe siglo AEC, Biblia habla de Israélites polythéistes, syncrétistes, idolâtres, rezando únicamente Baal u otros dioses « extranjeros », lo que es confirmado al menos en parte por el archéologie (cf. supra). No hay pues en la época de religión unificada, y el hecho israélite aparece más como « nacional » que como estrictamente religioso.

Después del regreso de los exilés de Babilonia, la religión mosaïque estalla entre Judéens (Judíos) y Samaritains , estos últimos récusant la interpretación de los profetas y la centralité de Jerusalén .
El judaïsme del Segundo Templo es le-mismo lo uno del plus diversificado de la historia judía : indigne las sectas mejor conocidas (esséniens, zélotes, pharisiens, sadducéens…), hace falta añadir aquellas de las que se no conoce mucho que el nombre : nazaréens, gnostiques, Minim (probablemente los premiers cristianos). El Segundo Templo de Jerusalén y los grandessacerdotes, teóricamente autoridad central en el judaïsme, son rechazados por los Judíos de Éléphantine y los Esséniens.

Después de la unificación religiosa realizada a través de las Talmuds por las pharisiens (que acuestan por escrito la ley oral que funda su especificidad), entre las IIe y V e siglos, el judaïsme aparece como más unificado. Esto judaïsme unificado va a conocer sin embargo, a marchar del VIIIe siglo, la impugnación de las karaïtes, rechazando totalmente la ley oral pharisienne. Paralelamente, de las comunidades aisladas, olvidando o que ignoran las Talmuds y las rabbins, como los Judíos de los Indes o los Beta Israel (Falashas, término péjoratif) de Etiopía desarrollan una fuerte especificidad.

A contar del XIXe siglo, la Haskala entrena por un lado la reforma del judaïsme, que cuestiona de la ley oral[71], incluso de la ley escrita ella-misma, de la otra la reivindicación del nacionalismo judío que minimiza fuertemente la dimensión religiosa del hecho judío, número de Judíos reivindicados, incluso nacionalistas, rechazando así toda religión. El judaïsme estalla una nueva vez : el término  ortodoxo » aparece para definir lo que era hasta allí forma dominante del judaïsme. Al seno de este judaïsme ortodoxo mismo, diferentes tendencias se dibujen (pero sin ruptura oficial), desde el fidéisme absoluto de los haredim hasta la abertura de las  ortodoxas modernos », a menudo considerados con sospecha por los premiers. Entre el radicalismo de los ultra-ortodoxos y de los premiers reformados, de los judíos, que buscan moderniser sus tradiciones sin abandonarlas, forman el judaïsme liberal y el judaïsme conservador, así como otras corrientes menos de entidad, como el Judaïsme reconstructionniste.

Un Samaritain y una Torá samaritaine.

El Judaïsme histórico no es pues encarnado por una sola corriente. Hay de en otro lugar varias versiones de Biblia, aproximadamente poco diferentes : Biblia hébraïque (que comporta 24 libros), Biblia samaritaine (que no reconoce de autoridad que al Pentateuque y al Libro de Josué), la Septante (que comporta libros deutérocanoniques), así como de las versiones menos « canoniques » como los manuscritos de Qumrân, Biblia de las Esséniens. De las tradiciones complementarias (Talmuds y Midrash del judaïsme rabbinique, hēḳeš y sevel ha-ǝrūšāh del judaïsme karaïte, mēmar de las Samaritains) acentúan todavía más las discrepancias. Las fuentes de las unos son rechazadas por los demás, y la grada de su autoridad, absoluta o relativa, puede igualmente hacer debate entre los que los reconocen. A esta diversidad de textos o de interpretación se añade finalmente los particularismes relacionados a la dispersión de las poblaciones que se consideran como descendientes de los ancianos Israélites durante 2 500 años sobre una de entidad parte del planeta.

Discrepancias de textos, discrepancias sobre la interpretación de los textos, ausencia de centralización religiosa, diversidad de épocas y diversidad de país tienen pues producido de las discrepancias religiosas no négligeables. El judaïsme, aunque que ha justificado el mantenimiento de una especificidad judía durante las diásporas judías, no es ni unitaire ni incluso la sola forma de judéité para el conjunto de los Judíos reivindicados.

Los Judíos como pueblo

Según el Larousse encyclopédique de 1987, un pueblo es un  conjunto de hombres que viven o no un mismo territorio y que constituye una comunidad social o cultural ». Hay no obstante una gran diferencia entre la noción moderna de pueblo, aparecida en conexión con la idea de nación, al finalizar el XVIIIe siglo y el sentimiento de pertenencia que podía existir, en poblaciones rurales que vivir hay tres miles años.

La idea de la permanencia de un pueblo judío »

Bien antes esta definición moderna, Biblia había definido las Israélites como pueblo. Las ocurrencias del término « pueblo de Israel », haciendo continuación a aquel de « Niños de Israel », que insisten sobre un origen común, son particularmente numerosas, y este desde el Deutéronome, libro que la mayoría de las tenants de la crítica bibliste[29] opinan haber sido el premier puesto en forma, hacia el final del VIIe siglo av. J.-C.. Las referencias designan un grupo endogame (no que se mezcla en los demás pueblos) « Callado no contraerás punto de matrimonio con estos pueblos, callado no darás punto tus hijas en sus hilos, y callado no tomarás punto sus hijas para tus hilos[72] », teniendo una relación directa con Dios « Perdona, ô Eterno ! a tu pueblo de Israel, que has recomprado[73] », y que ocupa un territorio, « el país cuyo el Eterno, tu Dios, te da la posesión[74] ».

En los libros más tardíos de Biblia aparece una nueva noción, aquella de « pueblo judío ». Al sentido estricto, los Judíos, o Judéens, son los Israélites del sur, que vive el reino de Juda. No se trata pues de una noción religiosa, las reglas religiosas que son supuestas aplicarse de modo indifférenciée a los Israélites del norte y del Sur, pero de una noción geográfica y política. práctico, los Israélites del norte que ha desaparecido (tesis de las diez tribus perdidas) o siéndose transformados Samaritains (tesis de las Samaritains, rechazada por los Judíos), los Judíos se han considerado como los últimos Israélites, los términos « pueblo judío » que deviene para ellos (y a su continuación para los cristianos) synonyme de « pueblo de Israel », synonymie rechazada por las Samaritains. Así, aunque cada grupo se reivindica « pueblo de Israel », el vertido mutuo de las dos comunidades ha entrenado practique la creación de dos pueblos diferentes, cada uno con su territorio, sus costumbres y su dirección.

Después de la dispersión de los Judíos a través del planeta, el sentimiento de estar un pueblo ha quedado una obligación religiosa. Al contrario del cristianismo, le-mismo salido del judaïsme, este último ha rechazado todo universalisme religioso, y particular toda conversión en masa de las  naciones » (Goyim) al sentido bíblico, es decir de los no-judíos.

Críticos de la idea de los Judíos como pueblo

Por una excepción bastante escasa en la historia judía, una parte de los premiers judíos reformados del XIXe siglo ha favorecido una aproxima esencialmente religiosa del hecho Judío, que desea favorecer la integración en el seno de los pueblos de los países de residencia (este sentimiento ha igualmente engendré, pero fuera del perímetro de los reformados, una corriente de conversión al cristianismo, relativamente de entidad al XIXe siglo y hasta la Segunda Guerra Mundial). Para esta corriente, que acabará por desaparecer incluso en los reformados, los judíos no son un pueblo, pero sólo una comunidad religiosa.

Algunos Karaïtes de Europa oriental se han redefinido igualmente al XIXe siglo como una parte del pueblo turco, y tampoco del pueblo judío, pero todo restante fiel en su versión particular del judaïsme (que cesan sin embargo de llamar así). Esta evolución no es aquí ligada a una crítica del principio de « pueblo judío », pero a una fuerte cultura turca, a una voluntad de escapar en las leyes anti-judías del imperio de los tsars, y sin duda también a la hostilidad antigua entre Rabbanites y Karaïtes.

Aunque tradicional, la definición de los Judíos como pueblo tiene pues sido discutida por ciertos grupos salidos del judaïsme, que éstos investigan una asimilación parcial (reformados) o una asimilación total (convierte). De los grupos que se reclaman de la religión de Biblia hébraïque, sin obligatoriamente rechazar que otras se definen como Judíos como pueblo, se son ellos-mismos definido como que es grupos separados que tienen una identidad específica (Karaïmes europeos, Samaritains).

Ciertos historiadores israelíes contemporáneos, en la estela de la « contra-historia », ponen igualmente el énfasis sobre las evoluciones de significado que ha conocido el término hébreu Am (pueblo)[75] durante la historia. A la identidad tribale de la antigüedad más antigua ha sucedido una visión religiosa del término (« pueblo de la Alianza »), permitiendo las conversiones de laantigüedad[76],[77],[78], hasta la redefinición política operada al finalizar el XIXe siglo por los premiers sionistes. Esta visión entrena generalmente una crítica de la interpretación nacionalista y política de la idea de « pueblo judío », trayendo al final esta corriente de pensamiento a criticar el sionisme le-mismo[79].

Más allá de estos debates la gran mayoría de los Judíos religiosos, así como muchos no-creyentes, han quedado muy atados a la idea de « pueblo judío » (que sea visto o no como el pueblo de la Alianza y de la Torá) a causa del lugar central de esta noción en la enseñanza religiosa del judaïsme.

La Shoah ha contribuido fuertemente a reforzar esta dimensión de pueblo : que sean religiosos, socialistas, sionistes, asimilados, convierte, y qué que sea su nacionalidad, los Judíos han sido entonces considerados como un conjunto homogène a exterminer, lo que ha reforzado fuertemente el sentimiento de tener un destino común.

Los Judíos como nación

Artículos detallados : Nacionalismo, Sionisme y Antisionisme .

Un grupo de la 2ième aliyah sioniste en Palestina, Keffieh, años 1910.

Antes la revolución francesa, el término de nación era prácticamente un synonyme de aquel de pueblo. Se habla pues a menudo (Voltaire, sobre todo[80]), de « nación judía », al sentido de pueblo judío.

A contar de la revolución francesa, « nación » toma un significado más político. Una nación deviene por un lado un Estado (como en la expresión « Organización de las Naciones Unidas »), y por otro lado un pueblo que tiene el objetivo político de mantener o de crear un Estado. En este segundo significado, una nación es practique un pueblo cuyo una parte al menos de las miembros ha objetivos nacionalistas.

El concepto de nación judía (al sentido político) está en la época de la revolución extranjera a los Judíos. En efecto, el culto se ha reorganizado desde el final del reino de Juda sobre esperas messianiques, más eschatologiques que políticas, y el exilio es vivido como el cumplimiento de las predicciones del Deutéronome. Los Judíos consideran siempre que su destino es de vivir en un Estado específico (la promesa de la tierra dada por Dios[81]), pero esperan que éste trae, así como lo había hecho durante el exilio babylonien, y esta espera se traduce por el estudio y los rezos.

Una corriente de pensamiento emerge al XIXe siglo en algunos filosofas. Siente llegar en una definición  objetiva » de un pueblo (o de una nación), que se funda no sobre el sentimiento de pertenencia, pero sobre criterios objetivos : lengua común, historia común, territoriocomún [82]. Desde el punto de vista de esta escuela, dos enfoques son posibles del hecho judío :
Los Judíos pueden no más ser una nación (desde su dispersión) si se insiste sobre la noción de territorio común. Lo son en cambio si se privilegia la noción de pasado común, aunque las conversiones pasadas y las diversidades de apariencia física actual pueden sobre este punto también suscitar oposiciones[83].

Para la escuela  subjetiva », que insiste sobre el sentimiento de pertenencia[84], la mayoría de los Judíos son una nación (al menos los que lo desean).

La escuela  objetiva » a dominante territorial rechaza la definición de los Judíos como nación, incluso como pueblo.
La escuela  objetiva » a dominante histórico, así como la escuela  subjetiva » lo aceptan más fácilmente.

La nueva idea nacional no se ha impuesto que progresivamente al seno de las masas judías. Cuatro grandes oposiciones judías al sionisme se han identificado : La oposición de la mayoría de las ortodoxas, que consideran que el messie puede solo recréer el Estado judío ; la oposición de los afiliados del nacionalismo del país de residencia (francés, alemán,…) que Considera que una doble fidelidad nacional es imposible ; la oposición de las anti-nacionalistas de principio[85], general de extremo-izquierdo ; los partidarios de un nacionalismo autonomiste específicamente Yiddish, como los bundistes o los folkistes. Progresivamente, el sionisme, primeramente bastante marginal, ha ganado en importancia, particular en reacción en los disturbios políticos de la Europa oriental y al antisemitismo. La subida de éste, después su paroxysme durante la Shoah , atenua de en otro lugar las fuertes oposiciones entre Judíos sionistes y antisionistes. Creado entre demás para combatir los sionistes, el partido ultra-ortodoxo agoudat Israel acaba incluso por colaborar con éstos bajo la presión de la subida delantisemitismo de los años 1930, después aceptará la creación de Israel 1947 en el traumatismo que sigue el genocidio.

Estos debates no son siempre pas cerrados, ciertos Judíos religiosos (la Edah Haredit) continuando rechazando fermement la idea de un Estado judío político, y mucho antisionistes políticos que rechazan siempre la reivindicación sioniste sobre Palestina. No obstante, a pesar del antisionisme que domina de la dieta soviética, éste había reconocido los Judíos como una  nacionalidad soviética aparte entera, y sostenido la creación de Israel a laONU 1947.

Al seno mismo de la sociedad israelí, el debate sobre la  nación judía » ha traído a desarrollar enfoques bastante sensiblemente diferentes de aquellas de los religiosos. Así es como los Samaritains o los Karaïtes, grupos rechazados por los ortodoxos del perímetro del judaïsme, han sido aceptados como formando parte de la descendencia del  pueblo de Israel » de los orígenes, y a este título como miembros de la  nación » (pues que beneficia de la ley del regreso). Los convierto por los rabbins reformados (sobre todo estadounidenses) son aceptados también a pesar del rechazo de los ortodoxos, su conversión que es considerada por el Estado como la afirmación de una voluntad clara de cambio de « nación ». El Estado privilegia así, en cierta medida, el sentimiento de pertenencia nacional y no sólo el sentimiento de pertenencia religiosa.

Independientemente del Sionisme, se puede también anotar la existencia de un nacionalismo no sioniste, sobre todo encarnado por el Bund, partido obrero judío creado 1897. Aunque que se define como Judío, el nacionalismo del Bund era centrado sobre todo sobre una identidad Yiddish, y no se dirigía mucho a los Judíos de las otras comunidades.

Los Judíos como ethnie

Artículo detallado : conversión al judaïsme.

Un rabbin ashkenaze.

Judíos de China, hacia el comienzo del XXe siglo.

Un joven Falash Mura en Etiopía, 2005.

De los Judíos de los Indes (Cochin), hacia 1900.

Una ethnie es una población humana cuyo miembros se identifican mutuamente, habitualmente sobre la base de una ancestralité o généalogie municipio presunto[86], y poseyendo de los rasgos culturales, comportementaux, lingüísticos, rituales y/o religiosos comunes. Según estos criterios, particular la reivindicación a una ascendance común, los Judíos pueden pues ser considerados como una ethnie : la traducción griega de « pueblo judío » es de en otro lugar ethnos tôn Ioudaiôn[87].

El término Ethnic Jew se utiliza inglés (particularmente a Estados Unidos) para designar una persona de ascendance judía establecida, pero no que se ata al judaïsme ni por la cultura ni por la religión, incluso que ha adherido en otra fe. La dimensión cultural o religiosa en este enfoque es pues totalmente occultée al beneficio de una estricta definición en términos de ascendance.

Esta visión puede ser compartida por convertidos. Por ejemplo, Benjamin Disraeli, aunque bautizado en su niñez y anglicano que practica, replicaba a Daniel O’Connell 1835 « sí, soy Judío, y mientras los ancestros del honorable gentleman estaban brutas salvajes sobre una isla desconocida, las miens estaban sacerdotes en el Templo de Salomon ».

Puede serlo también por de los no-Judíos, según criterios que les son propio. Así, los nazis se preocupaban menos de definir los Judíos en términos de « religión » que de « influencia », la cual dépendait por un lado del número de ascendentes « presuntos Judíos », y por otro lado de la  pertenencia confessionelle »[88]. De numerosos « Judíos no judíos » (es decir de los Judíos siéndose convertidos a otras religiones como Edith Stein o Irène Nemirovsky) estuvieron así exterminés durante la Shoah y los hermanos Wittgenstein, cuya madre no era judía, fueron inquietados[89].

La Halakha (la ley religiosa judía, dictada por el judaïsme ortodoxo), ha igualmente una definición de los Judíos que se expresa parcialmente en términos de ascendance : es Judío (independientemente de su religión) el que ha nacido de una madre judía, o el que se ha convertido al judaïsme.

Según la reivindicación religiosa de una « ancestralité común presunta », los Judíos son pues más bien una ethnie, las conversiones al judaïsme que es consideradas como ser poco numerosas. El término « ethnie » es sin embargo poco utilizado francés, que ha adquirido una connotación negativa que recuerda las discriminaciones antisemitas y los criterios nazis de « racialité judía ».

La reivindicación de un origen común es por otra parte contrebalancée por la extrema discrepancia de tipos físicos existentes entre las comunidades judías. Ésta se explica entre demás por el fenómeno de las conversiones.

Así, en aquellos tiempos romaine ya, los escritos de Dion Cassius[77] y las Sátiras de Juvénal indican conversiones bastante numerosas. Las estimaciones según las cuales 10 % de la población romaine era judía[90] no pueden explicarse sin conversión.
Las conversiones de masa existieron igualmente de la antigüedad hasta la Mediana Edad. Por ejemplo :

  • La conversión posible de las Jébuséens, bajo David[91] ;
  • Aquella de la tribu iduméenne que daría nacimiento a Herodes Ier el Grande, bajo los Hasmonéens[92],[76] ;
  • La conversión de numerosos habitantes del imperio romain[78],[77] ;
  • Después del final delImperioromain , una parte de los Francos ripuaires y de los Souabes se convierte, pero se trata más iniciativas individuales, al origen de los predicas de Agobard[93] ;
  • Aquella de una parte de pueblos en dominante turca como las Khazars de Rusia [94] ;
  • Aquella (posible y a veces conversada) de Berbères (Djeraouas de la Aurès y Nefoussas de Tripolitania )[95] ;

Mismo después del Medio-age, de los pasajes en masa al judaïsme, como aquellas de las Subbotniks de Rusia han podido ponctuellement producirse[96],[97].

Artículo detallado : Estudios genéticos sobre los judíos.

Bien Número de estudios que llevan sobre la genética de la población han sido llevada con relación al impacto de esta conversión sobre la historia de las poblaciones judías. Aunque de nuevos estudios sean todavía a esperar, para aportar precisiones o cortar ciertos debates entre autores[98], las líneas generales que se dégagent militan a favor de un limpio dominio medio-oriental (sobre todo de las regiones palestinas, sirias y turcas)[99],[100] en los orígenes del chromosome de las poblaciones judías actuales (transmití únicamente por los hombres). Esta dominante no permite de cortar la cuestión del peso de las conversiones masculinas en esta zona, porque los estudios no diferencian el chromosome de las poblaciones judías de aquel de las poblaciones nojudías de la zona, que son muy cercano. Pero permiten indicar que el peso de las influencias masculinas exteriores al Medianooriente es claramente minoritario (que puede sin embargo ir hasta una estimación de 23 % para las poblaciones ashkénazes).

TIENE la inversa, los estudios existentes penchent bastante claramente para un origen mayoritariamente no mediano-oriental parael ADN mitocondrial (transmití únicamente por las mujeres)[101],[102]. Estas aportaciones han orígenes geográficos diferentes pero poco numerosas[102], lo que deja a opinar que las conversiones han sido localizadas y escasas durante la historia judía, aunque el peso global de estas entradas es finalmente dominantes. En los Bene Israel de Bombay , el origen es muy cortado : mediano-oriental para los marcadores genéticos masculinos, y local para los marcadores genéticos femeninos[100]. Es sin embargo a anotar que en el caso de los Ashkenazes al menos, ciertos autores se defendido un origen mayoritariamente mediano-oriental de los marcadores genéticos mitocondriales[98].

Al final, estos estudios muestran que un origen de las poblaciones judías actuales (al menos de las que no vivían en aquellos tiempos moderna al Medianooriente) es ubicada de modo notable al exterior de la zona de dispersión originelle de los Judíos. Pero el peso de marcadores genéticos originarios de esta zona queda muy de entidad, particularmente para los marcadores genéticos de origen masculino, lo que extiende a mostrar un impacto relativamente puntual de los fenómenos de conversión. Pero ciertos debates entre especialistas quedan todavía a cortar, y las posiciones actuales de la investigación pueden pues evolucionar.

Estos puntos comunes demuestran una cierta continuidad endogamique, pero no son sin embargo pas contradictorias con discrepancias no négligeables, adquiridas durante los siglos de inmersión al seno otro poblaciones por las conversiones, las viols o los adulterios. Los tipos físicos de los Judíos de China, de los Judíos de los Indes, de los Judíos Ashkenazim o de los Falashas son así muy diferentes, y muestran un nivel de mezcla interethnique bastante elevado.

Entre las grandes poblaciones judías actuales, solos los Judíos de Etiopía no muestran traza de origen syro-palestina[99],[102]. Al contrario, sus marcadores genéticos indican un origen exclusivamente o muy mayoritariamente local, pues un fenómeno de conversión de gran envergadura.

En el marco de un enfoque por la genética, y a pesar de ciertos puntos comunes, los Judíos no son pues una ethnie homogène.

Más allá del enfoque por la genética y el origen real, la cuestión de la ascendance queda de entidad en la definición del hecho judío, ya que se deviene generalmente judío por su madre. Pero esta regla sufre, incluso hoy, de numerosas excepciones o aplicaciones problemáticas.

Así es Judíos convertidos a otras religiones. Para el Talmud[103], quedan Judíos. Pero el Estado de Israel ha rechazado este transcurso puramente étnico, y ha impuesto en la ley del regreso un transcurso más  nacional », fundada igualmente sobre el sentimiento de pertenencia común. A este título, los Judíos convertidos en otras religiones son rechazados como Judíos[104]. La población africana de las Lemba, que se reclama de ascendance judía, y cuyos estudios genéticos han confirmado que era portadora de genes comunes con aquellos de los cohanim judíos[105], no es reconocida como judía.

A la inversa, las personas convertidas al judaïsme, aunque no que es el más a menudo no « ethniquement » judías (salvo caso de regreso al judaïsme), son consideradas como Judías. Esta integración dilue progresivamente el patrimonio genético. Los estudios genéticos[106] han demostrado incluso que de los grupos judíos, como los Falashas, no mostraban ningún rastro de origen cananéenne, sea que no hayan tenido nunca, sea que ésta se esté totalmente diluée.

Al final, la índole étnica no es una condición necesaria ni suficiente para la pertenencia al judaïsme, aunque la cuestión de la ascendance sea de entidad. El hecho judío se caracteriza, según Shmouel Trigano, bien más por la cultura, el ritual, o las lenguas[107].

Los Judíos como cultura

Artículo detallado : Diáspora judía.

Niños judíos en hábitos tradicionales, con su profesor, a Samarcande entre 1909 y 1915.

De numerosas culturas judías han existido a través de los milenios y los países de residencia.

La cuestión cultural judía es compleja en lo que el mantenimiento de una identidad específica a través de los siglos tiene sin duda ser ayudada por las culturas muy específicas, como la cultura ashkénaze, o la cultura judéo-árabe. Sus miembros tenían un fuerte sentimiento de pertenencia pulsada estas culturas, particular sobre lenguas específicas (de las lenguas locales influidas por la hébreu), pero también sobre literaturas o de las filosofías judías particulares.

Pero a pesar de culturas judías muy fuertes, no hay ninguna unidad cultural judía más allá de la religión (al menos para las ortodoxas) y de su lengua liturgique, la hébreu.

Al final, los Judíos no han tenido a través del tiempo una cultura, pero más bien un particularisme comunitario, el cual ha producido regularmente nuevas culturas judías específicas.

A menudo muy autónomos, estos grupos han correspondido sin embargo entre ellos, permitiendo el mantenimiento de una identidad judía relativamente estable. El ritual séfarade se ha difundido así a marchar de España a través de todo el estanque mediterráneo, mientras los Judíos de Cochin (India) hacían tradicionalmente venir sus libros santos de Yemen .

Las comunidades verdad aisladas, como los Judíos de China, los Bene Israel de Bombay (India) o los Falashas de Etiopía, han acabado por asimilarse totalmente (Judíos de China), bastante ampliamente (Bene Israel), o por desarrollar formas religiosas muy particulares (Falashas).

Los plus grandes conjuntos culturales judíos históricos son en la antigüedad los Judíos de lenguas hébraïque después araméenne, los Judíos hellénisés, que tendrán una influencia théologique decisiva sobre el cristianismo que nace, y los Judíos de cultura perse.
A marchar de la Mediana Edad, las tres primeros grupos se apagan, mientras los Judíos de cultura perse quedan numeroso. De nuevas culturas aparecen en aquellos tiempos, que durarán hasta la época contemporánea : Judíos de cultura árabe, de cultura séfarade (grupo originario de España y que acabará por tener una fuerte influencia cultural y religiosa sobre todas las comunidades del estanque mediterráneo) y de cultura ashkénaze (del valle de Rin a Rusia ).
Al XIXe siglo aparecen Judíos (a menudo de origen ashkénaze, pero también séfarade) de cultura totalmente occidentalisée, después de su asimilación en las sociedades europeas y estadounidenses.

Lenguas

Página 14 de la Haggadah ilustrada por Kaufmann (1854-1921).

El hébreu es la lengua liturgique del judaïsme, la lengua del pueblo de Israel. Muchas palabras y expresiones oeste-sémitiques (cananéennes) cercanos del hébreu de Biblia existen ya en las cartas de Amarna, textos diplomáticos del XIVe siglo antes la era común, escritos en akkadien, lo que confirma la antigüedad de esta lengua.

Su importancia como lengua nacional es atestiguada en el libro de los Jueces[108] : con el fin de diferenciar la gente de Galaad de aquellos de Ephraïm, es pedido « cómo se llama esto ». Si el infortuné responde Sibolet, y no Sh’ibolet, es instantanément pasado al hilo de la espada. El hébreu fue pues la lengua del pueblo judío mientras éste permaneció sobre su tierra, es decir hasta la destrucción del primer Templo de Jerusalén. Además, la tradición rabbinique enseñaba que la hébreu era la lengua de sainteté (lashon hakodesh), con la cual el mundo había sido creado[109].

Los que son todavía de los Israélites se dispersent en parte a través de Oriente Medio (primeramente Babylonie, después más allá), a contar de la destrucción del primer Templo de Jerusalén, -586.
Al contacto de Babilonia, el hébreu se mâtine cada vez más de araméen, lingua franca de la época, que toma una ubica cada vez más prépondérante en los últimos Libros de Biblia, Daniel y Ezra , donde la proclamación de la restauración del Templo es escrita Araméen[110]. El hébreu bíblico evoluciona, y el hébreu mishnaïque aparece con el regreso de los Judíos de Babilonia. La cuestión del estatus del hébreu (lengua hablada o lengua exclusivamente literaria ?) Hecho el objeto de largos debates. Abraham Geiger opinaba que la lengua de la calle era la araméen, y aquella de las Prudentes el hébreu[111]. Hanoch Yalon[112] profesaba que al inverso, el hébreu era la lengua del común y de los niños, mientras los eruditos hablaban araméen o griego[113]. La anécdota de la servidora de Rabbi[114], hija de casa en un sitio de erudición permite en efecto de formular esta segunda hipótesis. Y sí Jésus de Nazaret enseñó araméen, las cartas de Bar Kokhba eran redactadas hébreu[115].

El hébreu no es practicado durante todo la Mediana Edad que por los eruditos[116]. Este hébreu rabbinique poseía de los tournures propios, y empruntait a menudo al araméen.
Paralelamente a la extinción de la hébreu como lengua cotidiana, nacen varios  lenguajes », de hecho una mezcla de las lenguas de la tierra y de un lexique hébraïque ; estos dialectes son escritos en índoles hébraïques. Tal es por ejemplo el caso del Tsarphatique, la lengua de las gloses de Rachi , testimonio que vive de la lengua de oïl o las diferentes formas de judéo-árabe utilizadas por los Judíos de Eretz Islam, de Maïmonide a Juda Halevi.

Dos de estos dialectes se desmarcan como habiendo sido hablado por anchuras pans de la comunidad judía : el yiddish, practicado al origen por los Ashkénazes y el judéo-español por los Séfarades (a no confundir con el ladino).
Los demás dialectes, dhzidi, judéo-árabe, judéo-provençal, yévanique, etc. No sobresalían la esfera regional : el judéo-árabe argelino era incomprensible para un Judío tunisien, e inversamente, mientras que a la variac. local cerca, el yiddish pudo servir de lingua franca a todos los Judíos que lo hablaban, qué que sean sus orígenes.

Al XIXe siglo, los organizadores de la Haskala desean hacer desaparecer el yiddish, lengua del ghetto, para aprender en los Judíos que residen en Alemania el alemán y el hébreu. Desarrollan la primera literatura laica moderna en hébreu, y publican periódicos en esta lengua. La tentativa hace sin embargo largo fuego, las masas que prefieren aprender el alemán y los religiosos réprouvant toda utilización profana de la  lengua de sainteté ». No obstante, una primera modernización lingüística de la lengua liturgique se hace día, añadiendo de nuevas palabras para describir conceptos inexistentes en la lengua religiosa.

Eliézer Ben Yehoudah a su mesa laboral

La segunda tentativa de reviviscence de la hébreu es realizada 1881 por un instituteur, Eliézer Ben Yehoudah, que consagró toda su energía. De los centenares de palabras son creados sobre la base de raíces hébraïques. Ampliamente salido de su trabajo, el hébreu moderno deviene la lengua oficial del movimiento sioniste, después lo una de aquellas estatales de Israel (con la árabe). A causa de la inmigración masiva de los Judíos hacia Israel durante el XXe siglo, el hébreu moderno y la cultura israelí — casi inexistente hay un siglo — que es ligada, aparecen hoy como el crisol donde se asimilan y a plazos desaparecen número de antiguas culturas judías de la diáspora judía. Si las ortodoxas han acabado por aceptar el hébreu moderno, ciertas comunidades haredim (ultra-ortodoxas) marginales que viven en Israel, como los Neturei Karta de Mea Shearim rechazan siempre de hablarlo, privilegiando el Yiddish.

El conjunto de los dialectes judíos extiende igualmente a desaparecer en el provecho de las lenguas donde residente los Judíos de la Diáspora.

El Yiddish permanece en uso como lengua del diario en ciertas comunidades ortodoxas, sobre todo a Estados Unidos, en Israel y a Amberes . Sin embargo, a Estados Unidos donde se encuentran las más grandes comunidades yiddishisantes, este yiddish evoluciona, que se mezcla por un lado con el inglés para formar el Yinglish, y que ha dado por otro lado nacimiento a un jargon empleado casi-exclusivamente en las academias talmudiques, de donde su nombre de Yeshivish .

En cambio, a causa de varios factores, cuyos la Shoah, el éxodo judío de los países árabes, la emigración, la asimilación y demás, de numeroso dialectes judíos, cuyos el judéo-español, han caído désuétude, mientras otros, como el judéo-provençal, han desaparecido[117].

Judaïté Y judaïsme : síntesis

El judaïsme es en el sentido primero « la doctrina [de las Israélites] de Juda », comportando de los ritos y de los preceptos fundados sobre creencias. Sin embargo, muchos Judíos actuales no son creyentes, o practican versiones del ritual bastante alejado del judaïsme ortodoxo. Ciertos, como los Karaïtes[118] o las personas convertidas por las rabbins reformados, no son reconocidos como judíos por éste. Además, si el judaïsme reformado considera como Judío un individuo cuyo solo el padre es judío, con que haya sido elevado en el judaïsme, este no es en absoluto el caso para el judaïsme ortodoxo[119].
De los judíos que practican su forma del judaïsme son considerados así como no-judíos por los judíos ortodoxos, que aceptan en su seno de perfectos athées sin embargo que su madre sea judía[120].

Esta contradicción aparente viene de la definición no-exclusivamente religiosa del hecho judío. Un Judío es en efecto según Biblia un miembro del  pueblo de Israel », por su nacimiento (o más raramente por su conversión) y las ultra-ortodoxas ellos-mismos superponen esta definición en su definición religiosa.

Finalmente, la noción de pueblo y el recuerdo estatal judío de la Antigüedad han engendré, al contacto del nacionalismo europeo del XIXe siglo un nacionalismo judío, el sionisme, reivindicando una nación para los Judíos, un Estado. Esta reivindicación no es aceptada por todos los Judíos.

La superposición de estas tres nociones (religión, pueblo y nación), con sus fronteras que no coincidente no, ha llevado a numerosos problemas de definición. Hay así, además de lo que ha sido mencionado más elevado, de los Judíos nacionalistas y anti-religiosos, de los judíos religiosos pero no nacionalistas (Edah Haredit), de los Judíos reconocidos por el Estado de Israel pero no por los judíos ortodoxos (karaïtes o personas convertidas por de las rabbins reformados), de los grupos que se quieren israélites y no Judíos, pero legalmente reconocidos como Judíos por el Estado de Israel (Samaritains), de los judíos ortodoxos reconocidos por ciertos grupos de ortodoxos pero no por otros (Beta Israel[121]).

Los 13 o 14 millones de Judíos actualmente recensés, pero también aquellos del pasado, son pues al cruce de las tres nociones de pueblo, de religión y de nación, sin que ni los Judíos ni los no-Judíos no sean íntegramente de acuerdo sobre estas nociones o sobre su perímetro exacto. Estos problemas de perímetros y de definiciones, aunque bien reales, no implican sin embargo que de los grupos relativamente limitados, permitiendo la existencia de una  comunidad judía » relativamente estable.

Demografía y geografía

1939, había 17 millones de Judíos en el mundo. Hacia 1945, no quedaba más que 11 millones. Los Judíos serían hoy 13,3 millones[122].

El profesor Sergio DellaPergola, démographe de laUniversidad hébraïque de Jerusalén, indicaba 2002 que el crecimiento demográfico judía en el mundo entero giraba en torno a 0 %. Más exactamente, de 2000 a 2001 , se ha elevado a 0,3 %, a comparar en el crecimiento demográfico mundial de 1,4 % durante la mismo periodo[122].

Las evoluciones finas son contrastadas sin embargo. Hoy, en Israel y en diáspora, las haredim (ultra-ortodoxas) están en crecimiento demográfico bastante rápido. Había en los Judíos israelíes 6 % de haredim 2002, 8 % 2004, y 13 % 2006 entre los solos Judíos israelíes nacidos en Israel[123]. Salvo caso médicos, las familias tienen entre 5 y 10 niños (7 niños por familia mediana en Israel 2005). Se trata para los haredim de un mando religioso de entidad : « creced y multiplicad » (Genèse 1:28, 9:1,7).

Al inverso, las poblaciones judías menos pratiquantes, a menudo con un nivel socio-económico más de entidad, tienen una demografía más classiquement occidental, de un bastante débil nivel, que no compensa los matrimonios mixtos bastante numerosos fuera de Israel.

Las mismas diferencias pueden ser constatadas entre países : la población judía de la exUnión soviética es en disminución rápida, por emigración, mientras, para las mismas razones y a causa de una natalidad relativamente fuerte, la población judía israelí aumenta bastante rápidamente.

Los países de residencia

Históricamente, se distinguía tres regiones principales (pero no exclusivas) en las cuales se han formado las tres grandes culturas judías.

  • La Europa central y oriental , de Alsacia enUcrania , berceau del judaïsme ashkénaze
  • La península ibérica, donde el judaïsme sépharade nació antes de se disperser después de 1492, sobre todo hacia los países de África de Norte, los Balcanes y ciertos países de Oriente Próximo (influyendo igualmente el judaïsme del Yichouv)
  • Oriente Medio, donde vivieron los Judíos orientales no-sépharades

Según el profesor Sergio Della Pergola, 37 % de la Comunidad judía mundial vivía en Israel 2001 : 8,3 millones de Judíos en Diáspora, y 5 millones en Israel[124] (5,1 millones en 2003[125]).
Proporción más que importa todavía, desde 2000, 48 % de los niños judíos de 14 años y menos vivían en Israel[122]. La diferencia entre la proporción de los jóvenes Judíos que viven en Israel (cerca de 50 %) y aquella de los Judíos general (un poco más del tercio), es el producto de dos evoluciones. Por un lado, los Judíos israelíes, particular los religiosos, tienen una natalidad más elevada que aquella de los Judíos de los países occidentales. Por otro lado, una fuerte proporción de los Judíos de los países occidentales ha niños no judíos, consecuencia de un número elevado de matrimonios mixtos, matrimonios poco numerosos en Israel. El número de los Judíos que viven en Israel, pero también su proporción, parece pues traído a aumentar, incluso sin inmigración.
Confirmación de esta tendencia, el Jewish People Policy Planning Institute estimaba que la parte del judaïsme israelí había subido 2007 a 41 %[126] de los 13,2 millones de Judíos que viven en el mundo, el número de Judíos en diáspora que ha disminuido de 100 000 en un solo año, aquel de los Judíos que viven en Israel que han aumentado de 300 000 (sobre todo por crecimiento interno).

Sobre los 8,3 millones de Judíos que viven fuera de Israel, América del Norte (Canadá y Estados Unidos) contaba audébut de los años 2000 6,06 millones[122], cuyos 5,3 millones en los solos Estados Unidos[125], Francia aproximadamente 550 000[127] e Inglaterra aproximadamente 400 000.

Evolución de la asimilación

El démographe Sergio Della Pergola indicaba 2003 que los matrimonios mixtos explotaban en el seno de la diáspora judía.

« [En Francia,] los matrimonios mixtos aumentan, aunque que siguen un recorrido no estrictamente lineal : los porcentajes de investigados que tienen esposos no judíos pasan de 22 % entre los 60 años y más a 37 % entre los 50-59 años, se reducen a 31 % entre los 40-49 años, y continúan les lenta subida a 37 % entre los 30-39 años, y 40 % entre los menos de 30 años. Hay una frecuencia de los matrimonios mixtos doble en provincia por informe en la región parisiense. Estas cifras son hoy ampliamente sobresalidas a Estados Unidos y en el resto de Europa . Finalmente, entre los que viven acopla sin ser casados, 83 % tienen socios no judíos – lo que deja presagiar un aumento de los matrimonios mixtos en el futuro[125]. »

Si los miembros de las comunidades ultra-ortodoxas no practican el matrimonio mixto, éste es desarrollado mucho más en los Judíos que tienen una práctica religiosa más débil. En Europa, donde los rabbins reformados son poco numerosos, muy pocos cónyuges no judíos se convierten. Los rabbins ortodoxos son en efecto tradicionalmente hostiles a la conversión para matrimonio, y ésta es pues poco practicada. A Estados Unidos , los liberales (reformados y conservadores ) convierten con mucho gusto los cónyuges o sus niños no judíos. Pero mismo a Estados Unidos, solos aproximadamente 10 % de los cónyuges se convierten.

Al final, los démographes se esperan en una fuerte disminución del número de los Judíos que viven fuera de Israel, esencialmente por asimilación.

Desde el punto de vista de la práctica religiosa, las tendencias son contrastadas más. Se anota a la vez un aumento del número de los laïcs (Judíos sin práctica religiosa notable) y un aumento de los pratiquants regulares. Estos dos crecimientos se hacen en detrimento de los pratiquants parciales, dice traditionalistes, cuyo número disminuye. Así, en Francia, 2003, « más de personas afirman frecuentar regularmente una synagogue (22 %, contra 9 % 1975), pero también más de personas no van nunca 49 %, contra 30 % 1975)[125] ». En Israel, la tendencia es idéntica[128].
A pesar del basculement parcial de los traditionalistes hacia una práctica religiosa más estricta, y a pesar de un fenómeno de « repentance » (techouva) que toca ciertos laïcs, la desaparición de las prácticas religiosas parece devenir mayoritaria en Diáspora, mientras que la práctica religiosa queda dominante en Israel gracias a la muy fuerte demografía de las pratiquants[129].

Ver también

Artículos connexes

Históricos

  • La Biblia desvelada
  • Historia del pueblo judío

Fundamentales

  • Que es Judío ?, judaïté
  • Identidad judía, judéité
  • Judaïsme
  • Israel
  • Tribus de Israel
  • Países de Canaán
  • Synagogue
  • ()Who is ha Jew?

Comunidades judías (y emparentadas)

  • Diáspora judía
  • Lista de los países con población judía
  • Entierra de Israel
  • Ashkénaze
    • Judíos de Alsacia
    • Judíos de Alemania
    • Judíos de Polonia
    • Judíos de Rusia
    • Judíos de Rumanía
      • Judíos de Bucovina
  • Séfarade
    • Judíos de España
    • Judíos de Marruecos
    • Judíos de Argelia
    • Judíos de Túnez
    • Judíos de Salónica
    • Granas (Judíos de Livourne)
  • Judíos del Comtat Venaissin
  • Mizrahi
    • Judíos de Líbano
    • Judíos de Irán
      • Judíos de Cáucaso
      • Judíos de Bujara
      • Radhanites
      • Judíos de China
    • Judíos de India
      • Bene Israel
    • Judíos de Indonesia
  • Beta Israel, o Falashas.
  • Karaïtes
    • Karaïmes
  • Samaritains
  • Donmeh
  • Subbotniks
  • Khazars

Lenguas judías (lista no-exhaustiva)

  • Hébreu
  • Araméen
  • Yiddish
  • Yévanique
  • Ladino
  • Judéo-Español
  • Judéo-Árabe
  • Cronología de los escritores de la literatura judaïque.

Historia

  • Diáspora judía
  • Sionisme
    • Historia del sionisme
    • Nuevos Historiadores
  • Historia de Israel
  • Hébreux
  • Antisemitismo
  • Shoah
  • La guerra contra los judíos

Diversos

  • Ethnonymes De los Judíos
  • Humor judío

Bibliographie

Commons-logo.svg

Wikimedia Commons Propone documentos multimedia libres sobre Judío.

Wikisource-logo.svg
La Historia de los Judíos, de Heinrich Graetz es disponible sobre Wikisource.
  • Isaac Deutscher, Pruebas sobre el problema judío, Payot, 1969.
  • Abba Eban, Mi pueblo, historia del pueblo judío, Buchet-Castel, 1970.
  • Cecil Roth, Historia del pueblo judío, Ediciones Stock, Judaïsme/Israel, 2 volúmenes, 1980.
  • Salo W. Barón, Historia de Israel, tomo I De los orígenes al principio de la era cristiana y tomo II Los primeros siglos de la era cristiana, Quadrige, PUF, 1986.
  • Paul Johnson, Una Historia de los Judíos, Ediciones Jean-Claude Lattès, 1987.
  • Isaiah Berlín, Tres Pruebas sobre la condición judía, Calmann-Lévy, 1973 ; Pocket-Agora, 1992
  • Josy Eisenberg, Una historia de los Judíos, libro de bolsillo, 1970.
  • Bajo la dirección de Geoffrey Wigoder (adaptación francesa de Sylvie Anne Goldberg), Diccionario encyclopédique del judaïsme, ediciones del Cerf/ ediciones Robert Laffont, colección Bouquins, 1996.
  • Israel Finkelstein y Neil Asher Silberman, La Biblia desvelada, las nuevas revelaciones de la archéologie, ediciones Bayard, 2002.
  • Bajo la dirección de Elie Barnavi y Denis Charbit, Historia universal de los judíos, Hachette, 1992, actualizada 2005.
  • Shlomo Sand, Cómo El pueblo judío fue inventado, Fayard, 2008 (ISBN 978-2-213-63778-5).
  • “El judío Diálogo entre Jean Daniélou y André Chouraqui, Diálogos enfocados por Jean-Marie Aubert y Christian Chabanis, Colección Echa y controversia Cuaderno 1, ediciones Beauchesne 1966 (Percepción parcial : Los Judíos)

Vínculos externos

Historia judía

Identidad judía y pueblo judío

TIENE propósito de la emancipación de los Judíos

Notas y referencias

  1. Fuente : (JPPI) Jewish People Policy Institute.
    • Ver también Tovah Lazaroff, Jerusalem Puesto del 24 de Junio de 2004 : Jewish people near zero growth ; ver Judíos por países para además elevadas estimaciones.
  2. Tiene, b, c, d, e, f, g, h, i, j, k, l, m, n y o ()Sergio DellaPergola (para la parte demográfica), « Annual Assessment 2008 », 2008, Agencia judía. Consultado el 3 de marzo de 2009
  3. Switzerland Sobre Jewish Virtual Library, 1990. Consultado el 18 de abril de 2010
  4. Poland Sobre Jewish Virtual Library, entre 2006 y 2010. Consultado el 18 de abril de 2010
  5. Plural de Ἰουδαῖος, ver Roersh-Thomas-Hombert, Elementos de gramática griega, edición 1964, página 25.
  6. Plural de Iudæus , ver Jacques Michel, Gramática de base del latín, edición 1964, página 34.
  7. Según el Larousse, edición 2008, (ISBN 978-2-03-582503-2) página 565 :
    • « n[om]. […] 1. Judío (Con una mayúscula) Persona que pertenece en la comunidad israélite, al pueblo judío. Un Judío polaco, marroquí. […] 2. [Con una minúscula] Persona que profesa la religión judaïque. Un judío que practica. […] »
    • « adj[ectif]. Relativo a los Judíos, a los judíos. Religión judía. »
  8. El término am yehoudi significando pueblo judío es un emprunt del hébreu moderno a las lenguas occidentales.
  9. Ver T.B Sanhédrin 44tiene.
  10. Nacida de madre judía, la filosofa Edith Stein fue elevada en el seno del judaïsme ; su conversión y su entrada al Carmel hizo perder su calidad de judía , pero es Judía que murió en el horror de Auschwitz 1942. Por su apostasie, Hermana Bénédicte cesó de ser judía pero resto Judío para siempre.
  11. Ver http://www.monde-diplomático.fr/2008/08/SAND/16205
  12. Ver Berechit (Genèse) 46:5 y siguientes en Biblia, traducción integral hébreu-francés, texto hébraïque según la versión massorétique, traducido del texto original por los miembros del Rabbinat Francés bajo la dirección del Grande-Rabbin Zadoc Kahn, Ediciones Sinaí en Tel Aviv, 1994.
  13. Tiene y b Ver Biblia del Rabbinat Francés, opus citatum, al segundo libro de los Reyes 23:4 y siguientes.
    • Ver también : Israel Finkelstein y Neil Asher Silberman, La Biblia desvelada, las nuevas revelaciones de la archéologie, ediciones Bayard, 2002, página 276.
  14. Ver Anshel Pfeffer, Jewish Agency: 13.2 millón Jews worldwide se eve of Rosh Hashanah, 5768 en Haaretz Daily Newspaper, Israel.
  15. Ver Sander & Trenel, Diccionario hébreu-francés, edición original de 1859 reeditada a Ginebra 2005, página 231.
  16. Ver Finkelstein & Silberman, La Biblia desvelada, opus citatum, página 55.
  17. Ver M.TIENE.Bailly, Abreviado del diccionario griego-francés, edición 1901, página 436.
  18. Ver Félix Gaffiot, Diccionario ilustrado latín-francés, edición 1934, página 870.
  19. Ver Diccionario étymologique Larousse, edición 1938, página 421.
  20. Ver Minúsculos y mayúsculas – Reglas typographiques francesas sobre el sitio de la Hacienda de la lengua francesa a Quebec.
  21. 1 Samuel 17:2
  22. 1 Reyes 12:2 & 16-20
  23. 2 Reyes 18:26-28, Isaïe 36:11-13, Néhémie 13:24, etc.
  24. Esther 2:5-6
  25. Abimelech (Genèse 20) o Balaam (Números 22) conozcan YHWH y reciben visiones y de las prescripciones de Le.
  26. 2 K. 17:9-17.
    * Ver también la Biblia desvelada, páginas 275-276.
  27. La Biblia desvelada éd. Folio 2002, p. 368-372.
  28. « Callado no contraerás punto de matrimonio con estos pueblos, callado no darás punto tus hijas en sus hilos, y callado no tomarás punto sus hijas para tus hilos » Deutéronome 7:3.
  29. Tiene y b La Biblia desvelada, página 318.
  30. Por ejemplo, en Genèse 32:32
  31. Por ejemplo Éxodo 13:17 o Éxodo 14:15.
  32. Por ejemplo Éxodo 3:7.
  33. Primer libro de Samuel 10:17
  34. Para ciertos, como el archéologue Israel Finkelstein y el historiador Neil Asher Silberman, en su libro La Biblia desvelada, las nuevas revelaciones de la archéologie Bayard, 2002, el reino unificado de Saül, David y Salomon no es que un mito. Anotan que nadie archiva conocida de los Estados de la región no habla de este reino y que el tamaño de Jerusalén, entonces pequeño pueblo, no es compatible con un rol de capital. Para ellos, antes la fundación del reino del norte por Omri, no hay ningún reino centralisé : el conjunto del territorio es organizado en ciudades-Estados y chefferies, pequeños reinos autónomos. Esta tesis suscita siempre vivas controversias en las especialistas, pero la existencia de dos reinos al plus tarde al IXe siglo av. J.-C. Es aceptada en cambio por todos, porque fundado sobre documentos no israélites, como la stèle de Tal Dan (La Biblia desvelada, las nuevas revelaciones de la archéologie, páginas 155-156.
  35. La Biblia desvelada, p. 178.
  36. Reyes, 17-9 a 17-17.
  37. Segundo libro de los reyes, 23:4 y siguientes.
  38. Ver entre demás la Biblia desvelada p. 276.
  39. La Biblia desvelada, página 276.
  40. La Biblia desvelada, página 275.
  41. « Elevaré tu poseridad después de tú, […] y yo affermirai para siempre el trono de su reino. Estaré para le uno padre, y estará para mí unos hilos. […] Tu casa y tono reina estarán para siempre asegurados, tu trono será para siempre affermi. » 2 Samuel 7: 12-16.
  42. Una historia de los Judíos, p. 53, El libro de bolsillo, 1970.
  43. « Los enemigos de Juda y de Benjamin [ambas tribus del Sur] aprendieron que los hilos de la cautividad construían un templo al Eterno […]. Vinieron cerca de Zorobabel y de los jefes de familias, y les dijeron : construiremos con os […]. Pero Zorobabel, Josué, y los demás jefes de las familias de Israel, les respondieron : Este no es vuestro y nuestro de construir la casa de nuestro Dios ; nos la construiremos solos al Eterno  Libro de Esdras 4-1 a Esdras 4-4.
  44. 2 Reyes 17:23-41.
  45. maseḫY kūtīm », Kirchheim, Septem Libri parvi Talmudici, p. 31-36.
  46. El Talmud de Jerusalén retoma mucho menos frecuentemente la acusación de polythéisme que el Talmud de Babilonia. Parece que la proximidad geográfica entre sus redactores y los Samaritains les haya permitido mejor verificar las antiguas acusaciones del Libro de los Reyes.
  47. particular bajo la  restauración » hasmonéenne, periodo o las relaciones con las Samaritains parecen políticamente particularmente malas. Ver por ejemplo el primer libro de los Maccabées 3-10, o la destrucción del templo samaritain por Jean Hyrcan hacia -108.
  48. Tiene y b Josy Eisenberg, Una historia de los Judíos, página 122.
  49. Sin embargo disputada por ciertos Judíos de Éléphantine, que han erigido un Templo a YWH.
  50. « Maestros » de la tradición judía, es decir de los eruditos, a menudo salidos del pueblo, y no de las cortezas sacerdotales de la población)
  51. Según los evangelios y Flavius Josèphe.
  52. Sobre un judaïsme con imágenes al 2ème siglo, ver Synagogue de Doura Europos
  53. Kavon, Eli, Tisha B’Av Meditation: Bar Kokhba: rebel hero ahora bien failed Messiah?, 1/7/2007, consultado el 23/10/2009
  54. Bryan Blondy, Archaeologists find 120 rincones from the Bar Kokhba Revolt era, in Jerusalem Puesto, 9/09/2009, consultado el 23/10/2009
  55. Josy Eisenberg, Una historia de los Judíos, p. 128.
  56. Guittin 60b ; Josy Eisenberg, Una historia de los Judíos, p. 178.
  57. Josy Eisenberg, Una historia de los Judíos, p. 178.
  58. Josy Eisenberg, Una historia de los Judíos, p. 179.
  59. Josy Eisenberg, Una historia de los Judíos, p. 180.
  60. Josy Eisenberg, Una historia de los Judíos, p. 120.
  61. Deutéronome chap 27-30, sobre todo 28:64.
  62. Así para Maïmonide : « Los Tiempos messianiques tendrán lugar cuando los Judíos recuperarán su independencia y volverán todos entierra de Israel » (Maïmonide, Mishneh Torá, Hilkhot Melakhim, capítulo 12.
  63. Esta corriente de pensamiento ultra-nacionalista participará al Lehi, una organización ejército radical, y tendrá una influencia intelectual (limitada) hasta después la guerra de los seis días, llamando a la vez a la constitución del  gran Israel » y a un adelantamiento del sionisme a favor de una identidad israelí/hébraïque desatada de la diáspora.
  64. « Estamos Judíos ortodoxos antisionistes. […] Primeramente, el establecimiento de un Estado en Palestina es una cosa que viola la Torá , la ley religiosa judía. Contradice las disposiciones que se tratan castigos y del exilio decretado por Di-u [Ciertos haredim consideran que es prohibido de escribir tal cuál el nombre de Dios, y el déforment pues di-u] […] Además, el movimiento sioniste desde décadas se consagra a extirper la fe tradicional de la Torá. Todo encubrió transcurre/transcúrre en el contexto de una maldad moral muy grave contra el pueblo palestino, una cosa que viola gravemente la Torá  ! » Según el programa francés sobre el sitio de los Neturei Karta
  65. S:Declaración de independencia estatal de Israel.
  66. T.B Sanhédrin 44tiene
  67. Ver la página inglés sobre el sitio de Knesset  : [1].
  68. Al menos cuando estos términos eran tomado en el sentido propio. Existía sentidos figurados bastante numerosos, generalmente péjoratifs. Así, para el Diccionario de la Academia francesa (1694) :
    « – JUDÍO. S. M. Se no pone icy esta palabra como el nombre de una Nación; pero porque él se employe figurément en algunas frases de la Lengua. Así se llama, Judío, un hombre que preste a desgaste. Es un Judío, él preste a diez por ciento.

    – Se dice prov. Que Un hombre es rico como un Judío, para decir, que es fuerte rico. Y encubrió no se dice mucho que de un gordo Comerciante, de un Banquier &c.
    – Se dice también prov. De Un hombre que va & viene sin cesa çà & la, que Es el Judío andante.
    – Judaïque. adj. De todo género. Que pertenece en los Judíos. La Loy Judaïque. Los Antiquitez Judaïques.
    – Judaïser. V. n. Seguir & practicar en algunos puntos las ceremonias de la Loy Judaïque. Es Judaïser que de guardar el día del Akelarre. Estos Hérétiques Judaïsoient que se abstienen de comer de la carne de pourceau.

    – Judaïsme. S. M. La Religión de los Judíos. Hacer profesión del Judaïsme. »

  69. Daniel Boyarin, TIENE radical Jew: Paul and the politics of identity, 14 de octubre 1994, University of California Press, Berkeley (California), (ISBN 0-520-08592-2), consultable on-line p. 13–38 :
    « Paul was motivated by ha Hellenistic desire for the One, which among other things produced año ideal of ha universal human esencia, beyond difference and hierarchy. This universal humanity, however, was predicated (and still is) Se the dualism of the flesh and the spirit, such that while the body is particular, marked through practice has Jew oro Greek, and through anatomy has male oro female, the spirit is universal. Paul did not, however, reject the body — has did, for instancia, the gnostics — objetivo rather promoted ha system whereby the body had its ubica, albeit subordinated to the spirit. Paul’s anthropological dualism was matched by ha hermeneutical dualism has well. Just has the human being is divided into ha fleshy and ha spiritual component, so also is language itself. It is composed of outer, material signs and inner, spiritual Significados. When this is applied to the religious system that Paul inherited, the physical, fleshy signs of the Torá, of historical Judaism, are re-interpreted has symbols of that which Paul takes to be universal requirements and possibilities for humanity. »

    « (Paul era motivado por un deseo hellénistique para el Uno, lo que produce entre demás lo ideal de una esencia humana universal más allá de las diferencias y jerarquías. Se predicaba, y se lo hace siempre, no obstante a esta humanidad universal la dualidad entre espíritu y carne tal que aunque el cuerpo sea particular, marcado por la práctica como Judío o que Griego, y por el anatomie como viril o hembra, el espíritu es universal. Paul no rechazaba sin embargo no el cuerpo como, por ejemplo, los gnostiques, pero promovía en lugar y ubica un sistema en el cual el cuerpo había su lugar, aunque subordonné al espíritu. El dualisme antropológico de Paul se acompañaba de un dualisme herméneutique. Al igual que el ser humano es dividido composantes corporelle y espiritual, el lenguaje lo es le-mismo. Ha compuesto signos materiales exteriores y de significados espirituales interiores. Cuando encubrió se aplica en el sistema religioso cuyo había heredado Paul, los signos físicos, carnales, de la Torá, del judaïsme histórico, son réinterprétés como símbolos de eso, los cuales están, estima Paul, de las obligaciones y posibilidades universales para la humanidad) »
  70. T.B Sanhédrin 44tiene, cf. supra
  71. Aunque de modo diferenciado según las corrientes, y de todas formas de modo menos empujada que las Karaïtes ; los judíos reformados no proponen otra halakha, pero una  bonificación » de la  anciana ».
  72. Deutéronome 7:3.
  73. Deutéronome 21:8.
  74. Deutéronome 21:1.
  75. Así, para Shlomo Sand (Cómo el pueblo judío fue inventado), Am no significa originellement « el pueblo » como fundamento de un Estado, pero es un término más ola que convendría más bien de traducir por « la gente ».
  76. Tiene y b Flavius Josèphe, Antigüedades judaïques, libro XIII, capítulo 9, párrafo 1 : « Hyrcan tomó también las ciudades de Idumée, Adoró y Marissa, sometió todos los Iduméens y les permitió quedar en el país a la condición de adoptar la circoncision y las leyes de los Judíos. Por apego en el suelo natal, aceptaron de se circoncire y de conformar su género de vida a aquel de los Judíos. Es a marchar de esta época que han sido Judíos verdaderos ».
  77. Tiene, b y c « otros hombres […] Han adoptado las instituciones de este pueblo, aunque ellos él sean extranjero. Hay Judíos mismos entre los Romains : a menudo arrestados en su desarrollo, se son sin embargo incrementados hasta tal punto que han obtenido la libertad de vivir según sus leyes » – Dion Cassius, Historia romaine, Libro treinta-séptimo, capítulo 17.
  78. Tiene y b Rabbin Josy Eisenberg, Una historia de los Judíos, 1970, página 128 y siguientes. « Es probable que el mundo gréco-romain contó de ventaja de semi-prosélytes que de authentique prosélytes. […] Siempre es- que su número total fue considerable ».
  79. Para más de detalle sobre esta crítica, ver Shlomo Sand, de la Universidad de Tal Aviv, en Cómo el pueblo judío fue inventado, Fayard, 2008. Ver igualmente su artículo en el Mundo diplomático de agosto 2008. Declara sobre todo en una entrevista : « Poner una mayúscula en « judío », es hacer derecho al punto de vista sioniste, que ha inventado la noción de pueblo judío para motivos políticos », Books, no 2, febrero 2009, p. 14.
  80. Voltaire artículo « Judío » del Diccionario filosófico
  81. Por ejemplo en Deutéronome 21:1 : « en el país cuyo el Eterno, tu Dios, te da la posesión ».
  82. Ver por ejemplo Johann Gottlieb Fichte, Discurso en la nación alemana (Reden andie deutsche Nación), 1807-1808.
  83. Sobre la oposición al menos parcial en la existencia de un pueblo judío, entre demás para razones de diversidades de orígenes (conversiones), ver Cómo el pueblo Judío fue inventado, Shlomo Sand, Ediciones Fayard, septiembre 2008, ISBN 2-213-63778-4.
  84. « Una nación es pues una gran solidaridad […]. Supone un pasado ; se resume sin embargo en el presente por un hecho tangible : el consentimiento, el deseo claramente expresado de continuar la vida común […] un plébiscite de todos los días […]. Oh ! Lo sé, eso es menos metafísico que el derecho divino, menos brutal que el derecho pretendido histórico. […] Una nación no ha nunca un verdadero interés a anexarse o a retener un país a pesar de le. La vœu de las naciones es, definitiva, el solo critérium legítimo, aquel al cual falla volver siempre. » Ernest Renan, Qué una nación ?, 1882.
  85. Sobre una oposición anti-nacionalista, ver Cómo el pueblo Judío fue inventado, Shlomo Sand, Ediciones Fayard, septiembre 2008, ISBN 2-213-63778-4.
  86. D. Smith, The Ethnic Origins of Naciones, Oxford : Blackwell, 1986.
  87. Joseph Mélèze sobre la matrilinéarité.
  88. Raul Hilberg, La Destrucción de los Judíos de Europa, p. 67-68, (ISBN 2-213-01964-9).
    Para más de detalles, ver Que es Judío ?.
  89. Según Kimberly Cornish, en su labor El Judío de Linz, lo filosofa LudwigWittgenstein , que era condisciple de Hitler, fue el Judío al cual Hitler hace referencia en Mein Kampf en el pasaje con relación a su escolaridad a Linz, y bien de los elementos de los escritos antisemitas de Hitler estarían proyecciones de las jóvenes Wittgenstein sobre todo el pueblo judío. LudwigWittgenstein , Que no ha muerto durante la Shoah, era Judío según los criterios nazis, ya que tres de sus grandesparientes lo estaban, aunque sus grandesparientes paternos se hayan convertido al protestantisme. No lo era sin embargo no según los criterios halakhiques, ya que su abuela maternal no era Judía.
  90. James Carroll, Constantina’s Sword, éd. Houghton Mifflin, 2001, (ISBN 0-395-77927-8) p. 26.
  91. Según el primer libro de los reyes, « sus descendientes que habían quedado después de ellos en el país y que los niños de Israel no habían podido consagrar por prohibido, Salomon los levantó como esclavos de corvée, este que han sido hasta este día » (primer libro de los Reyes 9). El inexistence de toda especificidad jébuséenne Judée a las épocas históricas amena muchas autoras a pencher para una asimilación de las poblaciones conquistadas.
  92. Estrabón, Geographie, Bk.16.2.34.
  93. Léon Poliakov, Historia del antisemitismo, t.1, Los Judíos en el Occidente de la altura Mediana Edad, p. 231-235, éd. Puntos, ISBN 978-2-02-012824-7
  94. La relación más antigua es una labor de defensa del judaïsme escrito por Yehuda HaLevi (1074-1141) en España : Kitab alhuyya wa-l-dalil fi nusr al-din al-dalil, más generalmente conocido bajo el nombre de Kuzari . El libro habla de la conversión de las Khazars en una visión apologétique y no histórica, pero es confirmado por otras autoras de la época, como Abraham ibn Dawd Halevi. El archéologie ha puesto en el día de las monedas del IXe siglo golpeado de símbolos judíos (Rincones of the Khazar Imperio, Glen Shake, Edición : Largeprint, ISBN 0-9678984-0-4).
  95. Esta tesis es por ejemplo desarrollado por Paul Wexler en The No-Jewish Origins of the Sephardic Jews, Albany: State University of Nueva York Press, 1996. Más reservado, Daniel Schroeter anota efectivamente la existencia de leyendas locales sobre la conversión de Berbères en aquellos tiempos prado-islámico, pero anota también que si esta tesis ha sido ampliamente retomada al XXe siglo, no descansa sobre ningún texto de época, y resto pues incierta. Ver su enfoque en « EL DESCUBRIMIENTO DE LOS JUDÍOS BERBÈRES », por Daniel J. Schroeter, in Relaciones Judéo-Musulmanas en Marruecos : percepciones y realidades, labor colectiva bajo la dirección de Michel Abitbol, París: ediciones Stavit, 1997, p. 169-187. Estas tradiciones parecen bastante antiguas, ya que el historiador Abenjaldún (XIVe siglo) indica que en la víspera de la conquista musulmana de Magreb, « una parte de las Berbères profesaba el judaïsme, religión que habían recibido potentes vecinos, los Israélites de Siria. Entre los Berbères judíos, se distinguía los Djeraoua, tribu que vivía el Aurès y a la cual pertenecía la Kahina […]. Las demás tribus judías eran las Nefouça, Berbères de la Ifrikïa, las Fendelaoua, las Medîouna, las Behloula, las Ghîatha y las Fazaz, Berbères de Magreb » (Abenjaldún, Historia de las Berbères y de las dynasties musulmanas de África septentrionale, traducción de William McGuckin de Slane, éd. Paul Geuthner, París, 1978, tomo 1, p. 208-209).
  96. Herman Rosenthal Y S. Hurwitz, « Subbotniki » , Jewish Encyclopedia, 1901-1906.
  97. Leora Eren Frucht, The ‘Subbotnik’ Cabaña, 10/12/2008, Jerusalem Puesto.
  98. Tiene y b Ver el debate entre David Goldstein y el equipo del Doron Behar and Karl Skorecki of the Technion and Ramban Medical Center in Haifa con relación al origen de los marcadores genéticos femeninos ashkenaze, como informado por New Light se Origins of Ashkenazi inEuropa , por NICHOLAS WADE, 14 de enero 2006, The Nueva York Times.
  99. Tiene y b « Jewish and Middle Eastern no-Jewish poblaciones share ha common pool of -chromosome biallelic haplotypes », M. F. Hammer Y al. – Proceedings of the Nacional Academy of Ciencias of the USÓ, 6 de junio 2000 ;97(12):6769-74.
  100. Tiene y b « Genetics and the Jewish identity », por DIANA MUIR APPELBAUM y PAUL S. APPELBAUM, Jerusalem Puesto del 11 de febrero de 2008.
  101. « Extensive Female-Mediated Gene Flow from Sub-Saharan Africa into Near Eastern Arab Poblaciones », por Martin Richards y al., The american Periódico of human genetics, abril 2003 ; 72(4): 1058–1064., Publicado se-line el 10 de marzo de 2003.
  102. Tiene, b y c Reconstrucción of Patrilineages and Matrilineages of Samaritans and Other Israeli Poblaciones From -Chromosome and Mitocondrial DNA Sequence Variac., HUMAN MUTACIÓN, volumen 24 Salida 3, páginas 248-260, Shen y al., Septiembre 2004.
  103. Sanhédrin 44tiene, cf. supra.
  104. Ver el caso « hermano Daniel » (supra), cuyo los rabbins reconocían la judéité, pero no el Estado.
  105. «  chromosomes traveling south »
  106. Human Biology, Robo. 71, diciembre 1999, p. 989–993.
  107. Ver sobre todo una entrevista sobre tiene7.fr :
    Pero, ¿ hay todavía de los Ashkénazes ? El mundo ashkénaze no era una realidad étnica, pero una realidad cultural, halakhique, filosófica… Fuerza es de recordar que la identidad judía este no es simplemente la identidad, el folclore, la cultura material… Es antes toda una cultura intelectual y espiritual.
  108. Libro de los Jueces 12, 5-6
  109. Bereshit Rabba 18:4
  110. Ezra 6:3-5
  111. Das Judenthum und seine Geschichte von der Zerstörung De los zweiten Tempels bis zum Ende de los zwölften Jahrhunderts. In zwölf Vorlesungen. Nebst einem Anhange: Offenes Sendschreiben Año Herrn Professor Dr. Holtzmann. Breslau: Schletter, 1865-71. ( : Judaism and its history: in 2 partes, Lanham [u.Tiene.]: Univ. Press of America, 1985. (ISBN 0-8191-4491-6).
  112. Mavo laNiqqoud HaMishna.
  113. Los Judíos de la Diáspora hablaban, al IIIe siglo antes la era común (AEC), mayoritariamente griego.
  114. El Talmud de Babilonia (Roch Hachana 26b) informa que de los eruditos (que han perdido el uso del hébreu) se presiente cerca de Juda HaNassi para conocer el significado de la palabra srougin, tanto y de manera que su servidora se exclame : « Hasta cuándo contad sirougin sirougin ? » (« Hasta cuándo contad el uno como consecuencia del otro ? »), Lo que les permite comprender el significado de la palabra.
  115. The Documentos from the Bar Kokhba Period in the Cava of Letters (Judean Desert studies). Jerusalem: Israel Exploración Society, 1963–2002. Robo. 3, « Hebrew, Aramaic and Nabatean–Aramaic Papyri », edited Yigael Yadin, Jonas C. Greenfield, Ada Yardeni, Baruch TIENE. Levine ((ISBN 9652210463)).
  116. Sin embargo, Maïmonide escrito su Mishneh Torá hébreu mishnaïque, lo que no fue la menor de las causas de la ire de sus contemporáneos.
  117. Con la muerte de Armand Lunel 1977.
  118. Aunque en su caso, su conversión, se aceptan la validez de la Torá Oral, es bastante rápido, cf. Parashat Emor (Ver párrafo sobre las posiciones del judaïsme rabbinique hacia el karaïsme)
  119. La noción de mitad-Judía es todo a hecho extranjero al judaïsme ortodoxo, para el cual hace falta haber nacido de una madre judía o haber sido convertido por un rabbin ortodoxo. Sin embargo, después de la Shoah, donde de las personas murieron por centenares de millares para tener un pariente Judío, fue decidido que los niños de Judíos podrían verse en ciertos casos más fácilmente convertidos, cf. responsum 33 628 del rabbin Élie Kahn sobre el sitio cheela.org
  120. Emmanuel Levinas los llamaba « los judíos déjudaïsés » (Difícil libertad, París, Albin Michel, coll. “ Presencia del judaïsme ”, nueva edición aug. 1976, 3e édit. 1983, 4e edición 1995)
  121. Al origen, la religión de las Falashas es alejada del judaïsme ortodoxo, pero la gran mayoría de los Judíos de Etiopía han adherido a éste al XXe siglo. Su origen mal definido los hace sin embargo rechazados por ciertos ultra-ortodoxos, que exigen que se convierten buena y debida forma para aceptarlas.
  122. Tiene, b, c y d Tovah Lazaroff, « En 50 años : 12 o 18 millones de Judíos ? », Jerusalem Puesto, 13 de febrero 2002.
  123. Sondeo informado por el Jerusalem Puesto del 10 de abril de 2006.
  124. Datos basados en un estudio del Despacho Israelí de los Estadísticos. Ver [2] (actualizado el 2 de mayo de 2006 ).
  125. Tiene, b, c y d Profesora Sergio della Pergola, « Una nueva mirada sobre los Judíos franceses », mensual El Arco, no 546-547, agosto-septiembre 2003.
  126. Perforen of world Jewry living in Israel climbed to 41 % in 2007, Anshel Pfeffer, Haaretz, 6 de enero 2008.
  127. El censo francés prohibido las cuestiones étnicas o religiosas, y se trata pues allí de una estimación.
  128. Según un sondeo realizado en diciembre 2003 y enero 2004, cerca de 7 616 Israelíes además de 20 años, 8 % de la población judía israelí sería haredi, 9 % ortodoxo « moderno », 39 % traditionaliste y 44 % laico. Estas cifras serían de 13 % de haredim y de 52 % de laïcs en los Judíos israelíes nacidos en Israel y no al extranjero. Los religiosos liberaux y massortim no son mucho numerosos en Israel y no son tomado en cuenta en este estudio.
    Según una tendencia marcada desde décadas, el número de los ortodoxos « modernos » y de los traditionalistes disminuye, mientras aquel de los haredim y de los laïcs aumenta : 6 % de haredim y 42 % de laïcs 2002. Esta polarización creciente hace temer a mucha observadores una división cada vez más fuerte con el tiempo de la sociedad judía israelí.
    El nivel de vida de las haredim es más débil : 29 % de los haredim declaran que su familia en un coche, contra 73 % de los laïcs. 27 % de los haredim declaran vivir en alojamientos surpeuplés, contra 2 % de los laïcs.
    Sondeo informado por el Jerusalem Puesto del 10 de abril de 2006.
  129. Ver también Pork and Milk
Goldenwiki 2.png
La versión de este artículo ha sido reconocido como « artículo de calidad » ().
Para toda información complementaria, consultar su página de discusión y el voto que lo ha promu.
  • Portail de la culture juive et du judaïsme Portal de la cultura judía y del judaïsme
  • Portal de las minorías

Este documento proviene de « ».