Visita Encydia-Wikilingue.con

Absolutismo en la Inglaterra

absolutismo en la inglaterra - Wikilingue - Encydia

El Absolutismo en la Inglaterra estuvo presente en las dinastias de Tudor y Stuart. La monarquía inglesa, desde el siglo XIII, presentaba una característica peculiar: la existencia de un Parlamento. Esto representaba una correcta limitación del poder real. Ese cuadro comenzó a cambiar con la Guerra de los Cien Años, la monarquía inglesa pasó a contar con el apoyo de la nobleza, dando inicio a un proceso de fortalecimento que se extendió al largo de toda duración de la guerra. Sin embargo, con el final de la guerra y la consecuente derrota inglesa, se dio una devaluación de la monarquía, una atenuación del Ejército y una crisis económica. Esos elementos influenciaron una disputa de los sectores descontentes de la nobleza por el poder real. Esa reacción dio origen a la Guerra de las Dos Rosas (1455-1485), que durante treinta años dilacerou el territorio inglés.

Tabla de contenido

La dinastia Tudor

El final de esa guerra se dio con un acuerdo entre Henrique Tudor (Henrique VII) y la familia York. Ocurrió una consecuente boda entre Henrique e Isabel de York, significando un pacto entre los sectores más importantes de la nobleza inglesa.

Así se inició la dinastia Tudor y cupe al hijo de Henrique VII (1509-1547), Henrique VIII, eliminar el único poder que aún ofrecía peligro la nobleza: El poder de la Iglesia Católica en la Inglaterra . Y así lo hizo a través de la Reforma Anglicana.

Al tiempo que traía para sí el poder hasta entonces ejercido por la Iglesia, Henrique VIII confiscó todas sus tierras, usándolas para distribuir a la nobleza en pago de apoyo político. Además de eso, durante su gobierno, se inició un intenso desarrollo comercial, con inversiones en la marina mercante, posibilitando intensos logros para los comerciantes y para el Estado. La política de Henrique VIII consiguió traer el apoyo total del Parlamento, que pasó de órgano limitador del poder real para instrumento de limitación de este poder.

El sussessor e hijo de Henrique VIII, Eduardo VI (1547-1553) dio proseguimiento a la política religiosa de su padre, pero su hermana Maria I (1553-1558) casada con Felipe II, rey de España, restableció el catolicismo y persiguió ferozmente los protestantes. Elizabeth I (1558-1603), hija más nueva de Henrique VIII restableció el anglicanismo.

Los tres principales reyes abdolutistas de la Inglaterra pertenecieron la dinastia Tudor y fueron Henrique VII, Henrique VIII y Elizabeth I. Estos reyes desarrollaron la Inglaterra y a transformaron en una de las mayores potencias marina y militar, de aquella época.

Conspiración Católica

Maria Stuart, reina de la Escocia, con apoyo católico y de su cunhado Felipe II(rey de España), por también ser católica, conspira contra Elizabeth I(suya prima) para tomar el trono de la Inglaterra. La conspiracao y revelada y Elizabeth busca y ejecuta los envueltos, con la salvedad de Maria y Felipe: por haber el riesgo de formarse una revolucao catolica en su padres para la derrumbas, y también el riesgo del heredero escosses (Jaime I) iniciar una guerra contra la Inglaterra, para vengar el zina. Elizabeth entonces ofrece el trono ingles a Jaime, si este aceptara la muerte de su mae en cambio.

Dinastia Stuart

Con la muerte de Elizabeth I, el trono pasó para Jaime VI, rey de la Escocia, primo distante de Elizabeth. Jaime asumió con el nombre de Jaime I iniciando un periodo conturbado. La burguesia fortalecida con el gran desarrollo económico, alcanzado durante la dinastia Tudor, pasa a reivindicar derechos políticos e igualdad con la nobleza. A la vez, el proceso de Cercamentos hube generado una masa de ex-campesinos miserables que sufrieron como animales, concentrados en las grandes ciudades, representando un fuerte elemento de tensión social y de oposición al rey. Carlos I (1625-1648), hijo de Jaime I, buscando reforzar el absolutismo, fijó nuevos impuestos sin aprobación parlamentaria. En 1628, los gastos causados por la guerra con la Francia obligaron el rey a convocar el Parlamento hostil que le impuso la Petición de los Derechos. El control de la política financiera y de la convocatoria del ejército del zina pasaron a ser de incompetencia del Parlamento, que sería convocado regularmente.

Bibliografia