Visita Encydia-Wikilingue.con

Iconografia de los Dioses Africanos en el Candomblé de la Bahia

iconografia de los dioses africanos en el candomblé de la bahia - Wikilingue - Encydia

Proyectado por el artista baiano Emanoel Araújo, el libro Iconografia de los Dioses Africanos en el Candomblé de la Bahia fue impreso por la Editora Raíces Artes Gráficos, en São Paulo (1980), bajo la coordinación de la Universidad Federal de la Bahia, de la Fundación Cultural del Estado de la Bahia, y con apoyo del entonces Ministerio de la Educación y Cultura a través del Instituto Nacional del Libro.

Con introducción del escritor Jorge Amado y textos antropológicos del fotógrafo y etnólogo Pierre Verger y del historiador Waldeloir Rego, el documentário contiene 128 aquarelas del pintor, dibujante y muralista Carybé y fue realizado entre 1940 y 1980 . Una recriação de la participación del elemento negro en la cultura baiana, que preserva la memoria histórica de la Bahia.

Según Carybé, ese trabajo fue estimulado cuando el escritor Rubem Braga lo presentó al profesor Anísio Teixeira, que lo presentó al entonces gobernador de la Bahia, Otávio Mangabeira, con el intuito de contratarlo para "diseñar la Bahia".

En los textos de Waldeloir Rego y Pierre Verger, distribuidos en los tópicos siguientes, el documentário organiza incomparable contribución para el Candomblé de la Bahia, su historia y significación exacta de los valores culturales traídos de la África por los esclavos, aspectos de los más representativos de la memoria del pueblo baiano y del pueblo brasileño:

Las 128 aquarelas revelan y evidenciam el relacionamento personal de Carybé con el candomblé baiano. Según Jorge Amado, en el prefácio de ese documentário, Carybé no se limitó a la investigación puramente, pero demostró el valor y la importancia de su arte "A La servicio, merece la pena acentuar, de la preservação de los valores culturales traídos de la África por los negros para aquí mezclarse con las otras matrices de nuestra cultura original(..)".

La venida del esclavos

Según Waldeloir Rego en Mitos y Ritos Africanos de la Bahia, que forma parte del libro Iconografia de los Dioses Africanos en el Candomblé de la Bahia. "Antes mismo del descobrimento del Brasil los portugueses ya traficaban esclavos de la África.

No existe documentación precisa de esas diversas importaciones, la no ser vacantes noticias de paradas de navíos negreiros, en ese o en aquel puerto del continente negro.

La información más necesita viene de Zurara , donde el autor de la Crónica del Descobrimento y Conquista de Guinea hace un relato de como Antão Gonçalves, en 1441 capturó y traje para el Infante D. Henrique los primeros esclavos africanos, así como la transacción con Afonso Goterres, para aprisionar los negros del Río del Oro.

Esclavos en uno pondrán de embarcación
Johann Moritz Rugendas, c. 1810

Eso fue el comienzo para que el espíritu aventureiro de conquista del portugués creara usura en el continente africano, en búsqueda de un comercio, no obstante inhumano y humilhante, sin embargo fácil y estrictamente rendoso. La cosa creció tanto, que en poco tiempo ya podía sentir Lisboa con un olor de ciudad mulata, así como menear con la imaginação poética de los trovadores, Gil Vicente, Camões y, en especial, Garcia de Resende.

Pero, con el pasar del tiempo, lejos de pensarse en la extinción de esa actividad, ella toma un impulso vigoroso, ahora con el fuerte aval de la Iglesia Católica, con la justificación de que los portugueses harían los pueblos dichos bárbaros adeptos de Cristo y, para tanto, más papas y bulas hubiera. El papa Eugénio IV, por las bulas Dudum cum, de 31 de julio de 1436 , de 8 de septiembre de 1436 y aún la Preclaris tuis de 25 de mayo de 1437 , renovó la concesión a la D. Duarte de todas las tierras que conquistara en la África , desde que el territorio no perteneciera a príncipe cristiano. No quedó solamente ahí el esdrúxulo privilegio.

Remexendo el bulário portugués, en los archivos de la Torre del Tombo, Calogeras encontró varias otras, inclusive la misma bella Rex Regnum, sin embargo con otro destinatario, que fue D. Afonso V, con fecha de 3 de enero de 1443 . En el pontificado de Nicolau V, a De un Diversas bula papal publicada en 18 de junio de 1452 . D. Afonso V, el infante D. Henrique y todos los reyes de Portugal así como sus sucesores pasarían a dueños de todas las conquistas hechas en la África, con las islas en los mares a ella adyacentes, comenzando por los cabos Bojador y No, haciendo pouso en la Guinea , con toda su costa meridional, incorporando, a todo eso, las regalias que el cerebro humano imaginara quitar de esas tierras y de esos pueblos. Esa pequeña bagatela de ofrendas fue concedida por la bula Romanus Pontifex Regni Celestis Claviger, de 8 de enero de 1454 .

Esos favores eran confirmados por el papa que ascendía al pontificado. Y en esa materia, el récord fue batido por Papa Calixto III con la célebre bula Inter caetera que nobis divina disponente clementia incumbunt peragenda, de 13 de marzo de 1456 , la cual, además de confirmar todas las dádivas anteriores, añadió la India y todo más que después se adquiriera. Y el mejor de todo fue lo remate, de que «el descobrimento de aquellas partes el no pasan hacer sino los reyes de Portugal »). La misma orientación siguió Sisto IV, con las bulas Clara devotionis, de 21 de agosto de 1471 y Aeterni Regis clementia per quam riges regnant, de 21 de julio de 1481 , Inocêncio VIII se valió de las bulas Ortodoxas fidei, de 18 de febrero de 1486 y Dudum cupiens de 17 de agosto de 1491 .

En medio a toda esa confusión de la Santa Sé , se debe hacer justicia a algunos papas, que protestaron contra semejante estado de cosas, como Pio II con la bula de 7 de octubre de 1462 , Paulo III en 1537, Urbano VIII con la bula de 22 de abril de 1639 , Bento XIV en 1741, Pio VII en 1814 y finalmente Gregório XVI por la bula de 3 de diciembre de 1839 , condena y prohíbe la esclavitud de negros.

Esa boda extraña de la corona portuguesa y la Mitra permitió que los portugueses actuaran libremente, en nombre de Cristo, Nuestro Señor y de su santa fe, lo que para tanto no hicieron ceremonia. No es en cuanto, poco tiempo tras esas concesiones, descubren la gran colonia de América del Sur. Era a principio Tierra de Santa Cruz, para después pasar a ser colonizada con el nombre de Brasil .

Se argumenta que la supervivencia de las primeras engenhocas, el plantio de caña-de-azúcar , del algodão, del café y del tabaco fueron los elementos decisivos para que la metrópoli enviara para el Brasil los primeros esclavos africanos, venidos de diversas partes de la África, trayendo consigo, sus hábitos, costumbres, música, baila, culinária, lengua, mitos, ritos y la religión , que se infiltrou en el pueblo, formando, al lado de la religión católica, las dos mayores religiones del Brasil."

Referencias