Visita Encydia-Wikilingue.con

Proletariado

proletariado - Wikilingue - Encydia

Una obrera en uno Hago mecánico en una fábrica en Tejas en 1940.

Proletariado (del latim proles, “hijo, descendência, progênie”) es un concepto usado por anarquistas, comunistas y marxistas para definir la clase antagônica a la clase capitalista. El proletário consiste de aquel que no tiene ningún medio de vida excepto su fuerza de trabajo (sus aptitudes), que él vende para sobrevivir.

El proletário se diferencia del simple trabajador, pues este último puede vender los productos de su trabajo (o vender su propio trabajo mientras servicio), mientras el proletário sólo vende su capacidad de trabajar (sus aptitudes y habilidades humanas), y, con eso, los productos de su trabajo y su propio trabajo no le pertenecen, pero a aquellos que compran su fuerza de trabajo y le pagan un salario.

La existencia de individuos privados de propiedad, privados de medios de vida, permite que los capitalistas (los propietarios de los medios de producción y de vida) encuentren en el mercado un objeto de consumo que actúa y piensa (las aptitudes humanas), que ellos consumen para aumentar su capital. Al vender su fuerza de trabajo, el proletário aliena-si de sus propios actos y los somete a la gana del comprador, que lo domina autoritariamente. El comprador (el capitalista) comanda el trabajo del proletário y se apropia de sus productos para venderlos en el mercado.

La palabra proletariado define el conjunto de los proletários considerados mientras formando una clase social.[1][2][3]

Tabla de contenido

Origen de la Palabra

Parte de la serie sobre lo
Marxismo
Trabajos teóricos

Lo Manifiesto Comunista
El Capital

Sobre la Cuestión Judaica
Grundrisse
La Ideología Alemana

Tesis sobre Feuerbach

Sociología y antropología.

Alienação · Burguesia
Conciencia de clase
Fetichismo de la mercancía
Comunismo
Hegemonia cultural
Explotación · Naturaleza humana
Ideología · Proletariado
Reificação · Socialismo
Relaciones de producción

Economía

Fuerza de trabajo · Ley del valor
Medios de producción
Modo de producción
Fuerzas productivas
Más-valía
Trabajo excedente
Valor Excedente
Problema de la transformación
Trabajo asalariado

Historia

Anarquismo y marxismo
Producción capitalista
Lucha de clases
Dictadura del proletariado
Acumulação primitiva del capital
Revolución proletária
Internacionalismo proletário
Revolución mundial

Filosofía

Materialismo histórico
Materialismo dialético
Marxismo analítico
Autonomismo marxista
Feminismo marxista
Humanismo marxista
Geografía marxista
Marxismo estructural
Marxismo occidental
Marxismo libertário
Joven Marx

Representantes

Karl Marx · Friedrich Engels
Karl Kautsky · Gueorgui Plekhanov
Rosa Luxemburg
Anton Pannekoek
Vladimir Lenin · Leon Trotsky
Georg Lukács · Guy Debord
Antonio Gramsci · Karl Korsch
Che Guevara · Escuela de Frankfurt
Jean-Paul Sartre
Louis Althusser

Crítica

Críticas al marxismo

Todos los artículos categorizados
Portal del Comunismo

En Roma Antigua, el rey Serbio Túlio usó el término proletarii para describir los ciudadanos de clase más baja, que no tenían propiedades y cuya única utilidad para el Estado era generar proles (hijos) para engrosar las hileras de los ejércitos del imperio [4]. El término proletário fue utilizado en un sentido depreciativo, hasta que, el siglo XIX, socialistas, anarquistaes y comunistas lo utilizaron para identificar la clase de los sin propiedad del capitalismo industrial.

Historia

Históricamente, el proletariado surge con el capitalismo industrial (en la Europa, entre los siglos XIV y XIX), cuando todas las relaciones sociales entre los individuos pasaron a ser mediatizadas por el mercado, que sustituyó los lazos comunitarios que caracterizaban las sociedades anteriores. Con eso, todos los bienes pasaron a ser mercancías, o sea, el acceso a ellos pasó a ser permitido sólo a quién tuviera el dinero para comprarlos. Eso sólo fue posible mediante la llamada acumulação primitiva del capital, que se caracteriza por expulsões de campesinos de sus tierras y por la destrucción de los lazos no-mercantiles de la artesanía urbana (por ejemplo, las corporações de ofício), formando una masa de individuos destituidos de medios de producción y que nada tenían para ofrecer al mercado sino su fuerza de trabajo [5]. Esa criba de los hombres de sus medios de producción es también llamada de proletarização y fue en la mayoría de las veces impuesta por el Estado. Además de eso, los artesanos urbanos no podían concursar en el mercado con los capitalistas, cuyos capitales rápidamente se acumulaban mediante el uso de fuerza de trabajo y por la extracción de la más-valía que esta proporciona, y esos artesanos falidos contribuyeron para aumentar aún más la masa de proletários disponibles para la industria capitalista nascente. La formación, mantenimiento y el control (a través del aparato represivo del Estado) de una masa de individuos destituidos de todo y teniendo solamente su fuerza de trabajo para vender (calificada o no) es la condición sine qua non de la acumulação del capital en cualquier lugar del mundo, hasta los tiempos presentes, pues la fuerza de trabajo es la única mercancía que produce más-valía[1].

Operadores de telemarketing
Controlador de tráfico aéreo
Archivo:Archie McPhee checkout.jpg
Una operadora de caja de supermercado

La idea de proletariado como una clase antagônica a la de los capitalistas surgió el siglo XIX, cuando obreros consiguieron por primera vez organizar huelgas de dimensiones considerables y cuestionar la situación en que vivían de modo que, para muchos, sus exigencias eran irreconciliáveis con la sociedad capitalista. Los proletários desarrollaron ideas comunistas, socialistas y anarquistas que después quedaron conocidas a través de autores como Karl Marx, Mikail Bakunin y Piotr Kropotkin. Esas ideas se desarrollaron por la sistematização del objetivo que emergía espontáneamente en las luchas proletárias que era lo de establecer una Libre asociación de productores. Del fin del siglo XIX hasta meados del siglo XX, mediante la presión constante de las luchas radicales de los obreros, los Estados de diversos países resolvieron conceder derechos laborales y regular los sindicatos, que pasaron a ser instituciones de negociación entre el Estado, los empresarios y los obreros. En 1917, en la Rusia , también mediante la presión de luchas radicales de los obreros, los bolcheviques tomaron el poder del Estado usando el nombre del proletariado, que, sin embargo, fue massacrado por ellos y sometido a un régimen de trabajo militarista [6] que, en la opinión de anarquistas y comunistas de consejos, no tiene absolutamente nada a ver con las reivindicaciones de los proletários, los cuales, en sus luchas, siempre se opusieron a la intensificación del trabajo, a la dictadura de los jefes y a la propia esclavitud asalariada[7][3][8].

Tiempos presentes

De meados del seculo XX hasta el presente, el Estado consiguió administrar el antagonismo proletário a punto de aparentemente disolverlo (a través de diversas medidas, tales como: leyes laborales, la transformación de los sindicatos en mediadores entre capitalistas y trabajadores, represión, disolución del internacionalismo proletário en los nacionalismos y demasiado conflictos interburgueses), haciendo el proletariado ser hoy difícilmente reconhecível en la superficie de la sociedad. Algunos afirman que la lucha proletária continúa, pero de forma subterránea e invisible, mientras no ocurre el momento histórico-mundial propicio para su emergencia.

Actualmente, en los puntos capitalistas más avanzados del globo (países desarrollados o ciudades/barrios/regiones desarrolladas de países poco desarrollados), el proletariado tiene normalizado de vida muy superior en relación a sus condiciones del inicio de la Revolución Industrial, cuando jornadas de más de doce horas y la intensa utilización de mano-de-obra infantil eran la regla. En general, los órganos de estadística estatales y privados clasifican como "clase media" ese grupo social. Sin embargo, aquello que los define como "proletariado" continúa existiendo, a saber, su criba de todos los medios de vida y producción y el consecuente constrangimento impuesto a ellos de vender su fuerza de trabajo en pago del salario que le permita la supervivencia. El proletariado se define por el modo como produce sus condiciones de vida, que es alienado y opressivo, y no por el consumo a que él tiene acceso a través de su salario.

Sin embargo, las condiciones de trabajo en los países/regiones/ciudades desarrollados viene regredindo los últimos años con la introducción de reformas neoliberais, con jornadas cada vez mayores y la precarização advindos de la flexibilização de las leyes laborales. En otros países, el trabajo infantil, los salarios simbólicos y jornadas cada vez mayores son prácticas comunes, llegando hasta el extremo del uso de mano-de-obra esclava. Los trabajadores inmigrantes, en especial, han sido sometidos la condiciones de trabajo degradantes en la Europa. Y tenemos la migración de las fábricas para países sin leyes laborales.

Críticas

Economistas (neo)liberales (por ejemplo, Joseph Schumpeter) no creen en explotación y sostienen que la existencia del proletariado es un sofismo. Para ellos todos los individuos son iguales ante el mercado, y el mercado retorna a la cada persona el exacto valor que esa persona introdujo en él; los capitalistas serían sólo personas que son fuertes adeptas del ahorro y cuyas contribuciones al mercado son de calidad superior a la contribuciones del restante de la población, que, con eso, gana menos del que ellos. Por lo tanto, ellos niegan que haya un conflicto intrínseco al capitalismo e inseparable de él, como por ejemplo, niegan la existencia del proletariado y las motivaciones de sus luchas, que ellos interpretan moralisticamente como motivadas meramente por envidia de los menos capaces con relación a los más capaces.

Autores anarquistaes y comunistas contra-argumentan que es natural que aquellos que forman la clase dominante (o que sirven a ella) afirmad que no exista explotación y ni dominação, pues los capitalistas necesitan domesticar los proletários para que estos ofrezcan su fuerza de trabajo sin ninguna reserva, buscando hacerlos creer que la compraventa y venta de fuerza de trabajo es sólo un hecho natural, imutável, y que, ya que sería imutável, el mejor que el proletário puede hacer es no cuestionar, luchando sólo para ser un "operario del mes".

Ver también


Referencias

  1. a b Trabajo asalariado y Capital, Karl Marx
  2. Eclipse y Reemergência del Movimiento Comunista, Francois Martin and Jean Barrot [1]
  3. a b ABC del Anarquismo, Alexander Berkman [2]
  4. [3] http://encyclopedia.farlex.con/Proletarii
  5. ver parte 8 del primer volumen del Capital (De las Kapital), de Karl Marx
  6. Ver artículos Capitalismo de Estado, Comunismo de guerra y Revuelta de Kronstadt
  7. Partido y Clase Trabajadora, de Anton Pannekoek
  8. The Thin Red Line: Non-Market Socialism in the Twentieth Century, John Crump (1987) [4]

pnb:پرولتاریہ