Visita Encydia-Wikilingue.con

Periodo Arcaico

periodo arcaico - Wikilingue - Encydia

Serie Historia de la Grecia

Partenon

Civilización Egeia antes de 1600 a.C.
Grecia Micênica c. 1600-1200 a.C.
Edad de las Tinieblas c. 1200-800 a.C.
Grecia Antigua 776-323 a.C.
Periodo Helenístico 323 a.C.-146 a.C.
Periodo Greco-Romano 146 a.C.-330 AD
Imperio Bizantino 330 AD-1453 AD
Periodo Otomano 1453-1832
Grecia Moderna tras 1832
Tópicos
Lengua Griega Literatura Griega
Historia militar El griego en términos


El Periodo Arcaico, periodo de la Grecia Antigua de desarrollo cultural, político y social , se sitúa entre c. 700 a.C. y 500 a.C., posterior a la Edad de las Tinieblas y antecedendo el Periodo clásico. En esta altura se dan los primeros avances significativos para el ascenso de la democracia y se observa también una revitalização del lenguaje escrito.

En términos artísticos el periodo se caracteriza por la edificação de los primeros templos inspirados en las habitaciones micénicas, por las tipologias escultóricas kouros y kore , y por el inicio del registro de pintura negra en cerámica.

Tabla de contenido

La colonización

Uno de los fenómenos más importantes del Periodo Arcaico fue lo de la colonización, que esparció los griegos un poco por toda el área costeira de la bacia del Mar Mediterrâneo y del Mar Negro.

Los motivos que generaron estos fenómenos fueron variados. Entres ellos pueden ser referidos los excesos poblacionales, las dificultades de la pólis en alimentar su población después de un periodo de sequía o de lluvias torrenciales, los intereses comerciales o la simple curiosidad y espíritu aventureiro.

La colonización griega obedecía a una planificación precisa, que implicaba, más allá de la elección del local que sería colonizado, el nombramiento del comandante de la expedición (el oikistes) que sería responsable por la conquista del territorio y que lo gobernaría la colonia (apoika, "residencia distante") como rey o gobernador. Antes de partir con su expedición, el oikistes consultaba el Oráculo de Apolo en Delfos, que aprobaba el local sugerido o proponía otro. El dios Apolo se encontró así asociado a la colonización; muchas colonias en la Ilíria, Trácia, Libia y Palestina reciben el nombre Apolónia en su honra. Los colonizadores llevaban de la ciudad madre - la metrópoli - el fuego sagrado y los elementos culturales y políticos de esta, como el dialecto, el alfabeto, los cultos y el calendario. Por veces las colonias podrían fundar por su parte otras colonias.

Una de las primeras colonizaciones de este periodo data de 775 a.C., habiendo sido una iniciativa de griegos de la ciudades de Cálcis y Erétria que parten para la isla de Ischia en la bahía de Nápoles. En la década de 30 del siglo VIII están documentadas las fundaciones de colonias en Sicilia: Naxos y Messina (por Cálcis) y Siracusa (por Corinto)

La espalda del Mar Negro fueron colonizadas esencialmente por la pólis de Mileto . Las colonias más importantes de esta región fueron Sinope (c. 700 a.C.) y Cízico (c. 675 a.C.). De Megara parten colonos que fundan en 667 a.C. la ciudad de Bizâncio .

En el norte de la África Cirene fue fundada por colonos de la isla de Tera alrededor de 630 a.C.. En la región occidental del Mediterrâneo, destáquense colonias como Massalía (la moderna Marsella), Nice (de niké, victoria) y Ampúrias (esta última en la Península Ibérica).

La colonización griega debe ser entendida de una forma diferente de la colonización realizada por los Europeos en la Edad Moderna y Contemporánea, en la medida en que la colonia no tenía cualquier tipo de dependencia política y económica en relación a la metrópoli. Entre la metrópoli y la colonia existían lazos cordiales (era por ejemplo chocante que ocurriera una guerra entre las dos), pero los griegos que partían para una colonia perdían la ciudadanía que detenían en la ciudad de donde eran oriundos.

El desarrollo del comercio

Una de las consecuencias de la colonización será el desarrollo del comercio, no sólo entre la colonia y la metrópoli, pero entre las colonias y otros locales del Mediterrâneo. Hasta entonces el comercio no era una actividad económica propia, pero una actividad subsidiária de la agricultura. Algunas colonias funcionan esencialmente como locales para la práctica del comercio y sin un estatuto político: los empórios.

El incremento de la actividad comercial genera por su parte lo fomento de la industria. De este sector se destaca la producción de la cerámica, siendo famosos los vasos de Corinto y de Atenas, que se hicieron los principales objetos de exportación.

En el último cuartel del siglo VII a.C. ocurrió la aparición en la Lídia de la moneda, que se esparció lentamente por toda la Grecia.

Transformaciones sociales y políticas

Consecuencias del desarrollo del comercio y de la industria

Con el afluxo a partir de las colonias de cantidades elevadas de cereales y con la importancia que la exportación del vino y del aceite adquirió, se desarrolló entre las clases más abastadas la tendencia para sustituir el cultivo del trigo pelo de la viña y del olivo.

Los campesinos con pocos recursos económicos quedan impossibilitados de proceder a esta sustitución, una vez la viña y el olivo necesitan de algún tiempo hasta ofrecer resultados. Más allá de eso, estas culturas exigían menos mano-de-obra y algunos trabajadores se hicieron excedentários.

En resultado de esta realidad económica nace en el Periodo Arcaico una nueva clase, a de los plutocratas, cuyos miembros, oriundos frecuentemente de las clases inferiores, enriquecen gracias a la posibilidades ofrecidas por el desarrollo del comercio y de la industria, actividades desdeñadas por la aristocracia. Esta clase posee ambiciones políticas, que en la época se encontraban relacionadas con la posesión de tierra. Como tal, los plutocratas buscan comprar tierras. Los nobles, no pretendiendo sean relegados para segundo plan, entran también en la carrera a la compraventa de las tierras. Las consecuencias de esta competición económica se repercuten entre los campesinos de débiles recursos, cuyas condiciones de vida se agravan.

Los legisladores

Ante los conflictos sociales que se acentuaron en la segunda mitad del siglo VII a.C., las pólis van a buscar resolver de forma pacífica los conflictos. Las parte en conflicto concuerdan en nombrar hombres con una reputación íntegra que dotan las ciudades de códigos de leyes - los legisladores.

Hasta entonces las leyes no eran escritas, lo que daba azo la intepretações arbitrarias al servicio de la aristocracia. La exigencia de un código escrito de las leyes parte de las clases populares.

Los primeros legisladores conocidos surgieron en las ciudades de la Magna Grecia a mediados del siglo VII a.C.. El más antiguo legislador conocido es Zaleuco de Locros, figura con contornos lendários, que habría escrito el primer código de leyes, endoso por ciudades de la Italia y Sicilia.

En Atenas los legisladores más conocidos fueron Drácon y Sólon ; el primero quedó conocido por su código de leyes riguroso (es de su nombre que deriva el adjetivo draconiano). Las leyes de estos hombres fueron escritas en prismas de madera rotativos (axones) que se encontraban expuestos al público.

Los tiranos

La obra de los legisladores no consiguió resolver los conflictos sociales. Así, casi todas las ciudades griegas conocen entre 670 y 510 a.C. el dominio de los tiranos. La palabra tirano no poseía la conotação negativa que hoy tiene, significando sólo "usurpador con poder supremo"; entre los griegos, el término sólo adquiere un sentido negativo a partir del gobierno de los Treinta Tiranos en Atenas (404 a.C.), conocidos por su crueldad.

Los tiranos conquistaron el poder a través de la violencia y de la fuerza, recibiendo el apoyo de las clases inferiores las cuales pasan después a proteger. El fenómeno de los tiranos se manifestó en primer lugar en las ciudades comerciales. Los primeros tiranos conocidos fueron Ortágoras en Sícion y Cípselo en Corinto. Atenas del siglo VI conoce el tirano Pisístrato y Siracusa Dionísio, el Viejo y Dionísio, el Nuevo.

Entre las medidas tomadas por los tiranos se encuentran el reparto de las tierras, la abolición de las deudas y la exención de impuestos. Cunham la moneda y lanzan grandes obras públicas, que permiten absorber la mano-de-obra excedentária y que embellecen las ciudades. En el campo de la religión, proceden a la centralização de los cultos.

Los descendientes de los tiranos acabaron por no mantener su apoyo a la clases populares, haciéndose impopulares. Casi todos desaparecen antes de 500 a.C., derrotados por nobles o por Esparta. En Sicilia la situación diferente, dado que ante la amenaza de los Cartaginenses los tiranos consiguen continuar en el poder hasta al siglo III a.C..

Las tiranias serán sustituidas por oligarquias o democracias.

Ver también

Bibliografia