Visita Encydia-Wikilingue.con

Burrhus Frederic Skinner

burrhus frederic skinner - Wikilingue - Encydia

Esta página precisa ser reciclada en consonancia con el libro de estilo. (desde Febrero de 2008)
Siéntase libre para editarla para que esta pueda alcanzar un nivel de calidad superior.
Burrhus Frederic Skinner

Burrhus Frederic Skinner (Susquehanna, Pensilvânia, 20 de Marzo de 1904 Cambridge, 18 de Agosto de 1990 ) fue un autor y psicólogo estadunidense. Condujo trabajos pioneros en psicología experimental y fue el propositor del Behaviorismo Radical, abordagem que busca entender el comportamiento en función de las interrelações entre la filogenética, el ambiente (cultura) y la historia de vida del individuo.

La base del trabajo de Skinner se refiere la compreensão del comportamiento humano a través del comportamiento operante (Skinner decía que su interés era en comprender el comportamiento humano y no manipularlo).

El trabajo de skinner es el complemento, eo coroamento de una escuela psicológica. Skinner adoptaba prácticas experimentáis derivadas de física y otras ciencias.

Otros importantes estudios del autor se refieren al comportamiento verbal humano y el aprendizaje.

Tabla de contenido

Vida

Nacido en una familia presbiteriana, tuvo una infancia bien tradicional. Según Skinner "su ambiente de la infancia era estable y no le faltó afecto".

Frecuentó el mismo ginásio donde sus padres habían estudiado; había sólo siete otros alumnos en su sala al final del curso. Él me gustaba la escuela y era el primero a llegar todas las mañanas. Cuando niño y adolescente, me gustaba construir cosas: trenós, carrinhos, jangadas, carrosséis, atiradeiras, plantillas de aviones y hasta un cañón a vapor con el cual tiraba casquillos de patata y cenoura en los telhados de los vecinos. Pasó años intentando construir una máquina de movimiento perpetuo. También tenía interés por el comportamiento de los animales. Leía mucho sobre ellos y mantenía tartarugas, cobras, lagartos, sapos y esquilos listrados. En una feria rural, él observó cierta hecha, un bando de palomos en una presentación; años más tarde, él entrenaría esas aves para realizar una variedad de comportamientos.

El sistema de psicología de Skinner es bajo muchos aspectos un reflexo de sus primeras experiencias de vida. Él consideraba la vida un producto de refuerzos pasados y afirmaba que su propia vida fuera tan predeterminada, organizada y ordeira cuanto su sistema dictaba que todas las vidas humanas fueran.

A consejo de un amigo de familia, Skinner se matriculou en el Hamilton College de Nueva York. Él escribió:

"Nunca me adapté a la vida de estudiante. Ingresé en una fraternidade académica sin saber del que se trataba. No era bueno en los deportes y sufría muy cuando mis canelas eran alcanzadas en el hóquei sobre el hielo o cuando mejores jugadores de baloncesto hacían tabla en mi cabeza… En un artículo que escribí a finales de mi año de calouro, reclamé de que el colegio me obligaba a cumplir exigencias innecesarias (una de ellas era la presencia diaria en la capela) y que casi ningún interés intelectual era demostrado por la mayoría de los alumnos. Mi último año, yo era un rebelde declarado".

Con parte de esa revuelta, Skinner instigava trotes que mucho perturbaron la comunidad académica y se entregaba a ataques verbales a los profesores y a la administración. Su desobediência continuó hasta el día de la graduação, cuando en la apertura de la ceremonia, el director lo alertó, y a sus amigos, que, si no se comportaran, no pegarían grado.

Él se formó en inglés, recibió la llave simbólica de la Phi Beta Kappa y manifestó el deseo de hacerse escritor. Cuando niño, tenía escrito poemas e historias, y, en 1925, en un curso de verano sobre redacción, el poeta Robert Frost hube hecho comentarios favorables sobre su trabajo.

Durante dos años tras la formatura, Skinner se dedicó a escribir. Pasó un año en el Greenwich Village, pero acabó se desiludindo con su falta de habilidad literaria. Concluyó que tenía pocas experiencias y que le faltaba una perspectiva personal para escribir.

Esa falta de éxito como escritor lo dejó tan desesperado que pensó en consultar un psiquiatra. Se consideró un fracaso y estaba con suya auto-estima sacudida. También estaba desapontado en el amor; al menos una media docena de jóvenes había rechazado sus embestidas, dejándolo con lo que él describió como intenso dolor físico. Skinner quedó tan perturbado que grabó la inicial del nombre de una mujer en el brazo, donde permaneció durante años.

Tras leer sobre John B. Watson e Ivan Pavlov, decidió transferir su interés literario por las personas para un interés más científico. En 1928, se inscribió en la post-graduação de psicología en Harvard, aunque nunca hubiera estudiado psicología antes. Fue para la post-graduação, dije él, "no porque fuera un adepto totalmente comprometido de la psicología, pero para huir de una alternativa intolerable". Comprometido o no, doutorou-se tres años más tarde. Su tema de dissertação da un primer atisbo de la posición a que él iría a adherir por toda su carrera. Su principal proposición era de que un reflexo no es sino la correlación entre un estímulo y una respuesta. Concluyó el máster en 1930 y el doutorado en 1931.

Tras varios polvos-doutorados, Skinner fue dar aulas en la Universidad de Minnesota (1936–45), en esa época se casó con Yvonne Blue, con quién tuvo dos hijos, y en la Universidad de Hindú (1945–47). En 1947, volvió la Harvard. Su libro de 1938, "El Comportamiento de los Organismos", describe los puntos esenciales de su sistema inicial. Su libro de 1953 , "Ciencia y Comportamiento Humano", es tenido como un manual básico de su psicología comportamentalista.

Skinner se mantuvo productivo hasta la muerte, a los ochenta y seis años, trabajando hasta el fin con la misma determinación con que hube comenzado unos sesenta años antes. Sus últimos años de vida, él construyó, en el pondrán de su casa, su propia "caja de Skinner" – un ambiente controlado que propiciaba refuerzo positivo. Él dormía allí en un tanque plástico amarillo, de tamaño sólo suficiente para contener un colchão, algunas prateleiras de libros y un pequeño televisor. Iba a dormir toda noche a la diez, despertaba tres horas después, trabajaba por una hora, dormía tres horas más y despertaba a la cinco de la mañana para trabajar tres horas más. Entonces, iba para el gabinete de la universidad para trabajar más, y toda tarde retemperava las fuerzas oyendo música.

A los sesenta y ocho años, escribió un artículo intitulado "Auto-Administración Intelectual en la Vejez", citando sus propias experiencias como estudio de caso. Él mostraba que es necesario que el cerebro trabaje menos horas cada día, con periodos de descanso entre picos de esfuerzo, para la persona lidar con la memoria que comienza a fallar y con la reducción de las capacidades intelectuales en la vejez. Enferma terminal con leucemia, presentó una comunicación en la convención de 1990 de la APA, en Boston, sólo ocho días antes de morir; en ella, él atacaba la psicología cognitiva.

En la noche anterior a su muerte, estaba trabajando en su artículo final, "Puede la Psicología ser una Ciencia de la Mente?", otra critica al movimiento cognitivo que pretendía suplantar su definición de psicología. Skinner murió en 18 de Agosto de 1990 .

Experimentando palomos

ES posible un palomo tener supertição? La supertição humana es un fenómeno complejo y su historia de desarrollo en la vida de las personas aún no es comprendida. La despeito de la complejidad, los fenómenos, o aspectos de ellos, ha sido investigados por los científicos por medio de plantillas animales. Skinner llegó a estudiar el efecto de la liberação de alimento en intervalos de tiempo fijo y variable a palomos. Independiente del que los palomos hicieran en una caja, un alimento era liberado y el palomo podía entonces lo consumís. Él observó que los palomos, durante algún tiempo pasaban a comportarse como si la comida estuviera asociada al que ellos estaban haciendo. Uno de los palomos pasó a mover la cabeza para un lado y para el otro, mientras otro daba vueltas en la gaiola, y así por delante. Skinner llamó ese patrón de comportamiento superticioso. Sus trabajos fueron pioneros en esta área e impactantes para toda una generación de investigaciones sobre supertição en la psicología experimental.

Críticas

Críticas a la ideas de Skinner se fortalecieron especialmente en las décadas de 1960 y 1970, después de su libro Walden II tenerse hecho éxito de ventas, atrayendo admiradores y contestadores. Las ideas de Skinner fueron en especial confrontadas con las ideas de Carl Rogers. Para Rogers, Skinner privilegia conceptos como control y previsibilidade, y da poco valor a conceptos como libertad y realización personal. Skinner defiende una plantilla de educación que parte del medio para el individuo mientras Rogers defiende que la educación debe ser hecha del individuo para el medio.[1] La abordagem de Rogers considera la plantilla de educación y control de comportamiento de Skinner excesivamente mecanicista y determinista.[2]

Referencias

  1. Bill Y. Forisha, Frank Milhollan. Skinner X Rogers: Maneras contrastantes de encarar la educación.  8.ed. São Paulo: Summus, 1978. pp.196. 9788532300355
  2. Schultz D.P., Schultz S.Y.. Historia de la Psicología Moderna.  São Paulo: Cultrix, 1992. 9788522106813

Ver también

Wikiquote
El Wikiquote tiene una colección de citações de o sobre: Burrhus Frederic Skinner.

Conexiones externas