Visita Encydia-Wikilingue.con

Ernest Renan

ernest renan - Wikilingue - Encydia

Ernest Renan

Joseph Ernest Renan (Tréguier, 28 de febrero de 1823 París, 2 de octubre de 1892 ) fue un escritor, filósofo, filólogo e historiador francés.

Tabla de contenido

Vida y obra

Nacido en Tréguier (Côtes-du-Nord), hijo de un capitán en formación, pierde su padre a los 5 años y es educado por su madre y su hermana Henriette. Inició sus estudios en el colegio eclesiástico de su ciudad natal (1832-1838). En 1838 obtuvo una bolsa en el pequeño seminario de Saint-Nicolas-du-Chardonnet, en París, de donde pasó para la Casa de Issy (1841-1843), y después para Saint-Sulpice (1843-1845), donde aprendió hebraico. Entra en crisis de vocación sacerdotal en el contacto con la escolástica y la exegese de la Bíblia, escribiendo más tarde Souvenirs d'enfance et de jeunesse (Recuerdos de Infancia y de Juventud, 1883) sobre esta su "crisis religiosa". Tenía entonces 21 años.

Después de su salida del seminario, en 1845, hizo una corta estada en Stanislas, entrando después como maestra de estudios en la pensión Cruzet. Allá se relacionó con Marcelin Berthelot, aumentando su información acerca de las ciencias de la naturaleza, de una formación iniciada en Issy. Comienza entonces a escribir, con 25 años, L' Avenir de la science (El futuro de la ciencia), obra que sólo vendrá a publicar cuarenta años más tarde, en 1890, donde rechaza todo el sobrenatural, afirma la certeza de un determinismo universal y presenta un culto casi místico de la ciencia positiva.

En 1848, conquistaba una posición en la Universidad, siendo admitido a la agregação de filosofía. Sustituyó Bersot durante 3 meses en el liceu de Versalhes, siendo encargado de una misión la Italia, donde visita Roma, Florença, Venecia y Pádua, entre Octubre de 1849 y Junio de 1850.

En 1851 entra para la Biblioteca Nacional, presentando el año siguiente su tesis de doutoramento sobre Averróis y el Averroísmo (1852). Se hace colaborador de las "Revue des Deux Mondes" y "Journal des Débats", en 1853, recogiendo después artículos en Études d'histoire religieuse (1857) y Essais de morale et de critique (1859). Sin embargo, en 1856, casó la sobrina del pintor Ary Scheffer.

En 1860-1861, cumplió una misión arqueológica en la Fenícia, donde perdió su hermana Henriette Renan, comenzando el año siguiente un opúsculo sobre su hermana. Fue en esta ocasión que concibió la obra "Vida de Jesus" y lanzó sobre el papel su primera redacción. En 1862 fue nombrado profesor de hebraico en el Collège de France, pero, después de su primera aula, donde hube llamado Jesus de ‘hombre incomparable’, su curso fue suspenso por el gobierno de Napoleão III, curso después suprimido hasta 1870. En 1864-1865, un segundo viaje al oriente lo ayudó a preparar la secuencia, que él meditaba, de la ‘Vida de Jesus’, una de las obras más célebres del siglo XIX, rápidamente traducida en casi todas las lenguas. Renan era el primero en Francia a vulgarizar la exegese alemana de David Friedrich Strauss, según la cual la vida de Jesus nada tenía que intervención sobrenatural. En 1863, inicia su Historia de los orígenes del Cristianismo (1863-1883), rechazando toda la noción de misterio.

Los eventos de 1870-1871 lo inspiraron a escribir y publicar la obra Reforma intelectual y moral (1871). Miembro de la Academia de inscripciones desde 1856 (había recibido de ella en 1847, el premio Volney), Renan fue elegido en 1878 para la Academia Francesa; en 1884, reintegrado en la Universidad, se hacía administrador del Collège de France.

Los estudios orientales vendrían a ser el eje más importante de sus trabajos. Como Filólogo, Renan publicó la Historia General de las Lenguas Semíticas (1855), y tradujo, con estudios de introducción, 3 libros del antiguo testamento, Job (1858), el Cântico de los Cânticos (1860), Eclesiaste (1881).

De su vasta producción, se consideró en los círculos agnósticos y ateos que su parte menos sólida era la crítica del Nuevo Testamento, vista como poco conclusiva. Los Orígenes del Cristianismo o La Historia de Israel fueron bien endosos en esos sectores de opinión, considerándose que los medios físico, intelectual, y social, habrán sido reconstituídos con rigor. Sus retratos (de Jesus, Nero, Eclesiaste, Marco Aurélio, São Paulo) habrán sido más o menos imaginados y subjectivos, teniendo sin embargo Renan sabido evitar un simbolismo excesivo. Las comparaciones entre el pasado y el presente hacían la narrativa viva y sugestiva, suministrando muchos elementos de controversia. Un estilo afinado, elegante, sin sustentación sensible, respondía a la más pequeñas nuances de la idea. Un poco neutro en diferentes lugares en la descripción, nunca se mostró muy cargado en color, pero brilló al restituir el espíritu del paisaje.

En la última parte de su vida, se habrá inclinado para un correcto diletantismo, pero no tocando sobre la unidad fundamental característica de su pensamiento. Bajo la actitud un poco falsa del autor a la moda, se reconocía el racionalista radical, que jamás dejó el ceticismo invadir sus certezas ni sus partidos anti-clericais y anti-católicos. Él habrá pretendido distinguir los religiosos y la religión, buscando mostrar cómo se forman los primeros. Explicando psicológicamente el fenómeno de la creencia, también por ahí se juntó a la filosofía racionalista radical, según el siguiente principio: ni revelación, ni milagro. Pero ‘esta obra de ciencia irreligiosa, él la hizo religiosamente’; no hube querido estar alcanzado ‘a la categoría del ideal’, que para él resulta en el lugar de Dios. ES en este espíritu que él fue, tras Voltaire, y con el cual se parecía tan poco, un propagador de la historia de las religiones.

Sus obras historias comprenden, además de Mélanges d’histoire et de Voyages (1878), Los Apóstolos (1866), São Paulo (1869), El Anticristo (1878), Los Evangelios (1877), La Iglesia Cristiana (1879), Marco Aurélio (1881), y La Historia del Pueblo de Israel (1887-1893, en 5 volúmenes, cuyos últimos 2 últimos póstumos.

Él se divirtió al fin de la vida a expresar, bajo forma de Dramas Filosóficos (1888), en Caliban, l’Eua de Jouvence, lee Prête de Némi, l’Abbesse de Jouarre (1878-1886), un pensamiento libre, alternadamente irónico y emocionado.

Posteridade

La influencia de Renan fue grande sobre varios escritores de los finales del siglo XIX e inicios del siglo XX, tocando Paul Bourget (antes de su reconversão al catolicismo), Charles Maurras y Maurice Barrès. Desde el último cuartel del siglo XIX, en los países con lenguas nacionales derivadas del latim, su obra fue una referencia obligatoria para agnósticos y ateos, suministrando motivos ideológicos a los movimientos republicanos anti-clericais de inicios del siglo XX, como en Francia durante el combismo (Émile Combes) o en Portugal durante el costismo (Afonso Costa). En el inicio de la década de 1930, Benito Mussolini, al definir la doctrina del Fascismo vio en una su reflexión filosófica una "iluminación pre-fascista".

Su ensayo Qu'est-ce qu'une nation? (Lo que es una nación?, 1882), se hizo una referencia obligatoria en los estudios sobre el nacionalismo.

Ejerció gran influencia en Joaquim Nabuco. En su libro autobiográfico, Mi Formación, Nabuco dedica un capítulo (VII) la Renan.

Bibliografia de Ernest Renan

Póstuma

Bibliografia

Conexiones externas

Otros proyectos Wikimedia también contienen material sobre este tema:
Wikiquote Citações en el Wikiquote
Wikisource Textos originales en el Wikisource
Commons Imágenes y medía en el Commons