Visita Encydia-Wikilingue.con

Homeopatía

homeopatía - Wikilingue - Encydia

Princípio da imparcialidade
Este artículo o sección posee pasajes que no respetan el principio de la imparcialidade.
Tenga algún cuidado al leer las informaciones contenidas en él. Si pudiera, intente hacer el artículo más imparcial.
ESPECIALIDADES MÉDICAS

Tabla de contenido

Homeopatía (del griego ὅμοιος + πάθος transliterado hómoios - + páthos = "semejante" + "enfermedad") es un término creado por Christian Friedrich Samuel Hahnemann (1755-1843) para designar una terapia alternativa que se basa en el principio similia similibus curantur ("los semejantes se curan por los semejantes"). Se confunde-a con la fitoterapia, por cuenta de los productos usados en sus formulações, aunque ambas tengan cuerpo ideológico y metodologia esencialmente distinguidos.

De hecho, el tratamiento homeopático, consiste en suministrar a un paciente sintomático dosis extremadamente pequeñas de los agentes que producen los mismos síntomas en personas saludables, cuando expuestas la cantidades mayores. De este modo, el sistema de cura natural de la persona es estimulado y establece una reacción de restablecimiento de la salud por sus propias fuerzas, de dentro a afuera.[1] El medicamento homeopático es preparado en un proceso que consiste en diluição sucesiva de la substancia, sucussão y "dinamização" (o "potencialização"), en una serie de pasos.

Homeopatía no se halla pacíficamente insertada como especialidade médica en todos los países. Aún aquellos que le confieren alguna aceptación le ofrecen ciertas restricciones, o de naturaleza institucional (las comunidades científico-médicas, los consejos médicos, las órdenes médicas etc.) o de cunho legal (las disposiciones normativas pertinentes en la orden jurídico-política de cada país). Se consideran cuestionabais, bajo la ótica de la metodologia científica vigente, tanto el principio como las técnicas, que deberían ser probados y aprobados según los cânones del método científico moderno. En particular, se citan:

  1. Los altos niveles de diluição (variando en consonancia con el medicamento), que conducirían a la ineficácia por inexistencia de principio activo (compuestos son tan diluidos que, en dosis comunes, es imposible que haya una única molécula del principio activo en toda la solución);
  2. La falta de estudios académico-científicos que comprueben la eficacia de tal método (sobre todo estudios de doble-invidente )
  3. El gran número de estudios científicos con resultados negativos — que comprueban la ineficácia de la homeopatía.

En el Brasil, es considerada especialidade médica desde 1980 y es utilizada por el Sistema Único de Salud desde 2006, además de ser una de las prácticas alternativas recomendadas por la OMS.[2]

Generalidades

Homeopatía es considerada una filosofía (lato sensur) holística, vitalística, en la medida en que interpreta las enfermedades y enfermedades como causadas por el desequilibrio o disturbio de una hipotética[3] energía espiritual o fuerza vital en el organismo de quien las presenta. De ese modo, ella ve tales disturbios como manifestaciones en síntomas únicos y bien definidos. Sostiene que la fuerza vital tiene el poder de adaptarse la causas internas o externas, lo que los homeopatas llaman de "ley de la susceptibilidad". Esa ley significa que un estado mental negativo puede atraer entidades hipotéticas llamadas "miasmas", las cuales invaden el organismo y producen los síntomas de las enfermedades.[4] Hahnemann, pero, rechazó la idea de ser la enfermedad "algo separado, una entidad invasora" e insistió en que ella es parte de uno "todo vital".[5]

Historia

Hipócrates

Los defensores de la homeopatía destacan el hecho de que algunos principios generales de la homeopatía ya habrían sido enunciados por Hipócrates hay cerca de 2500 años:

Esos principios guardan semejanza con las conclusiones de Samuel Hahnemann el siglo XVIII, como se expone a continuación.

Hipócrates fue también el primero a describir las dos maneras principales de abordar la terapéutica :

La visión integradora de Hipócrates permeia su obra, cuyos textos más conocidos son Aforismos y Juramento . La salud, para él, es resultado de la armonía entre los cuatro humores que él creía estén presentes en el cuerpo y de la interacción de la persona con el medio. Higiene, dieta, ejercicios físicos, clima y otras circunstancias son llevadas en consideración en la evaluación de la salud. El adoecimento obedecería, en consonancia con el pensamiento de Hipócrates, a tres estágios fácilmente reconhecíveis por un observador atento:

(1º) degeneración (desequilibrio) de los humores;
(2º) cocção; y (3º)
crisis.

No se daba importancia a la clasificación de las enfermedades, llevándose muy más en cuenta la persona y su contexto. En la terapéutica era parco el uso de medicamentos , interfiriéndose solamente en los momentos considerados necesarios, cuando la naturaleza lo indicara. Quedó muy conocido su tiempo por su honestidad científica y en la relación con los pacientes y sus familiares, insistiendo en la necesidad de trabajarse con la verdad y de hacerse la lectura del pronóstico del estado de salud. Estableció las bases de la ética en las relaciones entre médicos, entre médico y discípulos y entre médicos y pacientes.

Sin embargo, aunque el pensamiento de Hipócratres sea de enorme importancia para la historia de la medicina y formación de la ética médica, se considera haber poca importancia epistemológica, a comenzar por el hecho de que tres de los cuatro humores por él descritos y en los cuales fundamentaba su pensar siquiera existen. Él creía que la salud era resultado del equilibrio entre cuatro supuestos líquidos diferentes secretados por el cuerpo: la sangre (único de los cuatro que realmente existe), la fleuma , la bile amarilla y la bile negra. También creía que la proporción de estos líquidos era capaz de definir las variaciones de carácter entre los humanos.

De Hipócrates la Paracelso.

Los siglos siguientes presentaron preponderância creciente de las creencias de Cnido y de las prácticas de Galeno , llegando al dogmatismo. El establishment de la Antigüidade y, posteriormente, de la Edad Media, no permitía cualquier tipo de oposición a la ideas galênicas que reinaron casi absolutas por quince siglos. Galeno quedó conocido por sus preparados farmacéuticos que incluían varias substancias en cada uno de ellos. Su teriaga, una de tantas mezclas preparadas, llegó a tener más de setenta ingredientes en su composición hasta la época de su muerte. En la Edad Media lo preparado ya contenía más de cien substancias, siendo usado como antídoto universal. Hasta el final del Siglo XIX la teriaga estaba registrada en las farmacopéias oficiales de varios países europeos.

Paracelso

Uno de los mayores críticos de Galeno , y, no casualmente, devoto de Hipócrates , fue Paracelso (14911541). Dotado de un espíritu questionador, iconoclasta y revolucionario, ese médico y alquimista , nacido en Zúrich, sacudió las estructuras académicas de su época, cuestionando los clásicos y afirmando la necesidad de realizarse experiencias y observaciones propias para el conocimiento de la ciencia. Con efecto, la medicina paracelsista es uno retorno a la filosofía de la naturaleza, al holismo. Él ve la persona sometida a la mismas leyes y principios que gobiernan el universo; en sus palabras: "Así como es encima, es en bajo". Para él, la salud es resultante de la armonía entre el hombre (microcosmo) y el Universo (macrocosmo). Paracelso acepta el principio de la cura por el semejante y prescribe: "Scorpio escorpionem curat".

Samuel Hahnemann

El Siglo XVIII, Samuel Hahnemann (1755-1843) nace en la Alemania e inicia su práctica médica en 1779. En aquella época, sangrias, eméticos y purgantes eran receitados sin ningún resguardo. Los médicos se juzgaban autoridades máximas, por encima de la naturaleza, y no dudaban de sus métodos mismo delante de desastrosas evidencias del daño que causaban. Hahnemann se frustra profundamente con la práctica médica y decide abandonarla en 1789. Uno de sus escritos refleja la angustia y el desânimo que pousaram sobre él en aquella época: "convertirme en asesino de mis hermanos era para mí un pensamiento tan terrible que renuncié a la práctica para no exponerme más a continuar perjudicando". Esa postura muestra sintonia con la máxima hipocrática: "Primo nil nocere", o sea, de entrada no perjudicar.

Era un poliglota. Consta que conocía griego, latim, hebraico, árabe, caldeu, alemán, inglés, francés, italiano, español, entre otras lenguas. El conocimiento de esos idiomas es decisivo en el futuro de Hahnemann, pues, habiendo abandonado la práctica médica, comienza a sobrevivir realizando trabajos de traducción. Traduce, sobre todo, obras médicas y científicas, retomando estudios de antiguos maestros como Hipócrates, Paracelso, Jan Baptista van Helmont, Thomas Sydenham, Boerhaave, Stahl y Albrecht von Haller.

La historia registra su personalidad prodigiosa, dotada de capacidad de observación y de senso crítico. Fue cuando trabajaba en la traducción de la Materia Medica de Cullen, en 1790, que un hecho descrito por aquel autor llamó su atención. La Cinchona officinalis (quinina o simplemente quina) era usada en la Europa, proveniente del Pavo, para el tratamiento del paludismo. Según explicaciones del autor del libro, la Cinchona tutearía fortaleciendo el estómago y produciendo una substancia contraria a la fiebre. Movido por curiosidad e intuição científicas, Hahnemann decide probar, en él mismo, el medicamento. Observó en sí la aparición de síntomas semejantes al de las crisis febris de la malária (esfriamento de las extremidades, rubor facial, sonolência, prostração, pulsaciones en la cabeza) al ingerir la quina y su desaparición al cesar el uso. Repitió varias veces el experimento con la quinina y después continuó haciendo pruebas con beladona, mercúrio, digital, ópio, arsénico y otros medicamentos. Inspirado por la obra de von Haller, que preconizaba el estudio del medicamento en la persona saludable, antes de ser ministrada al enfermo, incluye sus parientes en las experiencias, observa y anota pormenorizadamente los resultados.

Tras seis años de investigaciones intensas, Hahnemann publica el "Ensayo sobre un nuevo principio para descubrir las virtudes curativas de las substancias medicamentosas, seguido de algunos comentarios acerca de los principios aceitos en la época actual". 1796 entra para la Historia de la medicina como el año de sistematização de los conocimientos homeopáticos (para algunos el "nacimiento de la homeopatía"). Como visto arriba, los principios ya habían sido enunciados por otros médicos anteriormente, pero es Hahnemann quienes da un cuerpo único, coherente, sintético, con fundamentos nítidamente compreensíveis a la homeopatía. ES curioso mencionar que fue él quien cunhou los términos "homeopatía" (a la cual también se refería como Arte de Curar) y "alopatia" (Práctica abusiva, agresiva y poco eficaz).

A partir de 1801 Hahnemann comienza a usar "medicamentos dinamizados" (técnica propia de la homeopatía que visa el desarrollo de la fuerza medicamentosa latente en la substancia y que consiste en someter la droga la diluições y sucussões sucesivas) y observa que eso da más potencia al medicamento. En 1810 publica su obra fundamental, "Organon de la Medicina Racional", más tarde, "Organon del Arte de Curar". En vida, llega a publicar cinco ediciones del Organon. La sexta y definitiva edición va para el prelo post mortem, en 1921.

Principios de la homeopatía

Además de la visión holística impresa en toda la obra de Hahnemann, o sea, la visión del todo sobre las partes, hay cuatro principios que orientan la práctica homeopática, cuáles sean:

ES sorprendente que Hahnemann tenga enunciado los principios de la homeopatía a finales del siglo XVIII, solamente como resultado de la observación, pues sólo el siglo XX (principalmente en la segunda mitad) es que la expresión integral de ese precepto comenzó a ser notada por contemporáneos, con destaques para las investigaciones de George Vithoulkas, Masaru Emoto, Jacques Benveniste, Fritjof Capra, C.G.Jung, Lovelock, Lynn Margulis, Gregory Bateson, Humberto Maturana, Lorenz, Bohr de entre varios otros. ES evidente que esta pequeña lista muestra científicas de ramos muy diferentes y que la relación de sus investigaciones con la homeopatía puede no ser directa. Pero todos tienen algo muy fuerte en común: la ruptura con la visión cartesiana-positivista de parte sustancial de la ciencia occidental.

Tras Hahnemann, la homeopatía se expandió, teniendo su desarrollo y su aceptación alcanzado diferentes niveles en las varias regiones del mundo. Por ejemplo, en la India y en el Brasil la homeopatía forma parte de las políticas oficiales de salud. Ya en la Argentina está proscrita de las políticas públicas, llegando a ser prácticamente prohibida en algunas provincias.

Ideologías de la homeopatía

Paradigmas Conceptuales

Todas las dudas sólo tienen sentido en la medida en que muchos antiguos defensores de la homeopatía se utilizaban de conceptos ultrapasados y erróneos, como la teoría de los humores, e interpretaciones alternativas de teorías de difícil compreensão, para justificar mecanismos de acción de los principios activos ultradiluídos. Sin embargo, actualmente ya existen varios instrumentos e inclusive patentados en el mundo entero, que comprueban el diagnóstico homeopático por la respuesta energético-frequencial, también conocido como biorressonância y su comprobada demostración práctica a través de su inmediato efecto al nivel mental y que tampoco dejan cualesquier dudas en cuanto a eficacia de su efecto biológico posterior, así cada vez más la ciencia médica, con el apoyo de la física viene elucidando los mecanismos sutis envueltos en los procesos de adoecimento y mantenimiento de la salud, relacionados con la cuestión energética. Todas las principales universidades poseen la silla de homeopatía y realizan investigación y enseñanza en el área, siendo por lo tanto el método creído por instituciones de renombre y grandes nombres que allí lecionam ([Homeopatía en la USP]).

La cuestión de la superdiluição

Algunos científicos creen que diluir substancias tanto cuánto es hecho en la Homeopatía disminuiría drásticamente el efecto que la substancia en cuestión posee.

Exemplificações

En días calientes es tradicionalmente común en la India y en la China tomen té caliente. Paradójicamente, y comprobado al largo de miles de años y por millones de personas, en vez de los organismos sientan calentados, pasan a sentir más frescos. Por qué? Porque hube la respuesta de la energía vital, donde el factor calórico fue reconocido y como respuesta a esta información, el organismo pasó a se esfriar. Por lo tanto, al contrario de la alopatia que trabaja solamente con la ley de los opuestos: antibióticos, anti-inflamatórios, antitérmicos y varios otros "anti", la homeopatía hace despertar la respuesta energética correcta, así como un programa de ordenador pasa a detectar la presencia de un virus, solamente a través de un dato programa, donde no se altera la estructura de hardware. Y más: se verifica que nuestra energía vital tiene fuerzas naturales para debelar infecciones, inflamações, o mismo estados de choque, a depender de la energía vital, dándole el correcto estímulo, por entrar en resonancia con el órgano u organismo y así producir la respuesta de cura. Así siendo, pasamos a entender perfectamente del porque que muchos experimentos homeopáticos pasaron a ser clasificados como charlatanices: simplemente porque cayeron en la trampa de la padronização alopática de querer dar un sólo tipo de medicação para cada enfermedad, en vez de evaluar individualmente la respuesta adecuada para cada uno con base en su propia respuesta energética.

Aun así, no podemos olvidarnos que en el inicio del siglo pasado, cuando aún no existían antibióticos, la eficacia de los hospitales homeopáticos era bien superior a los alopáticos y sin producir efectos colaterais o resistencia bacteriana o viral, tratando con éxito incontables cuadros epidêmicos.

Preparo de los medicamentos

Almofariz y pilão usados para trituração y moagem de sólidos insolúveis a ser empleados en medicamentos homeopáticos, inclusive conchas de ostras , quartzo y otros constituyentes.

Lo preparo de los medicamentos homeopáticos sigue principios y técnicas bien definidos y simples en sí [la cuestión de la validez no es aquí discutida]. De ordinario, hay las siguientes etapas:

  1. Extracción de un principio mineral o vegetal de la fuente;
  2. Pulverização (trituração y moagem) del insumo, cuando necesario;
  3. Disolución en un vehículo adecuado, aquoso, hidroalcóolico etc.;
  4. Diluição en secuencia centesimal hahnemanniana;
  5. Dinamização, o Potencialização o aún sucussão.

Cuadro de diluições

Las soluciones homeopáticas — frecuentemente dichas simplemente diluições homeopáticas — se preparan según una secuencia centesimal. He ahí la regla para ese preparo:

"Se toma una parte de la substancia curativa pura y dilui-se-a en 99 partes de solución hidroalcoólica a 70% (i.y., 70% de alcohol etílico y 30% de agua): esta es la primera diluição o primera potencia (CH1). Después, de la diluição resultante, se toma 1(una) parte y dilui-se-a nuevamente con 99 partes de solución alcoólica a 70%; esta es la segunda diluição o segunda potencia (CH2). Y así por delante".[6] La homeopatía considera que cuánto mayor la diluição seguida de la sucussão, tanto mayor será la potencia del preparado.

ES digno de nota que la diluição primordial es de "1 parte del soluto para 99 partes del solvente (en el caso, la solución esencial hidroalcoólica citada)". Si se considera que la parte del soluto — usualmente ínfima masivo y en volumen — al ser añadida al solvente resulta una solución que reúne el volúmenes del soluto (volumen algo alterado por interacciones físico-químicas moleculares, v.g., solvatação etc.) y el volumen del solvente, se puede, sin error significativo, decir que el volumen de la solución es de 100 partes; luego la concentración del soluto (en la solución, una fracción volumétrica) será de 1:100 o 0,01 o 10−2. Se representa-lo, en la homeopatía, por 1C, C1, 1CH o CH1, que se lee "1ª concentración (diluição o potencia) centesimal hahnemanniana.

Ya que las diluições sucesivas son, de ordinario, centesimales, la siguiente generalización representa matemáticamente ese proceso:

CH_x = 10 – 2.X (en base decimal), o, equivalentemente, CH_x = 100 – X (en base centesimal), que expresa directamente la idea de diluição centesimal.

Esta expresión relaciona las dos escalas: la escala Centesimal Hahnemanniana (C o CH) y la escala Decimal Común (D o X) para representación de las diluições, presentadas en el cuadro a continuación.

Escala Centesimal Hahnemanniana (dicta Escala CH)
Escala Decimal Común (dicha Escala D o X)
Concentración química (diluição) del soluto [en partes por 10 X]
Nota
½C, ½CH, C½, CH½
1D, D1, 1X, X1
1 para 10 (C = 10−1)
Considerada a menor diluição hahnemanniana, sin embargo la mayor "potencia", por el método homeopático.
1C, 1CH, C1, CH1
2D, D2, 2X, X2
1 para 10² (C = 10−2)
Diluição más pequeño que 1X, sin embargo considerada de mayor "potencia" medicamentosa que esta por los homeopatas.
2C, 2CH, C2, CH2
4D, D4, 4X, X4
1 para 104 (C = 10−4)
3C, 3CH, C3, CH3
6D, D6, 6X, X6
1 para 106 (C = 10−6)
4C, 4CH, C4, CH4
8D, D8, 8X, X8
1 para 108 (C = 10−8)
Máxima concentración permitida para el elemento químico arsênio en agua potável, según la ciencia contemporánea[7]
6C, 6CH, C6, CH6
12D, D12, 12X, X12
1 para 1012 (C = 10−12)
7C, 7CH, C7, CH7
14D, D14, 14X, X14
1 para 1014 (C = 10−14)
12C, 12CH, C12, CH12
24D, D24, 24X, X24
1 para 1024 (C = 10−24)
Conforme a Físico-química moderna (limitación quantitativa impuesta por la Constante de Avogadro), esa diluição tiene cerca de 60% de probabilidad de contener por lo menos una molécula del soluto original para cada mol de este utilizado en su preparo.
30C, 30CH, C30, CH30
60D, D60, 60X, X60
1 para 1060 (C = 10−60)
Diluição defendida por Hahnemann para la mayoría de los casos: conforme a Físico-química moderna (limitación quantitativa impuesta por la Constante de Avogadro), en media, eso significaría administrar dos bilhões de dosis por segundo a seis bilhões de pacientes por cuatro bilhões de años para ofrecer una única molécula del soluto original para algún paciente.
200C, 200CH, C200, CH200
400D, D400, 400X, X400
1 para 10400 (C = 10−400)
Diluição del popular medicamento homeopático Oscillococcinum, preparado homeopático reportado como "anti-gripal completo, eficaz en la prevención y en el tratamiento de influenzas". Comparado al número estimado de partículas del Universo observável e inferível (cerca de 1080),[8] el número 10400 valle (1080)5, la quinta potencia del número total estimado de partículas. Básicamente, esto significa que, si usted cogiera una única molécula del principio activo, usted necesitaría de 10^320 (uno 1 seguido de 320 ceros) transformados completamente en agua para obtener una solución con concentración igual al remedio homeopático.

Medicamentos homeopáticos

Para una lista de medicamentos homeopáticos, vea Lista de remedios homeopáticos.

Homeopatía en el Brasil

La práctica de la homeopatía llegó al Brasil en 1840, por las manos del médico francés Dr. Benoit Jules Mure (Bento Mure) que, en la ciudad del Río de Janeiro, fundó la primera escuela para su enseñanza: el Instituto Homeopático Brasileño. Los diversos insumos entonces utilizados venían de la Europa. Dr. Mure y su amigo, Dr. João Vicente Martins, ministravam los cursos y el interés de los farmacéuticos era creciente.

La cisão de la homeopatía de la práctica médica se dio alrededor de 1851 , por parte de esa institución académica. Con el Decreto nº 9554 de 1886 , los farmacéuticos ganaron el poder de manipular medicamentos.

Con el pasar de los años surgieron leyes específicas para la farmacia homeopática, y con muchos esfuerzos de la clase médica y farmacéutica, fue elaborado el Decreto nº 78841, aprobando a 1ª edición de la Farmacopéia Homeopática Brasileña. Sin embargo, sólo en 1980 es que el Consejo Federal de Medicina reconoció la homeopatía como especialidade médica, a pesar de la profesión aún poder ser ejercida legalmente por otros profesionales del área de salud, tales como: veterinarios, odontólogos, psicólogos y enfermeros [4].

Homeopatía en la Salud Pública

En la Inglaterra , el comité de la ciencia y tecnología de la Casa de los Comunes declaró que las "políticas gubernamentales de homeopatía no eran basadas en pruebas fiables", sugiriendo que el servicio nacional de salud deje de apoyar tratamientos que no son científicamente probados.[9]

Estudios del Ayuntamiento Municipal de Bello Horizonte (PBH), en el Brasil,[10] muestran resultados muy positivos en favor de la homeopatía, cuando comparada a la alopatia en la Atención Primaria de Saude. Más pequeño índice de encaminhamentos y más pequeño número de exámenes complementarios están la explicitar mayor resolución de los problemas. Los costes del tratamiento para el Sistema Único de Salud son también sensiblemente más pequeñas. Así, la PBH amplió el acceso gratuito de la población de Bello Horizonte a los servicios de homeopatía, creando el PROHAMA e insertando médicos homeopatas en las Unidades de Salud del Municipio.

Una investigación para dissertação de máster de la Universidad Federal de Minas Generales [11] apuntó la percepção que tenían de la homeopatía los usuarios del Sistema Único de Salud (SUS) cuando comparada con la alopatia. Los resultados fueron positivos para la homeopatía, lo que explicaría la enorme demanda por homeopatas en el SUS del Brasil y las largas filas de espera por una consulta.

Otra pequisa realizada en São Paulo, por Moreira Neto (2001) [12] y publicada en revista acepta oficialmente pela CAPES, en Unidades Básicas de Salud (UBS), confirmó los estudios del Ayuntamiento de Bello Horizonte. Él encontró que los homeopatas de aquel municipio encaminaban 1 de cada 41 pacientes atendidos, siendo que solicitaban 1 examen complementario en cada 31,3 consultas realizadas, a un coste medio de R$ 0,50 por examen (valores de la tabla del SUS de 1995 ).

Estudios controlados y experimentos clínicos

La cuestión sobre estudios controlados (o experimento controlado) — si bien pilar de la metodologia científica moderna — impone una reflexión sóbria sobre su pertinência ontológica: con efecto, a rigor, no se puede hablar de experimento controlado, aunque no es posible garantizarse el absoluto control preconizado tal que permita observar la acción de una variable por vez (a deseada), excluidas indudablemente todas las demás. A rigor, se debe hablarse "experimento casi-controlado", y aqueloutra expresión pasa a ser tan-solamente eufemismo metafórico para significar el estudio (o el experimento) casi-controlado.

Dana Ullman, en su libro de 1995 , The Consumer's Guide te lo Homeopathy, dedica un capítulo la "Evidencias Científicas para la Medicina Homeopática". Cita un estudio de 1991 que afirma:

" Tres profesores de medicina de los Países Bajos, ninguno de ellos homeopatas, hicieron u'la metanálise de 25 años de estudios clínicos usando medicamentos homeopatas y publicaron sus resultados en el periódico British Medical Journal. Esa metanálise cubrió 107 estudios controlados, de los cuales 81 mostraron que medicamentos homeopáticos fueron eficaces, 24 se mostraron ineficazes y 2 fueron inconclusivos. Los profesores concluiram, 'La cantidad de resultados positivos vino como una sorpresa para nodos'. "

Aún sobre metanálise, uno de los últimos trabajos del investigador Jacques Benveniste sobre homeopatía (Are the clinical effects of homoeopathy placebo effects? La meta-analysis of placebo-controlled trials. Lancet, Volumen 350, Issue 9081, 20 September 1997, Pages 834-843 [13]) demuestra que, si comparados tratamientos homeopáticos con placebos, hay una intrigante ventaja en el primer tipo. En ese trabajo, propos-evaluarse la eficacia de ambas alternativas revisando trabajos de la literatura, y la homeopatía pareció salirse mejor. Enseguida, se publicaron en la misma revista dos críticas de escépticos. Uno de ellos alega se comparen dos elementos no-comparables, vez que, por principio, parece no haber diferencia entre el medicamento homeopático y el agua, y las diferencias observadas en ese estudio sean fruto del acaso (a pesar del elevado número de casos evaluados). El otro apunta viéses en el análisis, dato las diferencias entre pacientes y de métodos de diagnóstico, entre los trabajos analizados por Benveniste y colaboradores.

Apreciaciones críticas

Contrarias a la homeopatía

Escasez de indicios de eficacia

Algunos científicos consideran la homeopatía como un resquício pseudocientífico de los tiempos de la alquimia. Los resultados iniciales atribuidos a la homeopatía pueden ser explicados como efecto placebo. Se alega que los medicamentos homeopáticos fueron científicamente probados (en el llamado estudio doble-invidente, para controlar los efectos placebos) varias veces y algunos de esas pruebas produjeron resultados positivos. La mayoría de los científicos atribuye eso la fluctuaciones aleatorias, una vez que los resultados casi no son medibles, no pueden ser reproducidos de modo confiable y hay una gran cantidad de pruebas en que la homeopatía falla. Además de eso, el modo básico como las pruebas son realizadas lleva una pequeña fracción de las pruebas a producir falsos resultados positivos. Normalmente eso es evitado por medios estadísticos, pero cuando una gran cantidad de pruebas son realizadas, uno o dos producirán resultado positivo por efectos aleatorios.

En agosto de 2005 , la revista científica The Lancet publicó u'la metanálise de 110 experimentos homeopáticos placebo-controlados y 110 experimentos médicos convencionales, basados en el "Programa para Evaluación de Medicinas Alternativas" del Gobierno de la Suiza. En el artículo los investigadores presentan su conclusión de que finalmente "los efectos clínicos de la homeopatía son nada más que efectos placebo".[14]

El Parlamento de Gran Bretaña también hizo un análisis de la eficacia de remedios homeopáticos. Los resultados apuntan que las explicaciones científicas para la homeopatía no son convincentes. El gobierno británico recomienda la interrupción inmediata de ese tipo de remedio en el servicio público de salud de aquel país.[15]

En la investigación de cualquier fármaco, un trabajo científico debe tener algunas características específicas para tener valor real. Debe, pues, ser:

  1. Doble-invidente (o sea, ni el terapeuta, ni el paciente saben lo que va a ser tomado, placebo o fármaco );
  2. randomizado (pacientes con mismo diagnóstico - ver abajo - son sorteados aleatoriamente para uso de placebo o fármaco en estudio);
  3. Prefencialmente multicêntrico (con trabajos hechos en institutos de salud diferentes para ver si método es reprodutível);
  4. Hecho por investigadores independientes y sin vínculos de interés.

Samuel Hahnemann (reputado re-creador de la Homeopatía, en la transición de los siglos 18 y 19), sin cualquier base científica para la época, utilizó un proceso de diluições seqüenciais para preparar sus medicamentos. Él diluía extractos de ciertas hierbas y minerais "naturales", a la razón de una parte de médicamente para diez partes de agua, que resultaba concentración (o diluição) de 1:10, agitaba la solución y, entonces, diluía por otro factor de diez, resultando al final en una diluição de 1:100. Una tercera repetición del proceso producía diluição de 1:1.000 y así por delante. Cada diluição subseqüente añadiría otro cero a la derecha. Él repetía el proceso varias veces. Diluições extremas son rápidamente obtenidas por ese método. Por medio de la ciencia química analítica, se sabe que analíticamente el límite de diluição es alcanzado cuando sobra sólo una molécula del medicamento enmedio vehículo. A La luz de esa evidencia, efectivamente además de ese punto, nada más puede restar para se diluir. En uno sin número de medicamentos homeopáticos, por ejemplo, la diluição de 30X es básicamente el patrón. La notação 30X significa que la substancia fue diluída en una parte en diez y agitada y el proceso, entonces, repetido secuencialmente treinta veces. La diluição final es de una parte de medicamento en 1030 (un nonilhão) partes de agua. Eso está además del límite de diluição. Para ser exacto, en una diluição de 30X sería necesario beberse 7.874 galões [30 m³ o 30.000 litros] de la solución para esperarse encontrar sólo una única molécula de medicamento. Comparado la muchas preparaciones homeopáticas, aún 30X es concentrado. Oscillococcinum, el remedio homeopático patrón para la gripe, es producido a partir de fígado de pato, pero su uso generalizado en la homeopatía crea poco riesgo a la población de patos — la diluição patrones es de 200C. C significa que el extracto es diluído en una parte en cien y agitado, repitiéndose dos centenares de veces. Eso resultaría en una diluição de una molécula de extracto para cada 10400 moléculas de agua — es decir, 1 seguido de 400 ceros.

Un medicamento homepático preparado a partir de la especie vegetal Ledum palustre ssp.. La diluição 15CH aquí exhibida, según el método de la química analítica moderna, no debe contener siquiera una sólo molécula del principio original.

Park destaca que Hahnemann probablemente no estaba conocedor del límite de la ultradiluição porque él desconocía el número de Avogadro, una constante física que hace posible calcular el número de moléculas en una muestra con una correcta masa de una substancia. Explica el éxito que la homeopatía tuvo en el inicio comparando con el uso a la época de tratamientos verdaderamente peligrosos: "Los médicos aún trataban los pacientes con sangria, lavados y frecuentes dosis de mercúrio y otras substancias tóxicas. Si el nostrum infinitamente diluído de Hahnemann no hacía ningún bien, al menos no hacía ningún mal, permitiendo las defensas naturales del paciente corrijan el problema." Park explica aún como los modernos homeopatas concuerdan que realmente no hay ninguna molécula de medicamento en sus remedios, pero que el líquido inexplicablemente se "acuerda" de la substancia después del proceso de diluição. Como esa pseudomemória de la substancia es obtenida nunca fue satisfactoriamente explicado. Los críticos también apuntan la dissociação espontânea del agua en ácido y base (lo que explica porque su pH es 7). La cantidad de ácido en un medicamento homeopático, aunque pequeña, es generalmente muy mayor del que la cantidad de agentes activos. Estudio realizado en la Universidad de Toronto demostró existir "memoria del agua" sin presencia de soluto, pero persistente por sólo 50 femtosegundos (1/20.000.000.000.000 de segundo).

La memoria del agua también parece comportarse de forma curiosamente selectiva, pues sólo se acuerda de los ingredientes que el preparador del medicamento desea. Suponiendo que la muestra inicial de agua, con la cual se dilui por primera vez un medicamento homeopático, contuviera eventuales trazos impurezas (ferrugem de tubos u otros elementos indesejáveis), concluirse-ía que sus efectos también serían dinamizados. Aunque un preparador atestasse ser pura ("sin" impureza) la muestra de agua inicial, el propio argumento de la memoria del agua indicaría que efectos de contaminaciones pasadas podrían estar presentes, aunque ninguna molécula de impureza se detetasse.

Recientemente, escépticos en relación a la homeopatía consumieron delante del público grandes cantidad de medicamentos homeopáticos a fin de demostrar su falta de efecto. Algunos, como James Randi, Richard Saunders y Peter Bowditch consumieron cajas enteras de pílulas homeopáticas para dormir en el comienzo de sus palestras públicas. SKEPP (un grupo de escépticos belgas) realizó uno conferencia a la prensa en la cual escépticos intentaron cometer suicidio colectivo tomando diluições homeopáticas de veneno. [5]. Nadie pasó apenas.

La cuestión de la atención médica

Consultas realizadas por homeopatas acostumbran ser más tardadas y sus questionários más extensos. Estas características confieren subjetivamente al paciente una atención más "humanizado" proporcionando un ambiente de mayor confianza y empatia por parte de ambos, fortaleciendo la relación médico-paciente. Se sabe que este tipo de relación aumenta la eficacia de los efectos placebos de toda y cualquier terapia, sea alopática, homeopática u otra cualquiera.

Este anexiono o sección no cita ninguna fuente o referencia (desde mayo de 2010).
Ayude a mejorar este artículo providenciando fuentes fiables e independientes, insertándolas en el cuerpo del texto o en notas de rodapé. Encuentre fuentes: Googlenoticias, libros, académicoScirus

Otra crítica a los trabajos a favor de la homeopatía es el diagnóstico de la patología a ser tratada. Si una persona presenta queja de dolor de cabeza, las causas catalogadas por los neurologistas pueden llegar de más de un centenar. O sea, diversas enfermedades pueden ser la causa de síntomas comunes. Algunos estudiosos dudan que la mayoría de los homeopatas consiga sólo a través de una consulta clínica clasificar dentro de estrictos criterios médicos todos los pacientes para toda una vasta gamma de quejas (y casi sin exámenes). Para tanto los homeopatas se valen de teorías empíricas propias de funcionamiento de órganos y sistemas orgánicos. Evidentemente los pacientes que serán estudiados para finalidad de trabajo científico deberán ser catalogados por sus enfermedades y no por sus quejas (síntomas).

Este anexiono o sección no cita ninguna fuente o referencia (desde mayo de 2010).
Ayude a mejorar este artículo providenciando fuentes fiables e independientes, insertándolas en el cuerpo del texto o en notas de rodapé. Encuentre fuentes: Googlenoticias, libros, académicoScirus

La cuestión de la tradición

Otra crítica a la homeopatía es de que los argumentos en su favor llevarían mucho en consideración prácticas consolidadas sin cuestionamientos y de que su conocimiento se pautaria en demasia en las afirmaciones de Hahnemann acriticamente.

Este anexiono o sección no cita ninguna fuente o referencia (desde mayo de 2010).
Ayude a mejorar este artículo providenciando fuentes fiables e independientes, insertándolas en el cuerpo del texto o en notas de rodapé. Encuentre fuentes: Googlenoticias, libros, académicoScirus

Placebo en bebés y otros

Se argumenta frecuentemente que evidencias del efecto favorable de la homeopatía en bebés, animales domésticos y plantas serían pruebas de que la homeopatía no actuaría por efecto placebo, pues estos no estarían suscetiveis a ese efecto. Sin embargo, bebés y animales domésticos están sí sujetos a los efectos benéficos del aumento de cuidados y atención por parte del cuidados que ministra el preparado homeopático, que pueden producir las mejoras observadas. Además de eso, las evidencias a respeto generalmente son basadas en datos subjetivos por parte de investigadores conocedores del tratamiento, lo que puede llevar la vieses de interpretación de los resultados. Esos vieses serían eliminados a través de estudios aleatorizados caso-control doble-invidentes.[carece de fuentes?]

Favorables a la homeopatía

Los defensores de la homeopatía asseveram que ella contempla el ser humano no de modo fragmentário, pero en una visión integrada, viéndolo cómo uno todo donde cuerpo y psique son indissociáveis y, así, necesitan ser abordados como un ente único. En este aspecto — observan — ella se aproxima de las medicinas clásicas orientales y del que vendría a formar, el siglo XX, el pensamiento sistêmico.

Aceptación de la homeopatía en los países

La aceptación de la homeopatía como una forma autónoma y válida de medicina depende de la legislación de cada país. He ahí el panorama conforme vigente hasta esta fecha (15 de mayo de 2010 ):

Fontes y referencias

Contrarias a la homeopatía

Favorables a la homeopatía

Otras referencias

Referencias

  1. ULLMAN, Dana. Homeopatía - Medicina para el Siglo XXI. São Paulo:Cultrix, 1988.
  2. CRF-SP. Comunicado del CRF-SP rebate críticas del parlamento británico a medicamentos homeopáticos. Página visitada en 25/02/2010.
  3. "Hipotética", aquí, significa sólo aún no comprobada según los cânones del método científico moderno.
  4. "Cause of disease", Creighton University School of Medicine, http://altmed.creighton.edu/Homeopathy/philosophy/cause.htm, visitado en 2009-07-31 .
  5. Hahnemann S (1833/1921), [Error de expresión: Operador < inesperado The Organon of the Healing Art] (5th/6th ed.) .
  6. WINDISCH NETO, Hermann. Homeopatía: ciencia o superstición. Acceso en 2009.08.27
  7. MENDES, Gisele (MsC). Fotocatálise heterogênea en la oxidação de arsênio y su remoção de aguas de la región del Quadrilátero Ferrífero – MG. Viçosa (MG): UFV, julio de 2007.
  8. TRIPICCHIO, Adalberto (PhD). Cual el número de partículas en el Universo? (Acceso en 2009.09.04)
  9. [1]
  10. SUENES, Iracy Aparecida Ansaloni et al. Programa de Atención en Homeopatía, Acupuntura y Medicina Antroposófica en la Secretaría Municipal de Salud de Bello Horizonte. Bello Horizonte: Secretaría Municipal de Salud de Bello Horizonte, 2002
  11. NOVAES, Thaís C.. Percepções del Paciente Usuario de los Servicios Homeopáticos del Sistema Único de Salud en Bello Horizonte – Estudio de Caso en el Centro de Salud Santa Terezinha (Dissertação de máster del Curso de Polvos-Graduação en Salud Pública). Bello Horizonte: Universidad Federal de Minas Generales, 2003.
  12. MOREIRA NETO, Gil. Homeopatía en Unidad Básica de Salud: Un Espacio Posible. São Paulo: Asociación Paulista de Homoepatia. Revista de Homeopatía 2001; 66(1): 5-26.
  13. BENVENISTE, Jacques. Are the clinical effects of homoeopathy placebo effects? La meta-analysis of placebo-controlled trials. Lancet: Volumen 350, Issue 9081, 20 September 1997, Pages 834-843 (accesible sólo por ordenadores de universidades)
  14. SHANG A., HUWLER-MÜNTENER K., NARTEY L., JÜNI P., DÖRIG S., STERNE JA, PEWSNER D., EGGER M. (2005). Are the clinical effects of homoeopathy placebo effects? Comparative study of placebo-controlled trials of homoeopathy and allopathy, Lancet 366 (9487): 726–732 [2], [3]
  15. Homeopatía no tiene comprovação, dice estudio británico - Periódico Nacional, 22 de febrero de 2010 (visitado en 23-2-2010).
  16. Revista Brasileña de Educación Médica. La presencia de la homeopatía en las facultades de medicina brasileñas: resultados de una investigación exploratória. Río de Janeiro: Julio/Septiembre de 2008.

Ver también

Conexiones externas

Commons
El Wikimedia Commons posee multimedia sobre Homeopatía