Visita Encydia-Wikilingue.con

Doctrina Espírita

doctrina espírita - Wikilingue - Encydia

Archivo:Allan Kardec portrait001.jpg
Allan Kardec, el codificador y sistematizador de la Doctrina Espírita.

La Doctrina Espírita, espiritismo o kardecismo [1][2][3], según la definición de su codificador, el pedagogo francés Hippolyte Léon Denizard Rivail - que adoptó el pseudônimo Allan Kardec - es una ciencia que trata de la naturaleza, origen y destino de los Espíritus, así como de sus relaciones con el mundo corporal.[4] El término más apropiado para designar esta doctrina es la denominación espiritismo, conforme orientación expresa en el primer libro de la codificación de la doctrina, El Libro de los Espíritus. Ya el término "kardecismo" fue introducido por parte de sus seguidores como forma de distinguirla de otras creencias y religiones existentes, principalmente en el Brasil, siendo, sin embargo, bajo la luz del propio Espiritismo un término equivocado, ya que podría inducir a la comprensión de que el papel de Allan Kardec extrapola los límites de la codificación y sistematização didáctica de los ensinamentos de la Doctrina o que existan varias corrientes de pensamiento dentro del espiritismo.

ES importante resaltar aunque, quienquiera que crea haber en sí alguna cosa más del que materia es, por definición, espiritualista, independiente de su religión, siendo, por lo tanto, el espiritualismo mientras oposición al materialismo, el pilar fundamental de la mayoría de las doctrinas religiosas.

En el caso del Espiritismo, la principal diferencia entre esta doctrina y la mayoría de las demás religiones es su creencia en la posibilidad de comunicación entre el mundo corporal y el mundo espiritual, pero, la fe en esta posibilidad de comunicación genera gran confusión por parte de los laicos entre el Espiritismo y las religiones afro-brasileñas, pero, cada una de ellas posee orígenes completamente distinguidos unas de las otras.

Nacido el siglo XIX, el día 18 de Abril de 1857 , con la publicación del Libro de los Espíritus, el Espiritismo se estructuró a partir de diálogos establecidos por espíritus desencarnados que, manifestándose por medio de médiuns , discorreram sobre temas religiosos bajo la ótica de la Moral Cristiana, o sea, teniendo por principio el amor al prójimo. De esta forma fue establecido el precepto primario de la Doctrina, de que sólo es posible buscar el aprimoramento espiritual a través de la caridad a los semejantes (Lema: No hay salvación fuera de la caridad), además de traer la luz nuevas perspectivas sobre diversos temas de gran relevancia filosófica y teológica.

El Espiritismo se caracteriza por el ideal de compreensão de la realidad mediante la integración entre las tres formas clásicas de conocimiento , que serían la ciencia , la filosofía y la moral . Según Kardec, cada una de ellas, toma aisladamente, tiende a conducir a excesos de ceticismo , negação o fanatismo .[carece de fuentes?] La doctrina espírita se propone, así, a establecer un diálogo entre las tres, visando a la obtención de una forma original que, a un sólo tiempo fuera más abrangente y más profunda, para de esta forma mejor comprender la realidad. Kardec sintetiza el concepto con la célebre frase: “Fe inabalável sólo lo es a que puede encarar frente el frente la razón en todas las épocas de la humanidad”.[carece de fuentes?]

La doctrina espírita adopta la Moral cristiana[nb 1], a pesar de sus concepciones teológicas diferenciadas. Para los espíritas, nombre dado a los seguidores del Espiritismo, Jesus Cristo se trata del espíritu más elevado a ya haber encarnado en la Tierra[5], así como la plantilla de conducta para el auto-aperfeiçoamento humano, habiendo probado, por la práctica de la caridad absoluta y por su propia encarnação, que el hombre puede soportar las pruebas necesarias para su elevación espiritual.

Tabla de contenido

Principios

Allan Kardec, en "Obras Póstumas", propone que el espiritismo sea una doctrina natural, passível de ser interpretada o no como religión por los hombres, es decir, capaz de colocar el hombre – o el espíritu – directamente en relación con Dios.

Para efectos didácticos, los principios fueron situados en la parte superior de este artículo por ser objeto de mayor interés al público en general que la historia del espiritismo. Además de eso, algunos lectores no visualizan el artículo entero y pueden tener una impresión completamente equivocada del término, dada la peculiaridade de su historia. El término siendo referenciado por la comunidad que lo integra, debe ser evidenciado por su essência y no por las curiosidades (que nao son pocas!), pues sería una abordagem leviana y frívola.

La doctrina espírita, de modo general, se fundamenta en los siguientes puntos:

Además de eso, se pueden citar como características secundarias:

Aunque la Doctrina Espírita no sea oriunda del Brasil, este es el país que posee la mayor cantidad de adeptos.[6] La Federación Espírita Brasileña, que integra el Consejo Espirita Internacional, es la principal entidad divulgadora de la Doctrina Espírita en el Brasil. Otra organización de vulto es la Confederação Espírita Pan-Americana. Esta última no concibe el espiritismo como religión, centrándose sólo en sus aspectos filosóficos y científicos.

Obras básicas

A continuación son presentadas algunas de las principales obras publicadas por Allan Kardec, entre las cuales se encuentran las llamadas obras básicas del espiritismo.

El Libro de los Espíritus

Archivo:Le Libre des Esprits 2.jpg
Publicación del Libro de los Espíritus de 1860 en París.

El Libro de los Espíritus[7], publicado en 1857, en él están contenidos los principios fundamentales de la Doctrina Espírita

Instrucciones Prácticas sobre las Manifestaciones Espíritas

Este libro fue publicado en 1858 por Allan Kardec, sin embargo con una pequeña tiragem. En vez de reeditarlo, Kardec prefirió diluir su contenido en las nuevas ediciones d'El Libro de los Espíritus y, futuramente, en El Libro de los Médiuns.

Lo Que es el Espiritismo?

El libro Lo Que es el Espiritismo?, publicado en 1859, es una introducción didáctica sobre la Doctrina Espírita.

El Libro de los Médiuns

El Libro de los Médiuns[8], o "Guía de los Médiuns y de los Evocadores", fue publicado en 1861 y versa sobre el carácter experimental e investigativo del espiritismo, visto como herramienta teórico-metodológica para comprenderse una "nueva orden de fenómenos", hasta entonces jamás considerada por el conocimiento científico: los fenómenos dichos espíritas o mediúnicos, que tendrían como causa la intervención de espíritus en la realidad física.

Evangelio Según el Espiritismo

El libro El Evangelio Según el Espiritismo[9], publicado en 1864, evalúa los evangelios canônicos bajo la óptica de la doctrina espírita, tratando con atención especial la aplicación de los principios de la moral cristiana y de cuestiones de orden religiosa como la práctica de la adoração, de la plegaria y de la caridad.

El Cielo y el Infierno

El libro El Cielo y el Infierno[10], o "La Justicia Divina según el Espiritismo", fue publicado en 1865 y se compone de dos partes: en la primera, Kardec realiza un examen crítico de la doctrina católica sobre la transcendência , buscando apuntar contradicciones filosóficas e incoerências con el conocimiento científico superabais, según él, mediante el paradigma espírita de la fe raciocinada. En la segunda, constan decenas de diálogos que habrían sido establecidos entre Kardec y diversos espíritus, en los cuales estos narran las impresiones que traen del además-túmulo.

La Gênese

El libro La Gênese[11], o "Milagros y las Predicciones según el Espiritismo", fue publicado en 1868 y aborda diversas cuestiones de orden filosófica y científica, como la creación del universo, la formación de los mundos, el surgimento del espíritu y la naturaleza de los dichos milagros, según el paradigma espírita de compreensão de la realidad.

Doctrina espírita y cristianismo

Princípio da imparcialidade
Este artículo o sección posee pasajes que no respetan el principio de la imparcialidade.
Tenga algún cuidado al leer las informaciones contenidas en él. Si pudiera, intente hacer el artículo más imparcial.

Los espiritistas (traducción muy usada durante las primeras décadas del siglo XX para el neologismo francés spirite) o espíritas, se afirman cristianos y atribuyen a la doctrina espírita el carácter de una doctrina cristiana, ya que consideran seguir los ensinamentos morales de Jesus. Sin embargo, esa asociación entre el espiritismo y el cristianismo es contestada por las religiones de matriz judaico-cristiana, bajo la alegación de que, aunque partilhem de valores morales semejantes, el rechazo espírita a diversos dogmas bíblicos y teológicos preconizados por ellas inviabilizaria la conceituação del espiritismo como cristiano.

Los espíritas fundamentan su defensa del carácter cristiano de la doctrina espírita en el hecho de Allan Kardec defender que la moral cristiana, redime de los dogmas de fe a ella asociados, sería lo que de más próximo a un código de ética divino y racional el hombre posee. Los espíritas argumentan que los dogmas fueron elaborados al largo de los siglos por la Iglesia Católica, no siendo, por eso, necesario los seguís para ser cristiano. Además de eso, el item 625 d'El Libro de los Espíritus afirma ser Jesus el mayor ejemplo moral de que dispone la humanidad, a pesar del espiritismo negar a él cualquier carácter efectivamente divino.[12]

La Profª Dora Incontri, post-doutorada por la Facultad de Educación de la Universidad de São Paulo, también defiende el carácter cristiano de la doctrina espírita, apuntando, en la propuesta estructurada por Allan Kardec, una nueva plantilla de religión, ajeno la dogmas, fórmulas, jerarquías sacerdotais y basado eminentemente en el aspecto ético-moral del individuo. Considera aún Jean-Jacques Rousseau y Johann Heinrich Pestalozzi como los dos grandes precursores de la idea de una "religiosidade natural", predominantemente moral, y defiende que "evidenciou-si con la publicación de "El Evangelio según el Espiritismo" y de "El Cielo y el Infierno" que, aunque no lo confesara, él [Kardec] estaba haciendo una nueva lectura del Cristianismo".[13]

Un estudioso de la religiosidade brasileña más escéptico, el Prof. Antônio Flávio Pierucci, del Departamento de Sociología de la Universidad de São Paulo, centra su análisis en aspectos sociológicos al defender que el espiritismo no es una religión legítimamente cristiana. Según él, los espíritas utilizan el cristianismo para se legitimarem. Pierucci defiende también que el vínculo con la Iglesia Católica, defendido por los espíritas sirvió, durante décadas, para luchar contra la discriminación y la intolerancia.[14]

El concepto bíblico

Las religiones de matriz judaico-cristiana entienden que, con la Ley dada a Moisés en el Antiguo Testamento, Dios interditou a la antigua Israel las comuniçações con el mundo de los espíritus y el uso de poderes sobrenaturais por ellos concedidos. "… no habrá en medio de ti nadie que haga pasar por el fuego su hijo o su hija, que interrogue los oráculos, practique adivinhação, magia, encantamientos, enfeitiçamentos, recurra a la adivinhação o consulte los muertos (necromancia)" (Deuteronômio 18:10-14). Afirman aunque esa prohibición es confirmada en el Nuevo Testamento, por las referencias contenidas en los Evangelios y en el libro de Actos de los Apóstolos a los "espíritus impuros". La citação del apóstolo Paulo en Gálatas 5:20, afirma que quién practica "feitiçaria" (o bruxaria, el término griego usado es farmakía) … no heredará el Reino de Dios". (En la Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Sagradas, el término es vertido por "espiritismo". Pero esta aplicación de la palabra no se refiere, por obvias razones cronológicas, a la doctrina espírita). ES común encontrar referencias al uso del término Espiritismo para denominar otras doctrinas y cultos que no sean aquella codificada por Allan Kardec.

Ya para la doctrina espírita, la Bíblia no condena la práctica mediúnica en sí, pues esta sería fundamentada en un fenómeno natural. La condena bíblica, que también encuentra apoyo en el movimiento espírita, es a uso de los recursos mediúnicos para finalidades frívolas o vueltas al beneficio propio. Según ella, diversos pasajes bíblicos exemplificariam a fenomenologia mediúnica, a ejemplo de I Samuel 9:9, II Crónicas 16:7, y Mateus 17:1-8.

A la vez, la postura analítica de la Doctrina Espírita propone que se evalúen los textos bíblicos, cuando verdaderamente originales, de forma crítica, llevando en cuenta su patamar simbólico, en función de los recursos vocabulares y figuras de lenguaje disponibles a la época, en ensinamentos dirigidos a un pueblo simple y sin repertório, y, consecuentemente, desprovido de las complejidades y riquezas lingüística, cultural y material necesarias para la compreensão de conceptos que ni aún el hombre actual, como todas sus adquisiciones intelectuales, es capaz de compreeender en toda su profundidad.

El diálogo con las religiones

La posición oficial de la Iglesia Católica prohíbe terminantemente a sus fieles asistir la sesiones mediúnicas realizadas o no con auxílio de médiuns espíritas - aunque estos parezcan ser honestos o piadosos - quiere interrogando los espíritus y oyendo sus respuestas, quiere asistiendo por mera curiosidad. Posiciones similares tienen las religiones evangélicas.

Sin embargo, la Iglesia Católica no niega la posibilidad física de comunicación con entidades espirituales. En investigaciones recientes, bajo la tutela de Papa João Paulo II, el Padre François Brune publicó el libro Los Muertos nos Hablan, en que defiende la realidad de las comunicaciones con los espíritus. Además de eso, principalmente en el Brasil, es posible observar una mayor tolerancia por parte de muchos laicos católicos a la prácticas mediúnicas.[15]

Actualmente, muchas comunidades evangélicas, a pesar de no concordar con los preceptos teológicos y filosóficos del espiritismo, han buscado, de la misma forma, mantener con este una relación respeitosa, por reconocer en los trabajos sociales desarrollados por las casas espíritas una actividad seria y comprometida. Algunas, inclusive, han buscado una aproximación concreta con las instituciones espíritas, sea por medio de la realización de cultos ecuménicos, sea a través del diálogo inter-religioso.

La doctrina espírita, por su parte, respeta todas las religiones y doctrinas, valora todos los esfuerzos para la práctica del bien y trabaja por la confraternização y por la paz entre todos los pueblos y entre todos los hombres, aunque rechace firmemente, reitérese, dogmas fundamentales de las religiones monoteístas; en el caso particular del cristianismo, se destacan lo de la divindade de Cristo, lo de la Santíssima Trindade, lo de la salvación/justificación por la gracia (más que por las obras/esfuerzos individuales), y lo de la existencia e importancia de la Iglesia como entidad espiritual, no sólo humana. Por eso existe una barrera muy difícilmente transponível entre los católicos tradicionales y los espíritas. El Espiritismo tiene cómo máxima la frase "Fuera de la caridad no hay salvación", lo que significa que, en siendo benevolente y caridoso, cualquier uno será gratificado, independientemente de su creencia -- al contrario del que creen los cristianos, que es la justificación por la fe en Cristo como Dios encarnado, y por sus méritos, muy más que por sus[carece de fuentes?].

Contexto

Durante el siglo XIX hube una gran onda de manifestaciones mediúnicas en los Estados Unidos y en la Europa . Estas manifestaciones consistían principalmente de ruidos extraños, pancadas en móviles y objetos que se movían o flotaban sin ninguna causa aparente. Entre ellos se destacó el caso de las Hermanas Fox, en los EUA.

En 1855, el profesor Denizard Rivail, que después adoptó el pseudônimo de Allan Kardec, se lanzó a la investigación del fenómeno, bastante común a la época, de las mesas girantes o baila de las mesas, en que mesas y objetos en general parecían animarse de una extraña vitalidade. Inicialmente escéptico, llegó a afirmar: "Yo creeré cuando venir y cuando consigan probarme que una mesa dispone de cerebro y nervios, y que puede hacerse sonâmbula; hasta que eso se dé, dadme el permiso de no enxergar en eso más que un cuento para dormir en pie". Después de dos años de investigaciones, no vio constatação de fraudes y ni un motivo para englobar todos los acontecimientos de esa orden en el ámbito de las falácias y/o charlatanices. Personalmente convencido no sólo de la realidad del fenómeno, que consideró esencialmente real a pesar de las mistificações existentes, pero también de la posibilidad de él ser causado por espíritus, Rivail dio un paso adelante: en lugar de dedicar el resto de su vida a la búsqueda por "probar científicamente" la explicación mediúnica para los fenómenos, buscó extraer de la posibilidad de que fueran causados por la acción de espíritus algo de útil para la humanidad.

La robusta formación humanística por qué hube pasado, bebiendo directamente de Pestalozzi , discípulo dileto de Rousseau , no podría limitarlo a una investigación meramente naturalista. La necesidad de dar alguno soporte a la espiritualidade humana en una época en que la ciencia avanzaba a pasos anchos y las religiones perdían cada vez más adeptos despertó en Kardec la idea de un nuevo modo de pensar el real, que uniera, de forma ponderada, la ascendente Ciencia y la decadente Religión, mediadas por la racionalidade filosófica. Así, Kardec hizo uso del empirismo científico para investigar los fenómenos, de la racionalidade filosófica para dialogar con lo que presumiu sean espíritus y analizar sus proposiciones, y buscó extraer de esos diálogos consecuencias ético-morales útiles para el ser humano. Surgía ahí, más precisamente en 18 de abril de 1857 , la doctrina espírita, sistematizada en la primera edición del Libro de los Espíritus.

Primeras observaciones

La médium Eusápia, en un experimento controlado por Alexandre Aksakof en 1892.

Los fenómenos mediúnicos son universales y siempre existieron, inclusive fartamente relatados en la Bíblia, pero los espíritas y muchos otros defensores de la explicación mediúnica para los llamados "fenómenos sobrenaturais" o "paranormais" adoptan la fecha de 31 de marzo de 1848 como el marco inicial de las modernas manifestaciones mediúnicas, alegadamente más ostensivas y frecuentes del que jamás hube ocurrido, lo que llevó muchos investigadores a se debruçarem sobre tales fenómenos. Afirman, pero, que acontecimientos envolviendo espíritus (personas que ya murieron) existen desde los primórdios de la humanidad.

Entre otros, citan como ejemplo los comentarios de Platão al hablar sobre el dáimon o genio que acompañaría Sócrates; la prohibición de Moisés a la práctica de la "consulta a los muertos", que sería una evidencia de la creencia judaica en esa posibilidad, ya que no se interdita algo irrealizável; y la comunicación de Jesus con Moisés y Elias en el Monte Tabor, citada en Mt, 17, 1-9.

Estudio sobre las mesas girantes

Según los biógrafos, Allan Kardec fue invitado por Fortier, un amigo estudioso de las teorías de Mesmer , a verificar el fenómeno de las mesas girantes con la disposición de observar y analizar los fenómenos que despertaban curiosidad el siglo XIX.

Las primeras manifestaciones tenidas como mediúnicas acontecieron por medio de mesas levantándose y batiendo, con uno de los pies, un número determinado de pancadas y respondiendo, de ese modo, o no , según fuera convencionado, a una cuestión propuesta.

Kardec, en analizando esos fenómenos, concluyó que no había nada de convincente en este método para los escépticos, porque se podía creer en un efecto de la electricidad, cuyas propiedades eran poco conocidas por la ciencia de entonces. Fueron entonces utilizados métodos para obtenerse respuestas más desarrolladas por medio de las letras del alfabeto: el objeto móvil, batiendo un número de veces correspondenteria al número de orden de cada letra, llegando, así, a formular palabras y frases respondiendo a la preguntas propuestas.

Kardec concluyó que la precisión de las respuestas y su correlación con la pregunta no podrían ser atribuidas al acaso. El ser misterioso que así respondía, cuando encuestado sobre su naturaleza, declaró que era un espíritu o genio , dio su nombre y suministró diversas informaciones a su respeto.

Fenómenos espíritas y la ciencia

Princípio da imparcialidade
Este artículo o sección posee pasajes que no respetan el principio de la imparcialidade.
Tenga algún cuidado al leer las informaciones contenidas en él. Si pudiera, intente hacer el artículo más imparcial.

La investigación de los hechos y causas del fenómeno mediúnico es objeto de estudio por la Investigación Psíquica, ramo de la parapsicologia (sustituyendo la metapsíquica ), que tiene como interés fundamental la averiguação de la ocurrencia de los aludidos hechos. Vienen haciéndose investigación seria y científica, y por veces, en nivel universitario, pero hasta el momento sin cualquier evidencia científica reprodutível. También, la doctrina espírita utiliza una metodologia científica propia, sin el rigor científico habitual y basada muchas veces en evidencias anedóticas.

Kardec, en el preámbulo de Lo que es el Espiritismo, afirma que el espiritismo "es una ciencia que trata de la naturaleza, origen y destino de los espíritus, así como de sus relaciones con el mundo corporal". Dentro de esa perspectiva, Kardec habría fundado la "ciencia espírita", teniendo como objeto el espíritu y toda la orden de fenómenos que a él dicen respeto. En la Revista Espírita, que publicó hasta su muerte, analiza varios relatos de fenómenos aparentemente mediúnicos o sobrenaturais oriundos de diversas partes del mundo. Buscaba distinguir, entre los relatos que le llegaban, los acontecimientos probables, o por lo menos verossímeis, de aquellos oriundos del charlatanismo o de la simple imaginação superexcitada.

Durante el siglo XIX, una controversa forma de evidenciar la existencia de espíritus era la llamada fotografía espírita, que obtuvo éxito especial en la Inglaterra , en los Estados Unidos y en la Francia . Fotógrafos amadores y profesionales se dedicaban a ella, fuera con el intuito de desmascarar lo que consideraban ser un fraude, fuera para demostrar la autenticidade del fenómeno. A pesar de los muchos fraudes existentes, casos famosos como lo del americano Mumler suscitan hasta hoy debates entre investigadores.

Más allá de los aspectos doutrinários, existe una diversidad de prácticas que vienen suscitando en las últimas décadas una creciente curiosidad - la ectoplasmia , psicocinesia, psicofonia, psicometria, levitação, telepatia, clarividência, precognição, veía onírica (sueños), psicografia, arte mediúnica, medicina y cirúrgia mediúnica, apometria, radiestesia y rabdomancia . Aún después de extensas investigaciones científicas, y debunks por James Randi, Harry Houdini y otros, ninguno de esos fenómenos fue rigurosamente referendado hasta hoy por la metodologia científica.

El espiritismo en el mundo

Consejo Espírita Internacional

El Consejo Espírita Internacional (CEI) es un organismo resultante de la unión de las asociaciones representativas de los movimientos espíritas nacionales. Fue constituido en 28 de noviembre de 1992 en Madrid, en España. Sus objetivos son:

El principal evento organizado por el CEI es el Congreso Espírita Mundial, realizado cada tres años.

Confederação Espírita Pan-Americana

La Confederação Espírita Pan-Americana, fundada en 5 de octubre de 1946 en la Argentina , es una institución internacional, que congrega majoritariamente espíritas de la América Latina. La CEPA posee instituciones adesas y afiliadas en diversos países, y defiende una visión laica acerca del espiritismo. La organización asume posicionamientos polémicos entre los espíritas, como la desvinculação entre la doctrina y el cristianismo y la necesidad de se atualizar el espiritismo en faz de la ciencia. Desde el día 13 de octubre de 2000 , la sede de la CEPA pasó a ser Porto Alegre, en el Río Grande del Sur. La actuación de la CEPA en el Brasil se da, principalmente, a través de eventos promovidos por instituciones adesas, como el Fórum del Libre Pensar Espírita y el Simpósio Brasileño del Pensamiento Espírita.

En el Brasil

Bezerra de Menezes e Chico Xavier foram dois grandes expoentes do espiritismo no Brasil.
Bezerra de Menezes y Chico Xavier fueron dos grandes exponentes del espiritismo en el Brasil.

Divulgado en prácticamente toda la Europa el siglo XIX, el Espiritismo llegó al Brasil en 1865. Tuvo a través de Bezerra de Menezes y Chico Xavier la oportunidad de se popularizar, esparciendo sus ensinamentos por gran parte del territorio brasileño. Hoy, el país es lo que reúne el mayor número de espíritas en todo el mundo. La Federación Espírita Brasileña – entidad de ámbito nacional del movimiento espírita – congrega aproximadamente diez mil instituciones espíritas, esparcidas por todas las regiones del país. Actualmente, el Brasil posee 2,3 millones de espíritas, en consonancia con el último censo[16] realizado por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), en 2000. Con efecto, el IBGE trata los términos Kardecismo y Espiritismo como equivalentes en su classifição censitária.[17]Tercero mayor grupo religioso del País, los espíritas son, también, el segmento social que tienen mayor renta y escolaridade, según los datos del mismo Censo. Los espíritas tienen su imagen fuertemente asociada a la práctica de la caridad. Ellos mantienen en todos los estados brasileños asilos, orfanatos, escuelas para personas carentes, creches y otras instituciones de asistencia y promoción social. Allan Kardec, el codificador del espiritismo, es una personalidad bastante conocida y respetada en el Brasil. Sus libros ya vendieron más de 20 millones de ejemplares en todo el País. Si fueran contabilizados los demás libros espíritas, todos decurrentes de las obras de Allan Kardec, el mercado editorial brasileño espírita ultrapasa 4.000 títulos ya editados y más de 100 millones de ejemplares vendidos.

Federación Espírita Brasileña

La Federación Espírita Brasileña fue fundada en 2 de enero de 1884 , en el Río de Janeiro. En 2004 completó 120 años. ES una sociedad civil, religiosa, educacional, cultural y filantrópica , que tiene por objeto el estudio, la práctica y la difusión del Espiritismo en todos sus aspectos, con base en las obras de la codificación de Allan Kardec y en los Evangelios canônicos. El Departamento Editorial de la FEB posee un catálogo de más de 400 títulos que totalizan 39 millones de libros vendidos. Todos inspirados en la Codificación Kardequiana: romances, mensajes, cuentos, crónicas, textos científicos y filosóficos , además de CD-ROMs , vídeos, apostilas y CDs de canciones espíritas.

En Cuba

Después de la legalização de las religiones en Cuba, hube un renascimento del espiritismo, que venía ocurriendo en el país desde el siglo XIX.

Según datos del Ministerio de las Religiones, en Cuba, hay 400 centros espíritas y 200 más siendo registrados, haciendo el país el segundo país más espírita del mundo, por número de centros. La Asociación Médico Espírita de Cuba es a con el mayor número de militantes en la Asociación Médico-Espírita Internacional.[18]

Críticas

Por favor mejore este artículo o sección, expandiéndolo. Más información puede ser encontrada en la página de discusión o en artículos a profundizar.

Un foco importante de críticas a la Doctrina Espírita se vuelve contra los dogmas del Espiritismo, como la reencarnação, la mediunidade y la ley de la evolución espiritual. Grupos de escépticos y de cristianos contestan también la caracterización del espiritismo como un movimiento científico y cristiano, defendida por adeptos.[19][20][21]

Ver también

Notas

  1. Léon Denis escribió: "El ideal que proclaman las voces del mundo invisible no es diferente de aquel del fundador del cristianismo". René Kopp también escribió: "El Espiritismo será cristiano o nada será". Más detalles sobre esta percepção pueden ser obtenidos en El Espiritismo Cristiano.

Referencias

  1. Enciclopédia Barsa.  Encyclopaedia Britannica Editores Ltda., 1970.
  2. Spiritism/Kardecism. Universidad de Cumbria. Página visitada en 13 de abril de 2010.
  3. Kardecist Spiritism Spirits Spiritual Kardecism World Kardec. economicexpert.con. Página visitada en 13 de abril de 2010.
  4. Allan Kardec. Lo Que es el Espiritismo: nociones elementales del mundo invisible por las manifestaciones de los espíritus; traducción directa del original francés por Wallace Leal V. Rodrigues. São Paulo: Ed. LAKE, 1998
  5. Allan Kardec. El Libro de los Espíritus, cuestión número 625.
  6. El Brasil es la capital mundial del Espiritismo Periódico Mundo Espírita
  7. Allan Kardec. El Libro de los Espíritus (en portugués).
  8. Allan Kardec. El Libro de los Médiuns (en portugués).
  9. Allan Kardec. El Evangelio Según el Espiritismo (en portugués).
  10. Allan Kardec. El Cielo y el Infierno (en portugués).
  11. Allan Kardec. La Gênese (en portugués).
  12. Obras Póstumas, 13.ª Edición, pág. 121
  13. Pedagogía Espírita: un proyecto brasileño y sus raíces histórico-filosóficas. São Paulo: Feusp, 2001. p. 74
  14. Finalmente, espiritismo es religión? La doctrina espírita en la formación de la diversidad religiosa brasileña USP
  15. Comunicación con los muertos
  16. Estas informaciones son encontradas en las planilhas disponibilizadas por el IBGE en la siguiente dirección:[1]. Se encuentran réplicas de estos datos en las siguientes casas de campo: [2], [3] y [4].
  17. La clasificación de las religiones usadas por el IBGE está disponible a través del camino Censo_Demografico_2000/Anexos/CD_1 en el link http://www.ibge.gov.br/servidor_archivos_est/
  18. SANTOS, Cláudia. Cuba, el segundo país más espírita del mundo. Asociación Médico-Espírita Internacional.
  19. MinistérioCACP - Un espírita puede ser cristiano?
  20. Por qué Kardec se dice cristiano?
  21. LEWGOY, Bernardo. Representaciones de ciencia y religión en el espiritismo kardecista. Civitas, Porto Alegre, v. 6, n. 2, jul.-dic. 2006, p. 151-167.

Bibliografia

Conexiones externas

Obras de la codificación (en dominio público)

mwl:Spritismo