Visita Encydia-Wikilingue.con

Prueba de Rorschach

prueba de rorschach - Wikilingue - Encydia

Hermann Rorschach creó la prueba pareidolálico en 1921.

La prueba de Rorschach es una prueba psicológica projetivo desarrollado por el psiquiatra suizo Hermann Rorschach. La prueba consiste en dar posibles interpretaciones a diez pranchas con manchas de tinta simétricas. A partir de las respuestas, se busca obtener un cuadro amplio de la dinámica psicológica del individuo. La prueba de Rorschach, a pesar de ser blanco de muchas críticas, es ampliamente utilizado en varios países[1].

Las pranchas de la prueba, desarrolladas por Rorschach, son siempre las mismas. Sin embargo, para la codificación y la interpretación de las informaciones, diferentes sistemas son utilizados.

Paralelamente a la "Prueba de Rorschach" propiamente dicho Rorschach desarrolló en 1921 juntamente con Hans Behn-Eschenburg una segunda serie de pranchas que quedó conocida como Behn-Rorschach o simplemente Be-Ro-Prueba. Hans Zulliger publicó en 1948 una prueba semejante, pero en forma de slides a ser proyectados en la pared, llamado Prueba Z. Esa prueba, originalmente pensado como una prueba para grupos, fue posteriormente editado en pranchas y utilizado como una forma breve de la prueba de Rorschach[2].

Tabla de contenido

Introducción histórica

El uso de manchas de tinta como una forma de prueba no fue una idea de Rorschach. Antes de él muchos autores, como Binet, Henri, Dearborn, Kirkpatrik entre otros, hicieron uso de ese técnica, sobre todo en el estudio de la imaginação y de la creatividad. Sin embargo esos trabajos no parecen ser el origen del interés de Rorschach por las manchas de tinta. Durante su infancia fuera Rorschach un entusiasmado jugador de un juego muy difundido el siglo XIX llamado Klecksographie (Klecks significa mancha de tinta) en que los jugadores creaban pequeños poemas a partir de manchas abstractas de tinta. A pesar de haber hecho algunos experimentos anteriores menos sistemáticos fue los años 1917-1918 que Rorschach comenzó un estudio más sistemático del uso del método de manchas de tinta en el diagnóstico psiquiátrico, sobre todo en el diagnóstico de la esquizofrenia. En la época él trabajaba como director del hospital Krombach en Herisau, en la Suiza y pode cuchara datos tanto de pacientes como de operarios y estudiantes, recolectando así respuestas tanto de pacientes como de personas saludables. Esa fue la base de la tesis Psychodiagnostik publicada en junio de 1921, primera presentación oficial de la prueba[3].

Originalmente Rorschach usaba un total de 40 pranchas diferentes, que inmediatamente se redujeron a 15. Aún ese número bien diminuido de pranchas representó una gran dificultad para la publicación de la obra debido al alto coste de impresión. La mayoría de los editores consultados se mostraban dispuestos a publicar sólo 6 pranchas, con lo que el autor no concordaba. Así, durante todo el año de 1920 la obra, ya lista, no puede ser publicada - y fue aún reescrita, una vez que Rorschach continuaba colhendo datos. Sólo en 1921 Rorschach consiguió, con el auxílido de Walter Morgenthaler, negociar un compromiso con el editor Bircher de Berna: él editaría 10 de las pranchas. Importante para el desarrollo posterior de la prueba fue el hecho del editor haber tenido problemas en la reproducción de las manchas, de forma que las pranchas editadas eran más pequeñas que las originales y possuiam un sombreado inexistente anteriormente. Esa es forma actual de la prueba. Esos cambios, antes de ser un problema representaron nuevas posibilidades para la prueba, posibilidades que no formaban parte de la obra original de Rorschach. Así este comenzó la cuchara nuevos datos con las pranchas publicadas. Infelizmente el psiquiatra murió precozmente en Abril de 1922 y dejó sólo un artículo inacabado acerca de los sombreados. La obra de Rorschach fue un fracaso editorial. La comunidad científica no se mostró interesada y la mayor parte de los 1200 libros publicados aún estaban en el depósito cuando el autor falleció. Solamente cuando más tarde los derechos de la obra fueron comprados por el editor Huber y los primeros artículos comenzaron a ser publicados es que la prueba pasó a ganar en respeitabilidade. Sin embargo su autor estaba muerto y las pranchas publicadas no correspondían a aquellas que él hube utilizado en la recolecta original de datos. Esa situación llevó a la aparición de diversos nuevos sistemas de codificación e interpretación de la prueba[3].

El primer autor a dedicarse a la interpretación de los sombreados fue Hans Binder[4]. Otros importantes representantes de la prueba en la Europa fueron Walter Morgenthaler, Emil Oberholzer, Georgi Roemer, Hans Behn-Eschenburg y Hans Zulliger. Ellos fueron los primeros entrenadores de especialistas en la ejecución de la prueba. Entre estos estaba el americano David Levy, que llevó la prueba para los Estados Unidos. En torno a Levy se reunió un grupo de investigadores que se dedicaron al desarrollo del método diaghnóstico con las pranchas de Rorschach. Entre ellos se destacan Samuel J. Beck y Marguerite Herz. La expansión del nacional-socialismo en los países germanófonos llevó a una onda de inmigración y muchos investigadores europeos se establecieron en los estados unidos. Entre ellos el alemán Bruno Klopfer, el polaco Zygmunt Piotrowski y el húngaro David Rapaport. Cada una de esas cinco personalidades generó un propio sistema de codificación e interpretación de la prueba de Rorschach[3].

La necesidad de unificar los diferentes sistemas en uno todo coherente no quedó desabercebida. En la Europa el principal movimiento en esa dirección fue la obra del psiquiatra danés-suiço Ewald Bohm. Su Lehrbuch dé Rorschach-Psychodiagnostik, publicado por primera vez en 1958, continúa siendo la base del trabajo con la prueba, principalmente en el mundo germanófono. En los Estados Unidos fueron los esfuerzos de John Y. Exner Jr. que, con su Sistema Abrangente (Comprehensive System) buscó unificar los sitemas de las cinco mayores escuelas de la prueba de Rorschach en los Estados Unidos. Su sistema se hizo muy influyente también en otros países y es hoy el sistema más difundido. Infelizemente solamente la primera edición de la obra de Bohm había sido traducida para el inglés, de tal forma que el autor americano no a llevó en consideración en su sistema. Hoy día hay un esfuerzo de unificación de las escuelas europea y americana.[5][6].

La lógica de la prueba

La prueba de Rorschach, como todas las pruebas projetivos, se basa en la llamada hipótesis projetiva. En consonancia con esa hipótesis, la persona a ser probada, al buscar organizar una información ambígua (o sea, sin un significado claro, como las pranchas de la prueba de Rorschach), proyecta aspectos de su propia personalidad. El intérprete (o sea, el psicólogo que aplica la prueba) tendría así la posibilidad de, trabajando por así decir "de tras para frente", reconstruir los aspectos de la personalidad que llevaron a la respuestas dadas[7].

La hipótesis projetiva se basa en el concepto freudiano de proyección : un mecanismo de defensa, a través del cual el individuo atribuye de manera inconsciente caracteristicas negativas de la propia personalidad a otras personas (proyección clásica). A pesar de la proyección clásica carecer de confirmación empírica y ser así blanco de controversias, hay aún un otro caso de proyección que cuenta con una relativa unanimidad entre los estudiosos: la proyección generalizada o assimilativa. Esta es la tendencia de determinadas características de la personalidad, necesidades y experiencias de vida de influenciar el individuo en la interpretación de estímulos ambíguos. En consonancia con los defensores del uso de pruebas projetivos, tales pruebas poseen dos grandes ventajas en compração a las pruebas estructuradas: (a) ellos "engañan" los mecanismos de defensa del individuo y (b) permiten al intérprete de la prueba tener acceso a contenidos no accesibles a la conciencia del individuo probado[7].

La realización de la prueba

La prueba se compone, como visto, de 10 pranchas diferentes, algunas con borrões coloreados, otras son negras y blancas. El realizador de la prueba presenta las pranchas, siempre en la misma orden, a la persona que está siendo probada con la pregunta: "lo que podría ser esto?". A pesar de las pranchas sean siempre presentadas en la misma posición, la persona puede volcarlas a la gana. Y puede dar cuántas respuestas quiera.

El principal trabajo del realizador de la prueba es la codificación de las respuestas dadas: cada respuesta debe ser clasificada a través de un complejo sistema de códigos, que reduce las varias respuestas a algunas categorías básicas. Una de las pricipais diferencias entre los diversos sistemas de la prueba (ver arriba "Introducción histórica") es exactamente la forma de la codificación.

Tanto en el sistema de Bohm[8] como en el sistema de Exner[3] cada respuesta es clasificada bajo cuatro puntos de vista:

  1. el modo de percepção - o sea, si el borrão es visto como uno todo o si sólo una parte es importante (y, en este caso, en que parte del borrão);
  2. la determinante - o sea, que aspecto del borrão fue importante para la respuesta: la forma, el color, la impresión de movimiento;
  3. el contenido - la figura decrita es de un ser humano, de un animal, una parte del cuerpo humano, una planta, un paisaje, una objeto (arquitetônico, histórico, etc.)
  4. la originalidade o vulgaridade de la respuesta - o sea, si la respuesta es, en la población de la persona que está siendo probada, una respuesta muy común (que muchas personas dan) o muy rara.

Para cada uno de esos puntos de vista es utiliza una serie de letras, que indican cada una de las varias posibilidades. Así una respuesta puede ser codificada G F M en el sistema de Bohm, lo que significa que esa respuesta utiliza toda la figura (G), se basa en la forma del borrão (F) y describe una ser humano (M); otra respuesta podría ser codificada D Fb T (o sea, utiliza sólo un detalle del borrão (D), se basa sobre todo en el color (Fb) y representa un animal (T)).

Lo que diferencia los dos sistemas no es sólo el uso de letras diferentes para indicar cada una de las categorías (Bohm usa abreviaturas alemanas y Exner en inglés; así para indicar el uso del borrão como uno todo el primero utiliza G (al. Ganzes, todo) y el útimo utiliza W (ing. Whole, todo)), pero sobre todo la codificación de otros detalles de la respuesta. Bohm, por ejemplo, utiliza un reloj para medir el tiempo de exposición de la persona a la prancha; Exner codifica diferentes formas de respuestas en que diferentes categorías se mezclan, y cada uno de ellos utiliza un sistema diferente para codificar las respuestas que emvolvem los sombreados y texturas de los borrões. Como se ve, el realizador de la prueba necesita ser muy bien entrenado para esa actividad.

La técnica de interpretación

Una vez codificadas todas las respuestas, ellas son sumadas y reducidas la diferentes índices (por ejemplo, la relación entre el número de respuestas G y de respuestas D, etc.) Cada uno de los sistemas utiliza índices diferentes. Esos índices son reunidos en agrupaciones (ing. clusters), que describen determinadas dimensiones de la personalidad.

Bohm[8] propone para la interpretación el siguiente esquema:

  1. Evaluación quantitativa de la inteligencia - o sea, una estimativa del grado de inteligencia de alguien;
  2. Evaluación qualitativa de la inteligencia - que tipo de inteligencia es más desarrollado (talentos, modo de trabajo, fantasia)
  3. Evaluación de la afectividad - o sea la estructura y control de la vida emocional del individuo y su capacidad de hacer contactos sociales;
  4. Actitudes generales como ambición, sentimientos de inferioridade o superioridade, agressividade, tendencia de sentirse embaraçado, etc.;
  5. Humor - tristeza, alegría, apatia, ansiedad, etc.
  6. Trazos neuróticos, tipo y estructura
  7. Indicios de un diagnóstico psiquiátrico, además de los resultados de otras pruebas,que tal vez hayan sido realizados, de la anamnese e indicación de otras pruebas complementarias, que tal vez sean necesarios.

Exner[3] propone una interpretación de los diferentes índices. Él presenta tres grupos de "variables llave" (ing. key variables):

  1. Grupo I, formado de tres índices: lo de esquizofrenia , lo de depresión y lo de déficit de coping.
  2. Grupo II, formado por las llamadas "Escalas D", que se refieren a la capacidad personal de control del propio comportamiento y a la capacidad de lidar con estresse
  3. Grupo III, que describe los estilos (o tendencias) dominantes de personalidad .

Los diferentes índices de los tres grupos son entonces utilizados para el cálculo de tres agrupaciones de calidades del funcionamiento mental del individuo:

  1. Grupo 1: "La tríada cognitiva"
    1. Procesamiento de informaciones
    2. Ideação - la capacidad del individuo de traducir las informaciones que recibe del ambiente en conceptos e ideas abstractos
    3. Mediación cognitiva - la tendencia del individuo ser convencional (o no) en su manera de ver y pensar las cosas
  2. Grupo 2:
    1. Afectividad
    2. Autopercepção
    3. Percepção interpessoal
  3. Grupo 3:
    1. Capacidad de control y tolerancia de estresse.
    2. Estresse conectado a la situación

Con base en esos datos el realizador de la prueba obtiene un perfil de la personalidad de la persona probada. Ese perfil puede auxiliar el diagnóstico clínico de un trastorno mental; la prueba sola no ofrece, sin embargo, una base sólida para tal diagnóstico.

Además de Exner y de Böhm, muchos otros autores utilizaron la prueba de Rorschach de maneras diversas y ara diferentes fines. Marvin Goldfried y sus compañeros (1971)[9] ofrecen una visión general de diversos usos dados a la prueba en el transcurrir de su desarrollo: La prueba fue utilizada para el diagnóstico del nivel de desarrollo personal, del nivel de hostilidad, de ansiedad, el nivel del límite corporal (o sea, la tendencia del individuo de percibir a sí aún como "firme" o "débil" y "penetrável"), la tendencia homosexual, la tendencia para el suicidio entre otros. Esos diferentes usos de la prueba presentan diferencias considerables en su fiabilidad.

Las pranchas

Críticas y controversias

Hasta el desarrollo del sistema de Exner, la falta de padronização de la prueba de Rorschach fue el pricipal blanco de críticas a la prueba. Exner, con su sistema abrangente, ofreció al mundo científico un sistema que, al menos en teoría, correspondía a los patrones psicométricos: validez (o sea, la prueba mide lo que debe medir), fiabilidad o reliabilidade (o sea, la prueba es exacta en la medição) y objetividade (o sea, diferentes personas llegan al mismo resultado). El sistema de Exner fue validado y normatizado en poblaciones de diferentes países, inclusive Portugal y Brasil[21][22]. Según Pasian (2002), el Rorschach ya fue probado en diversos estudios normativos en el Brasil y está validado en ese país por el Consejo Federal de Psicología como eficaz.

A pesar del gran desarrollo que el sistema de Exner representó para el Rorschach, su uso aún está lejos de ser acepto por todos los investigadores. Los investigadores Scott Lo. Lilienfeld, James M. Wood, Howard N. Garb y sus colaboradores apuntan una serie de problemas conectados tanto a la prueba en cuanto a su utilización. En un artículo en la revista Scientific American los autores apuntan que la aplicación de la prueba no permite identificar la mayor parte de los trastornos mentales tales como definidos en los sistemas actuales de clasificación (CID-10 y DSM-IV )[1]. En otro artículo[23] los autores desrecomendam expresamente el uso de la prueba como método diagnóstico de diagnósticos psiquiátricos y en contexto forense, además de hacer recomendaciones para la mejoría de la calidad de los estudios científicos sobre la prueba. A pesar de la fuerte crítica en cuanto a su uso en diagnóstico clínico, los autores no desvalorizam la prueba totalmente. Ellos reconocen el valor de la prueba en diversas áreas de investigación así como sugieren su uso como complementação en el diagnóstico de la esquizofrenia y de desórdenes en el pensamiento. Un otro uso legítimo de la prueba sería como método exploratório y heurístico en ciertos tipos de psicoterapia [24].

Una otra controversia conectada a la prueba dice respeto a la divulgación principalmente de las imágenes de las pranchas, pero también de toda y cualquier información conectada a la forma de realización e interpretación de la prueba. Para muchos psicólogos, el conocimiento de esas informaciones por parte de la persona probada hiere la fiabilidad de la prueba. A pesar de problemas conectados a los derechos autorais ya existan hace algunos años, una vez que los derechos autorais vencieron en la mayor parte de los países 70 años después de la muerte del autor, la controversia tomó una nueva dimensión en 2009, cuando las pranchas y datos conectados a la respuestas más corrientes en diferentes países fueron publicadas en el artículo en inglés de la Wikipédia[25]. Las discusiones conectadas a ese caso llevaron a la publicación de las pranchas en otros medios de comunicación, como los jormais The Guardian y The Globe and Mail[26].

Referencias

  1. a b Lilienfeld, Scott Lo.; Wood, James M. & Garb, Howard N. (2001). What's wrong with this picture?. Scientific American. In: http://www.psychologicalscience.org/newsresearch/publications/journals/sa1_2.pdf
  2. Universidad de Gotteborg. Classical Rorschach. Página visitada en 31/01/2010.
  3. a b c d y Exner, John Y. Jr. (1993). The Rorschach - a comprehensive system. Volumen 1: Basic foundations, 3rd. ed. New York: Wiley.
  4. Binder, Hans (1932). Die helldunkeldeutungen in psicodiagnostischen experiment von Rorschach. Schweiz Archives Neurologie und Psychiatrie, 30, 1-67.
  5. Österreichische Rorschach Gesellschaft. Weiterentwicklung des Rorschach Verfahrens in Europa und den USA. Página visitada en 31/10/2010.
  6. Universidad de Goteborg. Classical Rorschach: Rorschach Traditions. Página visitada en 31/10/2010.
  7. a b Lilienfeld et al (2000). The scientific status of projective techniques. Psychological Science in the Public Interest, 01, 2.
  8. a b Bohm, Ewald (1972). Lehrbuch dé Rorschach-Psychodiagnostik, 4. Aufl. Bern: Huber.
  9. Goldfried, Marvin R.; Stricker, George & Weiner, Irving (1971). Rorschach: Handbook of clinical and research applications. Englewood Cliffs-NJ: Prentice-Hall.
  10. Rorschach, Hermann (1927). Rorschach Test – Psychodiagnostic Plates. Hogrefe. ISBN 3-456-82605-2.
  11. Copyright Durations Wordwide - YO Copyright. Swiss Federal Institute of Intellectual Property. Página visitada en 2009-08-26.[conexión inactiva]
  12. Copyrights – Terms of Protection. Swiss Federal Institute of Intellectual Property. Página visitada en 2009-08-26.
  13. Carol Forsloff (30 July 2009). Rorschach Personality Test: Did Wikipedia Leak a ‘Cheat Sheet’. Digital Journal.
  14. Noam Cohen. "Has Wikipedia Created a Rorschach Cheat Sheet? Analyze That", New York Equipos, 28 July 2009. “Because the Rorschach plates were created nearly 90 years ago, they have lost their copyright protection in the United States.”
  15. Copyright Term and the Public Domain in the United States. Cornell Copyright Information Center (1 January 2009).
  16. Alvin G. Burstein, Sandra Loucks (1989). Rorschach's test: scoring and interpretation. New York: Hemisphere Pub. Corp.. p. 72. ISBN 9780891167808.
  17. p. 107. ISBN 9780805801026.
  18. Dana 2000, p. 338
  19. Weiner & Greene 2007, pp. 390-395
  20. Weiner 2003, pp. 102-109
  21. del Nacimiento, Regina Sonia Gattas Fernandes (2007). Rorschach Comprehensive System data sea a sample of 409 adult nonpatients from Brazil. Journal of Personality Assessment, 89(Suppl1). Special issue: International reference samples sea the Rorschach Comprehensive System. pp. S35-S41.
  22. Abel Pires, António (2007). Rorschach Comprehensive System data sea a sample of 309 adult nonpatients from Portugal. Journal of Personality Assessment, 89(Suppl1). Special issue: International reference samples sea the Rorschach Comprehensive System. pp. S124-S130.
  23. Wood, James M.; Lilienfeld, Scott Lo.; Garb, Howard N. & Nezworski, M. Teresa (2000). The Rorschach test in clinical diagnosis: La critical review, with a backward look at Garfield (1947). Journal of clinical psychology, 56(3), pp. 395-430.
  24. Wood, James M.; Nezworski, M. Teresa; Garb, Howard N. (2003). What's Right with the Rorschach? The Scientific Review of Mental Health Practice, 2(2), pp. 142-146.
  25. La Rorschach Cheat Sheet on Wikipedia?, The New York Equipos, July 28, 2009
  26. Ian Simple (29 July 2009). Testing equipos sea Wikipedia after doctor posts secrets of the Rorschach inkblots. The Guardian.
    Patrick White. "Rorschach and Wikipedia: The battle of the inkblots", The Globe And Mail, 31 July 2009.

Bibliografia

Commons
El Wikimedia Commons posee multimedia sobre Prueba de Rorschach

Conexiones externas