Visita Encydia-Wikilingue.con

La Canción de Rolando

la canción de rolando - Wikilingue - Encydia

Batalla de Roncesvales (778): la muerte de Rolando (iluminura de Jean Fouquet, "Grandes Chroniques de France", 1455-1460, BNF).

La Canción de Rolando (en lengua francesa, La chanson de Roland) es un poema épico compuesto el siglo XI en francés antiguo, siendo de más antigua de las canciones de gesta escrituras en una lengua românica. Tuvo enorme influencia en la Edad Media, inspirando muchas otras obras sobre el tema (a llamada "Materia de Francia") por toda la Europa . Como otras canciones del género, a la época, era recitado por jograis en las cortes y en las ciudades.

El poema narra el fin heróico del conde Rolando, sobrino de Carlos Magno, que muere junto a sus hombres en la batalla de Roncesvales, trabada en el desfiladeiro del mismo nombre contra los sarracenos. La base histórica del poema es una batalla real, trabada en 15 de Agosto de 778 entre la rectaguarda del ejército de Carlos Magno, bajo el mando de Rolando, que abandonaba la península Ibérica, y un grupo de montanheses vascos, que la chacinou. Aunque histórico, el acontecimiento es retratado sin fidelidad histórica: los autores de la masacre pasaron de vascos a musulmanes, y tanto esa alteración como el tono general del poema se explica por el contexto de las Cruzadas y de la Reconquista cristiana de la península, que se vivió el siglo XI.

Tabla de contenido

Origen y manuscritos

Existen varios manuscritos medievais de la Canción de Rolando en francés antiguo, uno de los cuales escrito en la variante anglo-normanda. Este último, conservado en la Biblioteca Bodleiana de Oxford , es el más antiguo de todos y fecha de entre 1130 y 1170 .[1] Se cree, sin embargo, que la primera versión del poema pueda haber surgido antes, derivada de la tradición oral sobre la batalla de Roncesvalles.

Aparentemente, una de las finalidades de la narración de la historia de Rolando era a de animar los ejércitos antes de las batallas. En las obras de Guilherme de Malmesbury (Gesta regum anglorum, c. 1120 [2][1]) y Wace (Roman de Rou, 1160-1170 [3]) hay referencias a un poema sobre Rolando (cantilena Rolandi, en la obra de Guilherme) siendo recitado antes de la Batalla de Hastings, que condujo a la Conquista normanda de la Inglaterra por Guilherme de la Normandia en 1066. Wace y Malmesbury citan un jogral de Guilherme, Taillefer, como siendo quién recitou el poema. No es posible saber, sin embargo, hasta que punto el poema mencionado es la Canción preservada hoy.

El autor del poema es desconocido. El último verso de la obra dice Ci falt la geste que Turoldus declinet, pero ese tal Turoldo - de quien nada más se sabe - podría ser tanto el autor, el jogral o el copista del poema.

Contexto histórico y mito

La historia narrada en el poema es inspirada por la campaña militar que Carlos Magno, rey de los Francos, llevó a cabo en la península Ibérica en 778, a la época dominada en su mayor parte por musulmanes.[1][4] En el curso de la campaña, Carlos se alió a determinados líderes musulmanes contra otros, saqueó Pamplona y sitió Saragoça. Un levantamiento de los saxões obligó el rey a retirarse para asegurar la frontera oriental del reino. El día 15 de agosto de 778, la retaguardia del ejército franco fue atacada por vascos cristianos al transitar por los Pireneus - posiblemente en el pasaje de Roncesvalles (en la actual Navarra, España). Esa batalla o escaramuça es citada por Eginhardo, biógrafo de Carlos Magno que, en su Vita Caroli Magni (c. 830) relata que los soldados francos de la retaguardia, incluido "Hruodland, alcalde de las marcas de la Bretanha" (Hruodlandus Brittannici limitis praefectus), fueron todos muertos.[5]

La destrucción de la retaguardia del ejército y la muerte de Rolando pasaron a ser material para los poemas cantados por los jograis medievais, en un contexto en que Carlos Magno era acordado como el emperador que condujo varias campañas contra los pueblos pagãos de la Europa, como los saxões y los musulmanes ibéricos. Los siglos siguientes, esas campañas pasaron a inspirar y a ser inspiradas por la Reconquista y las Cruzadas, que también trataban de la lucha entre cristianos y pueblos de otras creencias.

La Canción de Rolando fue escrita tres siglos tras los eventos que la inspiraron lo que, junto con la mentalidad de Cruzada, explica en parte los errores históricos y anacronismos de la narrativa. En el poema, los vascos que atacaron los francos pasaron a ser 400.000 musulmanes sarracenos. Carlos Magno es mencionado por el rey Marsílio como teniendo 200 (sic) años, cuando en la realidad tenía 36 años en la época de la campaña, y es presentado como emperador, cuando era aún sólo rey de los francos y sólo sería coronado emperador el año 800. Rolando, que era un comandante militar franco, es presentado como sobrino de Carlos. En el poema, el rey retorna para vengar el sobrino al saber de la emboscada que sufre la retaguardia. En la realidad, Carlos Magno sólo retornó a la península en 801, cuando tomó Barcelona y ahí creó la Marca (frontera) de España. Los mouros (llamados sarracenos en el poema) son caracterizados de manera esterotipada y equivocada, revelando poco conocimiento sobre el Islam. Así, los musulmanes son descritos como politeístas, adoradores de Maomé (retratado como un dios y no como profeta), Apolo y una divindade llamada Tervagão (Tervagant), y no como monoteístas adoradores del mismo Dios que los cristianos.

Algunos historiadores creen que las canciones de gesta en hago al tema de Rolando y Carlos Magno fueron particularmente cultivadas en los mosteiros al largo del Camino de Santiago, que conecta la Francia a Santiago de Compostela y que fue de más importante ruta de peregrinação de la Europa medieval. El camino al norte de la península Ibérica pasaba por los Pirineus, bastante próximo al lugar de la batalla de Roncesvalles y prójimo a la frontera con los reinos musulmanes, que dominaban las regiones más al sur de la península. Esas canciones serían así parte importante del entretenimiento y motivación espiritual de los peregrinos.[4]

Sinopse

El emperador franco cristiano Carlos Magno lucha contra los sarracenos (mouros) hace siete años en España, pero una plaza aún resiste: Saragoça, gobernada por el traidor rey Marsílio. Marsílio y sus nobles, correctos de que la derrota es inevitable, crean un plan para engañar los francos. Enviados de Marsílio prometen que él será vasallo de Carlos Magno y que se convertirá al Cristianismo, una vez que el emperador haya partido de España. Pero el rey sarraceno no piensa en cumplir el acuerdo: todo no pasa de una manera de hacer con que los francos salgan de su territorio.

Carlos Magno y sus vasallos están cansados de la guerra y no confían en Marsílio. Entre ellos están el conde Rolando, sobrino del rey, Oliveiros, amigo de Rolando, y Ganelão , genro de Rolando. Rolando aconseja no confiar en Marsílio, mientras Ganelão quiere terminar con la guerra ya. Los consejeros del emperador deciden entonces enviar una embajada la Saragoça, una empreitada peligrosa porque Marsílio ya mató enviados anteriores. Varios jinetes se ofrecen, inclusive Rolando, pero el emperador no les da permiso. Entonces Rolando sugiere Ganelão como embajador, y el rey concuerda. Eso aumenta el terrible odio que Ganelão siente contra Rolando.

Ganelão viaja la Saragoça. En un tenso encuentro con Marsílio, los dos arman un plan para matar Rolando y sus compañeros. Ganelão les informa que podrán matar el conde cuando los francos estén retornando a su reino, pues hará con que Rolando esté en el mando de la retaguardia. Ganelão promete a los sarracenos que, con el sobrino muerto, Carlos Magno perderá el ánimo para luchar.

Al retornar con los francos, Ganelão los convence de las buenas intenciones de Marsílio y consigue que Rolando sea el comandante de la retaguardia. El conde es acompañado por veinte mil hombres y por los llamados doce pares de Francia, los mejores jinetes francos. Entre estos están Oliveiros, el gran amigo de Rolando, y el Arzobispo Turpino, que además de religioso es un gran guerrero.

En el paso de Roncesvales , la retaguardia es víctima de una emboscada, siendo atacada por varios batallones de sarracenos que ascienden, en el total, a 400.000 mil hombres. Oliveiros implora la Rolando que suene el olifante - una trompeta - para avisar las tropas de Carlos Magno, pero Rolando se rechaza. Los francos luchan valientemente; Rolando, con su espada Durindana y su caballo Vigilante, es lo que más enemigos vence. Pero los sarracenos son muchos y no hay esperanza para los cristianos. Cuando ya no hay más que sesenta francos, Rolando, usando sus últimas fuerzas, finalmente toca el olifante, para que Carlos Magno pueda venir y vengarlos. Oliveiros el repreende por su arrogancia: por no haber tocado antes el olifante, morirán todos los nobles jinetes de la retaguardia. Finalmente mueren todos los francos. El alma de Rolando es llevada al cielo por ángeles y santos.

Carlos Magno y sus hombres, al llegar, se chocan con la visión de la masacre. Ocurre entonces un milagro: el sol deja de girar en el cielo, impidiendo que anoiteça, y así los sarracenos no pueden esconderse en la oscuridad. El ejército franco persigue los infiéis hasta al río Ebro. Los que no mueren por la espada acaban muertos ahogados en el río.

Marsílio retornó la Saragoça, donde el ánimo de los musulmanes es débil. Su mano derecha fue decepada durante la batalla por Rolando. Baligante, poderoso emir de la Babilônia, viene a socorrer su vasallo. En Roncesvalles, donde los francos entierran y lamentan sus muertos, ocurre una batalla entre las fuerzas del emir y de los francos. El clímax de la lucha es un combate entre Baligante y Carlos Magno en que, con ayuda divina, el rey franco derrota el emir. El ejército franco toma Saragoça, destruyendo todos los itens religiosos islámicos y judaicos de la ciudad. Todos los habitantes son obligados a convertirse al Catolicismo excepto la reina Bramimonda, que es llevada al país de los francos, para que endoso expontaneamente el Cristianismo.

En Aquisgrão, la capital de los francos, comienza el juicio de Ganelão. Pinabel, eloquente pariente de Ganelão, convence los jurados de que el reo traicionó Rolando pero no su señor, Carlos Magno. Thierry, un corajoso pero débil jinete, argumenta que traicionar Rolando fue lo aunque traicionar el rey, y desafía Pinabel a un combate. Durante la lucha, con intervención divina, Thierry consigue vencer. Ganelão es ejecutado cruelmente: cada uno de sus brazos y piernas son atados a un caballo, que estiran cada uno en una dirección y así su cuerpo es esquartejado. Otros parientes de Ganelão, que habían quedado de su lado en la disputa, son también ejecutados.

Bramimonda acepta el Cristianismo y es bautizada, y todo parece estar finalmente en paz. Pero, durante la noche, aparece a Carlos Magno el ángel Gabriel en un sueño y le dice que debe partir para más una guerra contra los pagãos. Triste y cansado, pero obediente, Carlos Magno se prepara para más batallas.

Forma poética

El poema está compuesto por 4002 versos agrupados en 290 estrofes. Las estrofes tiene un número irregular de versos, comunes en la poesía francesa medieval y llamadas laisses. Los versos son decassilábicos (diez sílabas), sin rima pero con el empleo de la assonância, o sea, de la repetición de vocales con sonidos semejantes en las sílabas tônicas de los versos de una misma laisse. En todos esos aspectos la Canción de Rolando es una típica canción de gesta francesa [6]

El autor usa muchos paralelismos y repeticiones, contando y recontando algunas escenas de ángulos un poco diferentes. En general la narrativa es rápida, pero algunos pasajes son contados en mucho detalle. Casi no hay descripción psicológica de los personajes, que son caracterizados más por sus acciones del que por sus reflexiones. Muchas veces el autor anticipa, muchas estrofes antes, eventos del futuro, por ejemplo la traición que sufre Rolando y la ejecución de Ganelão en el final.

Personajes

He ahí una lista de los principales personajes d’La Canción de Rolando.

Influencia

La Canción de Rolando y temas asociados tuvieron gran difusión en la época medieval.[4] Ya en 1170 aparece una traducción al alto alemán medio (Rolandslied), de la autoría de Padre Conrado (Pfaffe Konrad).[7] La versión alemana disminuyó el fervor patriótico francés del original y aumentó el carácter de propaganda de las Cruzadas del poema. Más tarde hube versiones al holandés antiguo (séc. XIII [8]), al occitano (Ronsasvals, séc. XIV), a la lengua nórdica antigua (Karlamagnús saga) y a la lengua vêneta del norte de la Italia. En esa última región el tema de Rolando tuvo mucha popularidad en el Renascimento, en que aparece (como Orlando) en las obras de Matteo Maria Boiardo (Orlando innamorato, séc. XV) y Ludovico Ariosto (Orlando Furioso, séc. XVI).

Varios lugares próximos al lugar de la batalla de Roncesvalles, en la Catalunha y País Vasco, poseen topónimos derivados del nombre de Rolando. Su fama llegó a la Galicia y Portugal gracias a los peregrinos de Santiago , siendo conocido también bajo los nombres de Roldão o Rolão .

Notas

  1. a b c La Chanson De Roland: Oxford Text and English Translation. (French Edition) (v. 1) por Gerard J. Brault (1984)[1]
  2. Guilherme de Malmesbury, Historia de los Reyes de la Inglaterra libro 3, 1
  3. Wace, Roman de Rou versos 8013–18
  4. a b c Curso de literatura francesa de Gert Pinkernell (en alemán)
  5. Vida de Carlos Magno, de Eginhardo (cap. X) en latim en inglés
  6. Chanson de Geste. Histoire de la littérature française (en francés)
  7. Bibliotheca Augustiniana - Rolandslied
  8. Het Roelandslied

Conexiones externas