Visita Encydia-Wikilingue.con

Guerra del Pacífico (siglo XIX)

guerra del pacífico (siglo xix) - Wikilingue - Encydia

La Guerra del Pacífico fue un conflicto ocurrido entre 1879 y 1883 , confrontando Chile a la fuerzas conjuntas de Bolivia y del Pavo. Al final de la guerra Chile anexionó ricas áreas en recursos naturales de ambos países derrotados. El Pavo perdió la provincia de Tarapacá y Bolivia tuvo que ceder la provincia de Antofagasta , quedando sin salida soberana para el mar, lo que se hizo una área de fricción en América del Sur, llegando hasta los días actuales, y que es para Bolivia una cuestión nacional (la recuperación del acceso al océano Pacífico consta como un objetivo nacional boliviano en su actual constitución).

Tabla de contenido

Orígenes

La Guerra del Pacífico tuvo sus orígenes en las desavenças entre Chile y Bolivia sobre el control de una parte del desierto de Atacama rica en recursos minerais. Este territorio controverso era explorado por empresas chilenas de capital británico. El aumento de tasas sobre la explotación mineral inmediatamente se transformó en una disputa comercial, crisis diplomática y por fin, guerra.

Control de los recursos naturales

La geografía de la región facilitó el acúmulo de grandes cantidades de depósitos de nitratos (guano y salitre ), a través de miles de años, juntamente, en menor escala con el clima árido del local. El descubrimiento, durante la década de 1840 , de que estos recursos servían como fertilizantes para la agricultura y podían ser usados en la fabricación de explosivos hizo el área aún más disputada, una vez que el guano y el nitrato de él extraído tenían buenos precios en el mercado internacional.

Hay divergencias entre los historiadores bolivianos y chilenos si el territorio de la Audiencia de Charcas estaba bajo jurisdicción del Vice-Reino del Pavo o del Vice-Reino del Río de la Plata).

Los ojos del mundo se volvieron para la región, e inmediatamente diversas potencias mundiales se vuelcan en conflicto, rivalizando el control de la región, directa o indirectamente. España invadió parte del territorio peruano, ávida de las reservas de guano, pero fue expulsa por fuerzas chilenas y peruanas, en la llamada Guerra de las islas Chincha. Alrededor de 1870 , el Pavo nacionalizou la explotación de guano, aborrecendo los británicos, que habían invertido maciçamente en la región.

Contiendas sobre fronteras

Fronteras de Chile, Bolivia y Pavo antes y tras la Guerra del Pacífico

Había muchas controversias acerca de los reales límites entre los países tras la descolonização. Todas las nuevas naciones heredaron los intereses imperialistas del ya combalido imperio español. Bolivianos y chilenos discordavam en cuanto a la soberanía de la región, aunque toda ella ya estuviera siendo explorada por compañías chilenas dotadas de capital británico. Chile tenía una economía más robusta e instituciones más fuertes que la mayoría de los otros países latino-americanos. Sin embargo, cuando de la proclamação de Bolivia por Simón Bolívar, este dejó claro que Bolivia hube heredado de los españoles una salida soberana para el mar.

Solamente en 1866 fue firmado un tratado entre Chile y Bolivia estableciendo límites territoriales, fijando lo 24º paralelo como frontera y delimitando que ambos países dividirían impuestos sobre los recursos situados entre lo 23º y 24º paralelos. Un segundo tratado fue firmado en 1874, cediendo los impuestos sobre los productos entre lo 23º y 24º paralelos enteramente para Bolivia, pero fijando tasas para las compañías chilenas para los prójimos 25 años. Las compañías chilenas se expandieron rápidamente, controlando la industria minera, dejando Bolivia temerosa de la pérdida de su territorio.

Crisis y guerra

En 1878 el presidente boliviano Hilarión Daza decretó un aumento de tasas sobre las compañías chilenas que exploraban el litoral boliviano, retroativo al año de 1874 , bajo protestas del gobierno chileno, del presidente Aníbal Pinto. Cuando la empresa Antofagasta Nitrate & Railway Company se rechazó a pagar la sobretaxa, el gobierno boliviano amenazó confiscar todas sus propiedades. Chile respondió enviando un navío de guerra para el local en diciembre de 1878 . Bolivia entonces declaró el secuestro de los bienes de la empresa, anunciando la subasta para 14 de febrero de 1878 . El día de la subasta, 200 soldados chilenos desembarcaron y ocuparon la ciudad portuaria de Antofagasta , sin resistencia.

En 1 de Marzo de 1879 a Bolivia declaró guerra a Chile, invocando una alianza secreta que mantenía con el Pavo: el Tratado de Defensa de 1873 . El gobierno peruano estaba determinado a cumplir su alianza con Bolivia, también temeroso del creciente expansionismo chileno, sin embargo receavam que las fuerzas aliadas no eran páreo para el ejército chileno; preferían un acuerdo a la guerra. Un diplomático peruano fue enviado para intermediar el desentendimento. Chile requirió neutralidad por parte del gobierno peruano, pero la alianza entre Pavo y Bolivia impedía tal neutralidad. Chile respondió entonces con la quiebra de las relaciones diplomáticas y ulterior declaración de guerra a los dos aliados en 5 de Abril de 1879 . El Pavo se vio entonces arrastrado para una guerra, en razón del tratado de alianza con Bolivia.

La Argentina , que disputaba con Chile el control de la región de la Patagônia, fue invitada por las fuerzas aliadas para entrar en el conflicto. Sin embargo, el gobierno argentino rechazó el pedido, prefiriendo resolver su divergencia por vías diplomáticas.

La guerra

El escenario era ampliamente desfavorable para las fuerzas aliadas: Bolivia, tras una serie de gobiernos transitorios, estaba claramente despreparada, además de carecerle una marina de guerra; el Pavo se veía delante de un colapso económico que hube dejado su marina y ejército también despreparados. La mayoría de los navíos de guerra peruanos estaba vieja y necesitando de reparaciones urgentes. Los únicos encouraçados disponibles eran el Huáscar y el Independencia.

Chile, al contrario, disponía de una marina de guerra moderna y de fuerzas de combate preparadas para el conflicto. En una guerra que se desenrolava en pleno desierto, el control del mar sería importantíssimo.

La Batalla de Topáter, ocurrida en 23 de marzo de 1879 , fue la primera contienda de la guerra. 554 soldados chilenos más la cavalaria marcharon rumbo la Calama , encontrando la resistencia boliviana, compuesta de 135 soldados y civiles residentes en el área, liderados por el Dr. Ladislao Cabrera, entrincheirados en puentes destruidos. Pedidos de rendição no surtiram efecto, y la batalla tuvo inicio. Parte de los bolivianos batió en retirada, excepto por algunos civiles, que liderados por el Coronel Eduardo Abaroa, lucharon hasta el fin.

Demasiado batallas en suelo sólo ocurrieron después que el conflicto en el mar se resolvió.

Campaña naval

Bajo la dirección del contra-almirante Juan Williams, la marina chilena y sus poderosos navíos –Almirante Cochrane y Blanco Encalada– comenzaron a operar en la costa boliviana y peruana. El puerto de Iquique fue bloqueado, mientras Huanillos, Mollendo, Pica y Pisagua fueron bombardeados, teniendo sus puertos destruidos. La estrategia del contra-almirante Williams era de desactivar los puertos para interrumpir el comercio, principalmente las exportaciones de salitre e importaciones de armas para los aliados, enflaqueciendo así el enemigo.

La pequeña pero eficaz marina peruana no capitulou. Bajo el mando del capitán Miguel Grado a bordo del Huáscar, el Pavo bloqueó los navíos de guerra chilenos, arrastrándolos para el sur, pero siempre evitando un enfrentamiento directo. Atrasando el esfuerzo chileno, las fuerzas aliadas podrían se recompor, recibiendo suprimentos por el norte del Pavo y reforzando sus tropas litorâneas.

La primera batalla en alto-mar, Batalla de Chipana, se sucedió en 12 de abril de 1879 . Las corvetas peruanas Unión y Pilcomayo se depararam con la corveta chilena Magallanes a camino de Iquique. Tras dos horas de duelo, la Unión sufrió problemas con el motor y la corveta Magallanes consiguió escapar sin grandes daños.

En la Batalla de Iquique, de 21 de mayo de 1879 , Los navíos peruanos Huáscar e Independencia agujerearon el bloqueo de Iquique , entrando en combate con los barcos Esmeralda y Covadonga , dos de los más viejos barcos de la flota chilena. El Huáscar hundió el Esmeralda, mientras el Covadonga forzó el Independencia la encalhar en la playa de Punta Gruesa (algunos historiadores consideran esta una batalla la parte).

El capitán Arturo Prat, de la corveta Esmeralda, fue elevado la mártir por la marina chilena. La marina peruana perdió un importante encouraçado y vio la reputación del capitán Miguel Grado crecer entre amigos y aún enemigos: él rescató los supervivientes de la Esmeralda y escribió condolências a la viuda del capitán Prat. Ahora sólo restaba al Pavo el Huáscar para contener la invasión chilena.

El "Huáscar" adentrando el puerto de Valparaíso, 1879.

Por seis meses, el Huáscar vagó por los mares atrapalhando los planes chilenos, en el que hoy es conocido como "Correrías del Huáscar". En una demostración impresionante de maestria en el mando del navío, el capitán Grado consiguió contener toda la flota chilena, recuperar algunos barcos peruanos y causar estragos a diversos puertos usados por la marina chilena, siendo elevado al puesto de contra-almirante. Algunos de sus hechos fueron:

La marina chilena llevó un día todo navegando con seis navíos para conseguir encurralar el Huáscar, y después, dos horas de combate sangriento para lo capturas, con sus barcos Blaco Encalada, Covadonga y Cochrane , en la Batalla de Angamos, en 8 de octubre de 1879 . Junto con el navío, murió el almirante Grado

Con la ruina del Huáscar, la campaña naval terminaba, con Chile controlando los mares dali en delante.

Campañas en tierra firme

Teniendo completo control de los mares, el ejército chileno inició la invasión del Pavo. Bolivia, incapaz de recuperar su provincia del Litoral (Antofagasta), se juntó a la defensa peruana en Tarapacá y Tacna.

En 2 de noviembre de 1879 , bombardeos navales y ataques anfíbios fueron direccionados al puerto de Pisagua y a la enseada de Junín – acerca de 500 kilómetros al norte de Antofagasta. 2100 soldados desembarcaron en Pisagua y tomaron la ciudad; mientras el ataque la Junín fuera más pequeña pero también bien sucedido. Al fin del día, el General Erasmo Escala y una tropa de 10.000 sodados aisló la provincia de Tarapacá del resto del Pavo.

El ejército chileno marchó entonces al sur, con cerca de 6.000 soldados, en dirección a la ciudad de Iquique . Los aliados contra-atacaron con 7.400 soldados, causando muchas bajas en ambos lados, en el que quedó conocido como Batalla de San Francisco (19 de noviembre). Durante el enfrentamiento, las fuerzas bolivianas batieron en retirada, forzando el ejército peruano a recular para la ciudad de Tarapacá. Cuatro días después, el ejército chileno capturó Iquique, enfrentando poca resistencia.

El General Escala envió entonces un destacamento de 3.600 soldados, cavalaria y artillería para destruir lo que hube sobrado del ejército peruano, estimado en no más del que 2.000 hombres, apenas entrenados y desmoralizados. En 27 de noviembre aconteció la Batalla de Tarapacá, cuando fuerzas chilenas atacaron la provincia peruana, encontrando dificultades al percibir que las fuerzas enemigas continuaban con la moral rígida y en número superior al anteriormente estimado. Liderados por el Coronel Andrés Cáceres, el ejército peruano ahuyentó el destacamento chileno, capturando cuantías significativas de munición y suprimentos. La victoria peruana en Tarapacá tuvo poco impacto en el resultado de la guerra, a pesar de todo. El General peruano Buendía y sus tropas tuvieron que recular para el norte (Arica), en 18 de diciembre.

Una nueva expedición chilena dejó Pisagua y el día 24 de febrero de 1880 desembarcó con casi 12.000 hombres en la Bahía de Pacocha. Comandados por el General Manuel Baquedano, esta fuerza aisló las provincias de Tacna y Arica, destruyendo esperanzas de nuevos refuerzos peruanos.

En 7 de junio 7.000 soldados chilenos apoyados por la marina atacaron con éxito la guarnição de Arica, que estaba bajo el mando del Coronel Francisco Bolognesi. Las tropas chilenas, dirigidas por el Coronel Pedro Lagos, tuvieron que suba lo Muero de Arica (uno muero alto y íngreme próximo al mar), para enfrentar las tropas peruanas.

Tropas del Ejército chileno ocupan la ciudad de Antofagasta , en Bolivia

El ataque quedó conocido como la Batalla de Arica, que vino a ser uno de los más trágicos y a la vez emblemático evento de la guerra: Murieron 474 chilenos, mientras casi 1,000 peruanos perdieron la vida, incluyendo el Coronel Bolognesi. Otros oficiales peruanos de alta patente que también murieron fueron el Coronel Alfonso Ugarte y el Coronel Mariano Bustamante.

Ya que lo Muero de Arica era el último reducto defensivo de las tropas aliadas en la ciudad, su ocupación por Chile se hizo una fecha de relevancia histórica para ambos países. Un hecho que acentúa la importancia de esta batalla en la memoria colectiva del Pavo y de Chile es que ambos países tienen el día de 7 de junio como una fecha especial para sus militares: En Chile es el Día de la Infantaria, y en el Pavo es el Día del Juramento a la Bandera.

En octubre de 1880 , los EUA mediaram sin éxito el conflicto a bordo del navío USS Lackawanna, en la bahía de Arica, en una tentativa de por fin a la guerra por medios diplomáticos. Representantes de Chile, Pavo y Bolivia se encontraron para discutir las disputas territoriales, pero el Pavo y Bolivia rechazaron la pérdida de sus territorios para Chile, que abandonó la conferencia. En enero de 1881 , el ejército chileno marchó en dirección a Lima , capital peruana.

Lo que hube sobrado el ejército y civiles mal armados se prepararon para defender la capital. Sin embargo, fueron derrotados en las batallas de San Juan y Miraflores , y la ciudad capitulou en enero de 1881 ante la invasión de las fuerzas del General Baquedano. Los subúrbios al sur de Lima fueron saqueados y quemados.

Las alejadas haciendas fueron quemadas por bóias-frías chinos, que habían side traídos del sur de la China alrededor de 1850 para trabajar en las haciendas (historiadores chilenos claman que las tropas chilenas entraron en Lima para prevenir la pilhagem y destrucción después del colapso del gobierno; registros históricos atestam que estos mismos chilenos fueron responsables por los saqueos y destrucción).

Ocupación del Pavo

Tras Lima, las fuerzas chilenas continuaron avanzando rumbo al norte del Pavo, pero no consiguieron subjugar por completo el combalido país. Como espólio de guerra, Chile confiscó bienes de la Biblioteca Nacional Peruana, llevándolos para Santiago, capital de Chile.

La resistencia peruana continuó por tres años más, con aparente encorajamento estadunidense. El líder de la resistencia era el General Andrés Cáceres (apelidado de Mago de los Andes), que sería más tarde electo presidente del Pavo. Los soldados remanescentes del ejército peruano, liderados por Cáceres, derrotaron el ejército chileno en diversas ocasiones, pero después de la derrota en la Batalla de Huamachuco, no hube más resistencia. Finalmente, en 20 de octubre de 1883 , Pavo y Chile firmaron el Tratado de Ancón, en que la provincia de Tarapacá fue cedida a Chile.

Características de la guerra

Control estratégico del mar

El escenario de la guerra entre 1879 y 1881 fue un desierto, esparsamente poblado y demasiado lejos de grandes ciudades o centros de reabastecimento; es un local, sin embargo, prójimo al Océano Pacífico. Era evidente, desde el príncipio, que el control del espacio marítimo sería esencial para la victoria. El abastecimiento de agua, comida, munición, caballos, ração y refuerzos serían hechos muy más fácilmente por mar del que por el desierto o por el alto planalto boliviano.

Escena de la Batalla Naval de Angamos

Mientras la marina chilena trató de hacer un bloqueo económico y militar sobre los puertos enemigos, el Pavo tuvo la iniciativa y utilizó su pequeña sin embargo eficaz marina como una fuerza sorpresa. Chile fue forzado a atrasar la invasión por tierra en seis meses, y cambiar su estratégica naval: en vez del bloqueo, priorizou la caza y captura del encouraçado Huáscar.

Con la ventaja de la supremacia naval, la estrategia chilena por tierra fue la movilidad: aportando fuerzas terrestres para atacar possessões enemigas; desembarcando grandes tropas para dividir y expulsar las fuerzas defensivas; dejando guarnições para proteger el territorio ganancia mientras se movían para el norte. Perú y Bolivia lucharon una guerra defensiva: desplazándose por tierra; confiando, donde posible, en fortificaciones costeiras para defensa, usando minas y batirías; utilizando líneas férreas costeiras donde se podía, en el Pavo, y líneas de telégrafo que conectaban los campos de batalla directamente a Lima. Cuando reculaban, las fuerzas aliadas no dejaban ningún suprimento para tras, para que nada que abandonaran pudiera ser usado por los chilenos.

Fuerzas móviles navales probaron ser, en el fin, una ventaja en una guerra en medio al desierto y al largo de un extenso litoral. Los defensores se encontraron la centenares de kilómetros de casa; mientras las fuerzas invasores estaban a algunos pocos kilómetros de la costa, donde se aprovisionaban de los navíos.

Ocupación, resistencia y fricción

La ocupación del Pavo, entre 1881 y 1884 , fue otra historia, un enredo diferente. El escenario ahora era las cordilheiras peruanas, donde la resistencia tenía fácil acceso a la población, recursos y centros de suprimentos lejos del mar; una guerra de fricción podría ser llevada adelante indefinidamente. El ejército chileno, un ejército de ocupación, fue dividido en pequeñas guarnições por el territorio y sólo podía devotar parte de sus esfuerzos en cazar rebeldes, sin tener una autoridad céntrica.

Tras una ocupación dispendiosa y de una larga campaña de antiinsurgência, Chile buscó una salida política para la guerra. Rusgas con la sociedad peruana proporcionaron una oportunidad tras la Batalla de Huamachuco, y resultaron en un tratado de paz que acabó con la ocupación y la guerra.

Participación de inmigrantes chinos

En consonancia con el programa de televisión Historias de los lejanos chinos III, de Hong Kong Asia Television, había cerca de 2.000 trabajadores chinos participando de la guerra por el lado chileno. Ellos debían trabajar como informantes del lado peruano y suministrar las informaciones a los chilenos.

Tecnología

Ambos lados usaron nuevas tecnologías, recién incorporadas al mundo militar, como minas terrestres con dispositivo de control, rifles cortos, balas perfuradoras de armaduras, torpedos y barcos para desembarques de tropas en playas. Encouraçados de segunda generación trabaron luchas por primera vez.

Observadores estadunidenses, franceses y británicos acompañaron partes de la guerra, analizando las nuevas tecnologías.

Submarino peruano

Algunos analistas peruanos creen que si el servicio secreto hubiera sido eficiente en aquella época, el conflicto podría haber visto la introducción de un prototipo de submarino por el lado peruano.

Consecuencias

Tengamos que paz

Bajo los términos del Tratado de Ancón, Chile ocupó las provincias de Tacna y Arica por 10 años, donde tras el tiempo estipulado sería realizado un plebiscito que decidiría la nacionalidad de la región. Los dos países nunca concordaron con los términos del plebiscito. Finalmente, en 1929, bajo el intermédio del presidente estadunidense Herbert Hoover, un acuerdo fue hecho en el cual Chile quedó con Arica; El Pavo readquiriu Tacna y recibió $6 millones en indemnizaciones.

En 1884, Bolivia firmó una tregua que dio total control de la costa pacífica a Chile, con sus valiosas reservas de cubre y nitratos . Un tratado de 1904 hizo este arreglo permanente. En retorno, Chile concordó en construir un ferrocarril conectando La Paz, capital boliviana, al puerto de Arica, garantizando libertad de tráfico al comercio boliviano por los puertos chilenos.

Consecuencias de largo plazo

La Guerra del Pacífico dejó cicatrizes traumáticas en las sociedades boliviana y peruana.

Para los bolivianos, la pérdida de un acceso soberano al Océano Pacífico aún es un asunto delicado, evidente durante los tumultos internos de 2004 acerca de la nacionalização de las reservas de gas y en la elección de Evo Morales para la presidencia de la república en 2005.

Muchos de los problemas del país aún son atribuidos a la falta de un acceso al mar. En 1932, este fue un factor determinante para la Guerra del Chaco, contra Paraguay, sobre territorios que daban acceso al Río Paraguay y, por consecuencia, al Océano Atlântico. En las últimas décadas, todos los presidentes bolivianos han hecho de plataforma política presionar Chile por un acceso soberano al mar. Este acceso inclusive consta como objetivo nacional de Bolivia en su constitución, hecho-si en una áraa de fricción de América del Sur. En 1976, Chile hizo una propuesta para la Bolivia cediéndole un acceso al océano Pacífico en pago de una área boliviana de 5.000 km² próximo a la Laguna Colorada que suministraría agua en abundãncia para la industrias de cubre chilena. Sin embargo, el Pavo intervino en las negociaciones y el acuerdo no dio correcto. El principal periódico boliviano, El Diario [1], aún dedica una nota editorial por semana al asunto. En la actualidad, el presidente Evo Morales pretende retomar las negociaciones con Chile por la vía diplomática.

Los peruanos desarrollaron un culto a los heróicos defensores de la patria, como el Almirante Miguel Grado, el Coronel Francisco Bolognesi, ambos muertos en batalla, y el General Andrés Cáceres, que se hizo uno figura política de destaque, tras concluido el conflicto. La derrota engendró una fuerte gana de venganza entre las clases dominantes, llevando al fortalecimento de las fuerzas armadas durante todo el siglo XX.

Chile se dio mejor, anexionando un lucrativo territorio con inmensas reservas de cubre y nitratos. Pero la victoria también dejó uno me gusta amargo. Durante la guerra, Chile desistió de sus reivindicaciones sobre la Patagônia para asegurar la neutralidad de la Argentina. Muchos ven en eso una gran pérdida de territorio. Después de la guerra, el control británico sobre la economía del país creció, aumentando la interferencia de Reino Unido en la política chilena. Los logros de los nitratos duraron sólo algunas décadas y cayeron signifitivamente tras la Primera Guerra Mundial. Actualmente, la región aún es rica en cubre y sus puertos mueven cargas de varios países de la región.

Comandantes militares proeminentes

Bolivia
Chile
Perú
Otras nacionalidades

Ver también

Referencias

  1.   Tratado de fronteras de 1866 entre Bolivia y Chile (Tratado de límites de 1866 entre Bolivia y Chile) (en español)
  2.   Tratado de fronteras de 1874 entre Bolivia y Chile (Tratado de límites de 1874 entre Bolivia y Chile) (en español)
  3.   Tratado de alianza defensiva de 1873 entre Bolivia y Perú (Tratado de alianza defensiva de 1873 entre Bolivia y Perú) (en español)
  4.   Foster, John B. & Clark, Brett. (2003). "Ecological Imperialism: The Curse of Capitalism" (accessed September 2, 2005). The Socialist Register 2004, p190-192. Also available in print from Merlin Press. (en inglés)

Conexiones externas