Visita Encydia-Wikilingue.con

Henri Rousseau

henri rousseau - Wikilingue - Encydia

El Sueño, 1910, Óleo sobre pantalla, 204,5 x 298,5 cm, Nueva York.

Henri-Julien-Félix Rousseau (21 de Mayo de 1844 , Laval2 de Septiembre de 1910 , París), conocido también por el público como el douanier (aduanero) por haber trabajado como inspector de alfândega, fue un pintor francés insertado en el movimiento moderno del polvos-impressionismo. Su obra fue poco apreciada por el público general y por los críticos sus contemporáneos habiendo sido constantemente remitida para el grupo del arte naïf y primitivista - por su carácter autodidacta, resultado de la inexistencia de formación académica en el campo artístico, pela rechaza de los cânones del arte reconocido hasta entonces y por la aparente ingenuidade grotesca.

Tabla de contenido

Memoria

Henri Rousseau, hijo de Julien Rousseau (latoeiro) y Eléonore, va reflectir al largo de su vida el insucesso financiero de su familia y el tormento por la falta de perspectivas resultante de ese nivel social inferior. Su vida escolar hasta 1860 toma lugar en Laval, incluyendo la permanencia en un internato a consecuencia de la vida poco sedentária que sus padres se ven obligados a llevar después de a suspensión de pagos del negocio del padre.

La Guerra, 1894, Óleo sobre pantalla, 114 x 195 cm, París.

En 1861 la familia se establece en Angres, donde Rousseau trabajará en una oficina de advogacia entre 1863 y 1867 . Después de robar 20 francos a esta oficina y ser condenado a 1 mes de prisión, Rousseau alista-si voluntariamente en el 51º Regimento de Infantaria de Angres para un periodo de 7 años, el cual no llegará al fin por ser dispensado en 1868. Este mismo año su padre muere y Rousseau se establece en París donde, el año siguiente, se casa con Clémence Boitard, una modista, con quien tendrá 5 hijos, de los cuales 4 morirán precozmente.

A partir de 1871 , y después de haber trabajado como empleado de un oficial de diligencias, Rousseau inicia su trabajo en la alfândega de París. Transcurridos 19 años de boda Clémence muere víctima de tuberculosis y Rousseau vuelve a contraer matrimónio 10 años después, en 1899, con la viuda Joséphine-Rosalie Nourry. Poco tiempo después, en 1903, muere también la suya 2ª mujer, un año después de Rousseau hacerse profesor en la Association Philotechnique donde enseña la técnica de la pintura en porcelana y de miniaturas.

Rousseau infringe de nuevo la ley y es sentenciado, en 1909, a 2 años de prisión con pena suspensa y una coima de 200 francos por fraude bancario. Muere con 66 años a 2 de Septiembre de 1910 víctima de septicemia .

Camino paralelo

ES difícil necesitar el inicio de su interés por la pintura , pero se sabe, sin embargo, que deja el trabajo de alfândega para dedicarse por exclusivo al arte en 1890. Anterior a esta fecha Rousseau lucha por su destaque como artista, siendo constantemente blanco de críticas aguçadas que lo caracterizan de infantil y muy de este lado de las calidades representativas que serían de esperarse de un artista después de la época de Monet . Sin embargo, Rousseau no abdica de su sueño e intenta aprovechar todas las oportunidades que le permitan dar a conocer su arte y, quien sabe, destacarse por entre sus contemporáneos, obteniendo, así, el reconocimiento social al cual tanto aspira.

Paseo en la Floresta, c. 1886, Óleo sobre pantalla, 70 x 60,5 cm, Zúrich.

Rousseau afirmó sólo haber cogido un pincel por primera vez cuando ya tenía 40 años, o sea, en 1884, pero este hecho es de difícil comprovação, no sólo por el hecho de su género pictórico ser fácil de imitar, pero también por el hecho de, muchas veces, el propio efectuar alteraciones en obras ya terminadas y de alterar la fecha de ejecución. Hecho es que, en 1884, Rousseau obtiene permiso para ejecutar copias en el museo del Louvre, en el musée de Luxembourg y en los palacios de Versailles y de Saint-Germain fruto de la recomendación de Félix Clément que lo motiva e incentiva a continuación su camino en el mundo artístico.

De modo a compensar su éxito financiero tardío, Rousseau se movió también noutros campos del arte, escribiendo piezas de teatro (Une visite a la l’Exposition de 1889), composiciones musicales (Clémence) y dramas (La vengeance d’une orpheline russe), pero va a ser en el campo de la pintura que su expresión artística va a tener mayor impacto. Sus obras no son, sin embargo, endosos en el salón oficial y, en 1885, expone en el Salon des refusés (salón de los rechazados) y a partir de 1886 presenta sus pinturas regularmente en el Salon des indépendants (salón de los independientes) donde se insertan las obras de artistas amadores y todas las obras rechazadas, passíveis de suscitar escándalo. En 1905 participa también del Salon d’Automne (salón de Otoño) y con su creciente reconocimiento pasa a organizar soirées en su atelier donde se reúnen los más destacados elementos del mundo artístico e intelectual de entonces.

La crítica y la ambiguidade

La reacción a su pintura es, en el inicio, mayoritariamente negativa. Sin embargo algunas voces se comienzan a pronunciar positivamente, llegando aún a comparar Rousseau con los pintores del Proto-Renascimento en Italia donde las nociones de perspectiva espacial aún están en su estado embrionário, pero que no dejan por eso de tener una correcta originalidade creativa. Ya en 1886 Pissaro expresa su admiración al tener contacto con sus obras en el salón de los independientes y Gauguin que, juntamente con Alfred Jarry (escritor) y Guillaume Apollinaire (escritor, poeta y crítico), lo va a denominar de artista naïf (ingenuo), da a conocer en 1890, de igual manera, una crítica positiva acerca de la obra “Yo-Propio, Retrato-Paisaje”.

Esta simplicidade y aparente ingenuidade se oponen, sin embargo, a la imagen de ambición que le es atribuida por el público. Este su carácter de personalidad ambígua espelha-si también en su arte que, aunque ingenua e infantil, retrata también por veces una correcta malicia. Se puede tal vez pensar que Rousseau haya concluido en sí un complejo de inferioridade debido a sus orígenes humildes y por el hecho de no haber tenido acceso a la mismas oportunidades de un pintor académico. Así como él se cierra en sí mismo con su sufrimiento interior, sus pinturas son introvertidas y enigmáticas. Por otro lado, cree firmemente en sus capacidades y expresa tanto su orgullo como su deseo de hacerse el mayor y el más rico pintor francés, aprovechando todas las oportunidades que le surgen, aún cuando es apelidado de palhaço. Ya cerca del final de su vida, en 1908, conoce Picasso, que reconoce que su ingenuidade no es necesariamente sinónimo de inexistencia de profissionalismo.

La temática

Inicialmente Rousseau es un pintor de los tiempos libres, un autodidacta enamorado por la naturaleza y que la retrata como una realidad simple, que le ofrece lo escape a la vida cotidiana del burguês humilde. Se dedica al paisaje, un paisaje tranquilo, bucólica, extrañamente ordenada y artificial, donde todos los elementos tienen igual importancia, donde no existe jerarquía formal.

Nada me pone tan feliz como contemplar la naturaleza y pintarla. Imagine que, cuando voy para el campo y veo el Sol por todo el lado, y verde y flores, digo para mí: todo esto es realmente mío!
Henri Rousseau
Cigana a Dormir, 1897, Óleo sobre pantalla, 129,5 x 200,7 cm, Nueva York.

Con el tiempo esta naturaleza se hace cada vez más compleja, una forma de escape donde la fantasia y el fantástico ganan lugar en un pano de fondo exótico. Para estas obras sobre la selva el pintor se sirve muchas veces de inspiración en estufas y álbumes sobre fauna. Con su primera obra sobre el tema, “Sorprendido!”, que va al encuentro del me gusta por el exótico oriental sentido en la Belle époque, Rousseau comienza a ganar destaque a la vez que sus obras adquieren una nueva calidad, una densidad labiríntica de elementos y tonalidades, un nuevo nivel de comunhão entre fantasia y realidad , amenaza y agressividade, misterio y erotismo.

En su tipologia temática se encuentran también naturalezas-muertas, casi como compêndios de botânica ; el denominado retrato-paisaje, una tipologia alegórica donde el contexto envolvente de la figura remite simbólicamente para ella; retratos, muy apenas endosos por el público por la representación desproporcionada y grotesca del cuerpo humano; y temas sociales como “La Guerra”, que revelan no sólo su motivación ofrecida al arte popular como también su claro nacionalismo basado en ideales socio-revolucionarios.

La materia

La Encantadora de Serpientes, 1907, Óleo sobre pantalla, 169 x 189,5 cm, París.

Por entre las diversas propuestas formales del polvos-impressionismo, su pintura surge desnudada de todo el requinte que caracteriza la pintura francesa del impressionismo. En el caso de Rousseau la ilusión óptica no forma parte de los objetivos a alcanzar, todos los avances en este campo son simplemente desrespeitados. La razón de la obra es el objeto en ella representado. Sobre la superficie plana de la pantalla son colocados elementos desconectados de su contexto espacial, que flotan, que son nada más que reproducciones exactas y detalladas captadas por su mirar libre de una formación académica artística, o sea, libero de la presión cultural. Rousseau capta su realidad empíricamente, dejándose guiar por su sentimiento y por su noción propia de equilibrio de composición. Se sabe, sin embargo, que tomó contacto con la técnica de la perspectiva al haber copiado obras donde se daba uso a la técnica, siendo posible que su arte fuera de estos cânones no haya sido más que una decisión consciente de la captação intuitiva de la realidad, relegando para último plan su propio racionalismo.

Rousseau hace así una representación frontal de sus temas intentando al máximo reproducir el pormenor, haciendo casi que una enumeração de las características visibles de determinado objeto, exponiéndolas claramente. Esta minuciosidade es reforzada por el contorno preciso de las figuras: todas ellas son delimitadas y tienen su espacio propio conduciendo a que esta narración de características impregne la pintura de una fuerte estaticidade e inercia. En el fondo, este realismo extremado transforma los objetos en símbolos, que se van alejando cada vez más en dirección al abstraccionismo, a una realidad poética, vista a través de sus propios ojos y de su sensibilidad, soportando su convicción de que cada artista debe ser libre para obedecer a su fuerza creadora individual.

De igual manera intuitivo, Rousseau utiliza la técnica que más se adapta a determinado objeto, siendo que en una misma obra las pinceladas pueden variar de puntos, la superficies de memoria o la líneas. En especial tiene importancia la relación entra los colores y como ellas se contrastan al largo de la pantalla, de elemento para elemento. En gran medida de su repertório pictórico es evidente lo gusto por las combinaciones entre negro, rojo, blanco y verde .

Obras, por tema

Exotismo, selva

Retrato-paisaje

Paisaje

Sociedad

Naturaleza-muerta

Ver también

El Wikimedia Commons posee una categoría conteniendo imágenes y otros ficheros sobre Henri Rousseau

Fontes

Bibliografia

Notas

 , en Henri Rousseau de Cornelia Stabenow.